Enlaces accesibilidad

El Congreso aprueba la reforma educativa de Wert con los únicos votos del Partido Popular

  • Toda la oposición vota en contra menos Foro y UPN que se abstienen
  • La tramitación de la LOMCE continua ahora en el Senado
  • Las primeras medidas se implantarán en el curso 2014-2015

Enlaces relacionados

Por
El Congreso aprueba la reforma educativa de Wert con los únicos votos del Partido Popular

El Pleno del Congreso ha aprobado este jueves con los únicos votos del Partido Popular el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), conocida popularmente como ley Wert. La reforma educativa, que ahora pasa al Senado, ha recibido el voto en contra de toda la oposición, excepto Foro Asturias y UPN, que se han abstenido.

El conjunto del proyecto legislativo orgánico ha recibido por lo tanto un total de 182 votos favorables, 137 en contra y dos abstenciones.

El proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que modifica parcialmente la Ley Orgánica de Educación (LOE) aprobada por el Gobierno socialista en 2006, refuerza la libertad de enseñanza y el derecho de elección de centro, fija el castellano como lengua vehicular de la enseñanza en toda España y establece evaluaciones al final de cada etapa educativa.

Además, las asignaturas estarán agrupadas en tres bloques: troncales, específicas y de libre configuración. El horario y currículo de las primeras lo definirá el Ejecutivo, mientras que las comunidades autónomas se encargarán de las específicas [Claves y novedades de la reforma educativa].

Se elimina la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía y se crea Valores, una alternativa a la materia de Religión, que también será calificada. La calificación de la asignatura de Religión, además, contará en la media académica para la solicitud de becas.

La reforma blinda los conciertos a los centros de educación diferenciada y propone una mayor autonomía de los centros, cuyos directores tendrán que ser acreditados.

Empezará a aplicarse el curso que viene

El Gobierno espera que la aprobación definitiva de la reforma tenga lugar a finales de noviembre o comienzos de diciembre, de nuevo en el  Congreso de los Diputados, para ponerse en marcha a partir del curso que viene, 2014-2015.

Al texto se le presentaron 11 enmiendas de devolución por parte de todos los grupos de la oposición salvo los citados Foro Asturias y UPN, así como 770 enmiendas parciales a ciertos artículos.

La redacción final del dictamen incluye las 42 autoenmiendas del PP y 36 propuestas (varias de ellas transaccionadas) de UPyD, UPN, BNG, Foro Asturias, Coalición Canaria, UPN y Esquerra Republicana de Catalunya, la mayoría de carácter técnico, y que abundan en aspectos como la autonomía de los centros o la libertad de los padres.

El castellano, lengua vehicular en todo el Estado

Las mayores novedades incorporadas durante este trámite son la unificación de los bachilleratos de Humanidades y de Ciencias Sociales (propuesta del PP y de UPN) y la consideración del castellano como lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado.

Se unifican los bachilleratos de Humanidades y Ciencias Sociales y el profesor será figura de autoridad pública

Este último punto se corresponde con una de las 13 enmiendas consensuadas entre PP y UPyD (el grupo que más modificaciones introdujo), y supone además un respaldo explícito a los modelos trilingües como el de Baleares.

Además, UPyD logró el reconocimiento de la figura del profesor como autoridad pública, la imposición de ciertos requisitos objetivos para la elección de los directores de centros y el impulso al préstamo gratuito de libros de texto. Sin embargo, la formación magenta ha votado en contra del conjunto del proyecto.

La oposición promete derogarla con una nueva mayoría

Los portavoces de PSOE, La Izquierda Plural, CiU, PNV, ERC, Equo/Compromís, Amaiur, Coalición Canaria, BNG y Geroa Bai se han unido frente la mayoría parlamentaria del PP en su intención de derogar la Lomce en cuanto cambie la mayoría parlamentaria, tal como acordaron en julio que harían de no producirse cambios sustanciales.

Consideran que es la reforma educativa sustentada en la Lomce nace "muerta", es un "zombi", y que además se ha tramitado "sin cambios sustanciales y sin escuchar a la comunidad educativa". De hecho, tanto ERC como Amaiur han advertido que no se aplicará en Cataluña ni el País Vasco.

Durante sus intervenciones, los grupos opositores tacharon la ley de "segregadora, clasista, incongruente y recentralizadora", así como de "ataque al catalán y al modelo de inmersión lingüística" de esta Comunidad.

Diputados de diferentes formaciones de la oposición se reunieron al concluir el debate a las puertas de la Cámara con miembros de la confederación de asociaciones de padres, Ceapa, y de los sindicatos de profesores FETE-UGT, FE-CCOO y STES, para escenificar su rechazo a la ley.

Al debate de la Lomce asistió el ministro de Educación, José Ignacio Wert, quien reconoció que le habría gustado que la ley hubiese contado con "más apoyos", "pero evidentemente no ha sido posible y no precisamente por la falta de voluntad de diálogo que hayamos mostrado".

Frente a las críticas de la oposición, el ministro asegura que esta ley es la primera que reconoce el modelo de "inmersión lingüística", ya que otorga a las lenguas cooficiales el mismo tratamiento que el castellano, y ha alertado de la necesidad de mejorar un sistema educativo en el que cada repetidor incrementa los costes en 7.000 euros.

Noticias

anterior siguiente