Anterior Puigdemont cree que la "mejor política social" que se puede hacer en Cataluña es la independencia Siguiente Visiones personales, babel de idiomas y apuestas arriesgadas en los Goya 2018 Arriba Ir arriba
Montaje con diferentes carteles de las elecciones alemanas del 22 de septiembre. Reuters REUTERS

Así son las elecciones federales alemanas de 2013

  • Qué se elige, cómo se vota, sondeos, campaña, calendario...

  • Todos los datos sobre los comicios del 22 de septiembre

|

Este domingo 22 de septiembre Alemania celebra elecciones federales que decidirán si saldrá el nuevo Gobierno. A continuación, las claves de estos comicios.

QUÉ SE ELIGE

Se eligen a los diputados que formarán parte de la 18ª legislatura del Bundestag, la principal cámara legislativa de Alemania, considerada Cámara baja. La otra cámara, el Bundesrat, solo legisla sobre cuestiones que afectan a las competencias de los estados federales y sus miembros son designados por las instituciones regionales.

En principio se eligen 598 diputados, aunque por la particularidad del sistema electoral, esta cifra puede aumentar. Después serán estos diputados quienes elijan de entre ellos al jefe de Gobierno o canciller para los próximos cuatro años por mayoría absoluta.

QUIÉN ELIGE

Unos 62 millones de personas están llamadas a las urnas en estos comicios. El voto no es obligatorio. Pueden votan los mayores de 18 años.

CÓMO SE ELIGE

El reparto de escaños en Alemania es bastante complejo, pero es un sistema de una gran proporcionalidad donde se mezcla el voto a candidatos locales con el voto a listas cerradas. Normalmente, se puede considerar que pesa más este último.

Esto solo podría cambiar si se da una gran distorsión entre el voto directo a candidatos y el voto a listas. En todo caso, es el motivo por el que el número de diputados electos no es fijo.

PARTIDOS, CANDIDATOS y PROGRAMAS

El gran partido conservador alemán, la Unión Cristianodemócrata (CDU), aspira a seguir al frente del Gobierno alemán como desde 2005. Como siempre, en el estado de Baviera la CDU deja su lugar a su partido hermano la CSU y la coalición presentan de nuevo como candidata a Angela Merkel. La CDU presume de que bajo su gestión, Alemania ha sorteado mucho mejor que otros países la grave crisis económica de la zona euro y sigue apostando por un modelo eminentemente liberal.

El principal partido de la oposición es el Partido Socialdemócrata (SPD), que ha perdido una gran parte de sus apoyos en los últimos años, pero que sigue gobernando en varios estados federales. El cabeza de lista del SPD para estos comicios es Peer Steinbrück, exministro de Finanzas en el gobierno de gran coalición con la CDU entre 2005 y 2009. El SPD pide una serie de reformas de corte social y ha lema de la expresión: “Quiero una Alemania que sea fuerte por ser justa”.

Se presentan otros tres partidos con representación en el actual Bundestag: el partido liberal (FPD), socio minoritario en la actual coalición de gobierno; La Izquierda, que se define como anticapitalista, así como Los Verdes.

Los partidos que aspiran a gobernar suelen presentarse ante los electores con un candidato a canciller, pero no es obligatorio y algunos de los partidos pequeños hacen campaña con varios cabezas de cartel.

CAMPAÑA y FINANCIACIÓN

La campaña para las elecciones federales no tiene una duración definida, pero los partidos no han parado de dar mítines desde mediados de agosto. No hay jornada de reflexión y se prevén mítines hasta el día de la votación, con los locales electorales ya abiertos.

Más allá, Alemania vive en un estado de campaña casi permanente al multiplicarse las citas electorales en los distintos niveles de la administración y sobre todo por las fechas que se fijan para los comicios en cada uno de los 16 estados.

Puesto que el determinante del resultado es el voto a las listas en cada estado, y no tanto el voto a los candidatos locales directamente elegidos, estos últimos apenas hacen una campaña separada.

Tampoco una regulación de los debates públicos entre candidatos. En esta campaña solo se ha celebrado un cara a cara entre Merkel y Steinbrück el 1 de septiembre.

En cuanto a la financiación, los expertos consideran que, en general, el modelo alemán es mejor que el de la mayoría de países europeos. No obstante, según grupos pro-transparencia, tiene graves defectos. Por ejemplo, no hay límite al gasto en campañas ni límite al dinero que se puede donar a los partidos. Además, hasta 10.000 euros no se tiene que hacer público el nombre del donante.

SONDEOS Y POSIBLES COALICIONES

En Alemania los sondeos se pueden publicar hasta el mismo día de las elecciones. La última encuesta de la televisión pública alemana se ha publicado este jueves: este Politbarometer, considerado el barómetro más fiable del país, apunta a un empate entre la actual coalición de Gobierno (CDU/CSU y FDP) frente a un hipotético bloque opositor del resto de fuerzas.

La CDU/CSU obtendría el 40% de los votos frente al 27% el Partido Socialdemócrata. Los Verdes obtendrían un 9, La Izquierda un 8,5% y el FDP un 5,5%, justo por encima del umbral mínimo para obtener representación parlamentaria (el 5%). Así, se quedarían sin escaños los euroescépticos de Alternativa para Alemania (4%).

Tanto el SPD como La Izquierda han descartado pactar entre ellos, lo que en la prática hace inviable un gobierno progresista. Los sondeos apuntan que la coalición preferida por los electores sería la de la CDU con el SPD, la denominada "gran coalición".

ESCRUTINIO y CALENDARIO POSTELECTORAL

Está previsto que los resultados se conozcan solo unas horas después del cierre de los colegios.

En el plazo de un mes después de las elecciones, se debe constituir el nuevo Parlamento. Una vez elegidos los órganos de gobierno de la Cámara, se procede a la votación para el jefe del Gobierno o canciller, que formalmente es propuesto para el cargo por el jefe del Estado alemán, cuyas funciones son más bien simbólicas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente