Enlaces accesibilidad

Las claves del conflicto en Gibraltar

  • Hace 300 años España cedió Gibraltar al Reino Unido
  • La soberanía de las aguas es una de las principales fricciones
  • El conflicto con los pescadores españoles se recrudece
  • El último incidente ha elevado la tensión diplomática

Por

El contencioso entre España y Reino Unido sobre Gibraltar se remonta a hace 300 años y las tensiones diplomáticas, especialmente en torno a la soberanía de las aguas, aparecen con cierta frecuencia y muy especialmente en época estival.

El lanzamiento por parte de las autoridades del Peñón de 70 bloques de hormigón y el repetido conflicto con los pescadores españoles, a los que el Peñón prohíbe faenar, ha elevado la tensión entre Madrid y Londres y ha llevado incluso a que el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro británico, David Cameron, se vean obligados a hablar por teléfono para calmar las aguas.

¿Cuándo cedió España el Peñón de Gibraltar?

En agosto de 1704 el Peñón y la Plaza gibraltareños fueron ocupados por las tropas británicas del almirante George Rooke, durante la Guerra de Sucesión española. Años después, el 13 de julio de 1713, el Peñón fue cedido al Reino Unido por el Tratado de Utrecht, del que se han cumplido 300 años.

¿Qué estableció el Tratado de Utrecht?

España, en base a este tratado, cedió la ciudad, el castillo, el puerto, la defensa y las fortalezas de Gibraltar.

Además, el tratado, firmado por Felipe V, recoge que si la Corona británica quiere en algún momento "dar, vender o enajenar la propiedad de dicha ciudad de Gibraltar", España tendría derecho preferente para recuperar el territorio.

¿Cómo interpretan España y Reino Unido el tratado, 300 años después?

La disputa por las aguas de Gibraltar se remonta precisamente al Tratado de Utrecht por la diferente interpretación que de él hacen en España y en Reino Unido.

España reconoce que en base a este texto solo cedió la ciudad, el castillo, el puerto, la defensa y las fortalezas y entiende que nada dice sobre las aguas jurisdiccionales.

Reino Unido, por su parte, entiende que la cesión lleva implícita la entrega automática de las aguas.

¿Qué dice la ONU sobre las aguas jurisdiccionales?

Considerada la Constitución de los océanos, la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDM) establece que el límite máximo del mar territorial de cada Estado es de 12 millas. Desde su entrada en vigor en 1994, establece que cualquier territorio costero tiene proyección jurisdiccional sobre sus aguas adyacentes. 

España ratificó este texto pero incluyó una "claúsula interpretativa" a través de una disposición de la Ley 10/1977: "El presente texto legal no puede ser interpretado como reconocimiento de cualesquiera derechos o situaciones a los espacios marítimos de Gibraltar que no estén comprendidos en el artículo 10 del Tratado de Utrecht".

Tal y como ocurre con el tratado, también hay discrepancia en la interpretación de esta norma de la ONU. Así, mientras España incluyó esa claúsula, el Reino Unido estableció para Gibraltar un mar jurisdiccional de tres millas, fuente del conflicto con los pescadores de la flota gaditana.

¿Cuál fue el último acuerdo en materia de pesca?

El 3 de agosto de 2012 las autoridades gibraltareñas y los pescadores alcanzaron el último acuerdo en materia de pesca que permitía faenar en aguas próximas al Peñón desde el 16 de agosto de 2012 hasta diciembre de ese mismo año, momento en el que acordaron sentarse de nuevo para alcanzar un acuerdo definitivo.

¿Cúal es el motivo del conflicto en Gibraltar este verano?

El 24 y 25 de julio las autoridades del Peñón lanzaron al agua 70 bloques de hormigón para supuestamente crear un arrecife artificial, impidiendo así que los pescadores de La Línea de la Concepción y Algeciras pudieran pescar en esas aguas.

¿Qué consecuencias diplomáticas ha tenido este último incidente?

Tras el incidente, España ha intensificado el control aduanero en la Verja, lo que provoca largas colas de varias horas. España justifica estos controles asegurando que son de obligado cumplimiento porque el Peñón no forma parte del espacio Schengen.

Reino Unido y Gibraltar han mostrado su oposición a estos controles que consideran "políticamente motivados y totalmente desproporcionados".

El conflicto de este verano ha sido uno de los más intensos de los últimos años y ha llevado, incluso, a la intervención del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro británico, David Cameron, que mantuvieron una conversación telefónica para tratar el asunto.

Rajoy consideró "inaceptable" el lanzamiento de bloques y Cameron se mostró "muy preocupado" con la intensificación de los controles.

¿Cómo han sido las negociaciones entre España y Reino Unido?

Las últimas negociaciones fructíferas entre España y Reino Unido se remontan a 2001 cuando el entonces ministro de Exteriores, Josep Piqué (PP), y su homólogo británico, Jack Straw, hablaron de cerrar una fecha para pactar una soberanía compartida del Peñón.

Nunca se rubricó ese acuerdo y ya en 2006 el responsable de la Política Exterior, Miguel Ángel Moratinos (PSOE), y el propio Straw acordaron retomar las conversaciones convocando la primera reunión del nuevo Foro Tripartito (España, Reino Unido y Gibraltar), que se saldó con un acuerdo histórico, que incluía el uso compartido del aeropuerto.

En 2008 y en 2009 se produjeron la segunda y tercera reunión de ese foro. Esta última concluyó con la primera visita de un ministro español-Moratinos- a la Roca en 300 años. El PP se opuso a esta visita y habló de una política permisiva de España con Gibraltar.

Con la llegada del Gobierno de Mariano Rajoy, en 2011, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró que no se volvería a hablar de cooperación hasta que se produjeran avances con el Reino Unido sobre la soberanía.

¿En qué punto están ahora las negociaciones sobre la soberanía?

Tras el reciente conflicto tras el lanzamiento de bloques de hormigón, Reino Unido ha rechazado la propuesta formulada por el Gobierno español de mantener conversaciones bilaterales sobre la soberanía de Gibraltar y ha defendido que en todo caso debería haber un diálogo entre España y el Peñón sobre asuntos pesqueros. Londres dice que "la soberanía está clara".

En un artículo en el 'Wall Street Journal' bajo el título "Tenemos que hablar de Gibraltar", Margallo ha pedido a Reino Unido que, de cara a la posible reanudación del diálogo sobre Gibraltar, "demuestre" que tiene intención de "deshacer el daño causado" y ha citado como primer y "necesario" paso que retire los bloques de hormigón arrojados al mar. 

¿Actuará la UE tras el último conflicto en Gibraltar?

A petición de España, la Comisión Europea (CE) investigará el lanzamiento de los bloques de hormigón por si vulnera la normativa medioambiental.

En otra acción complementaria, Bruselas también enviará una misión a la zona para estudiar los controles fronterizos y cuestiones aduaneras.

Por otra parte, la CE ha avisado a España de que cualquier tasa impuesta entre Gibraltar y España sería a priori ilegal bajo la legislación comunitaria. El Gobierno español analiza aplicar una posible tasa por congestión en la Línea de la Concepción, similar a un peaje impuesto a los usuarios de una red particular de transporte en áreas de demanda máxima por congestión de tráfico.

Un sistema que ya se puso en marcha en los accesos a Londres en 2003 y que actualmente está vigente en algunas capitales europeas.

¿Cúal es el régimen fiscal de Gibraltar?

Otro de los puntos de fricción en las relaciones de España con Gibraltar es el régimen fiscal en el Peñón. Los ministros de Economía de la UE concluyeron el pasado diciembre que el régimen fiscal de Gibraltar vulnera el código de conducta comunitario sobre fiscalidad de las empresas.

España había denunciado el régimen gibraltareño porque considera que perjudica a las empresas españolas. Gibraltar aplica el 10% de impuesto de sociedades, frente al 30% de España.

Contrabando de tabaco en la frontera

Gibraltar, que no aplica el IVA, importó en 2012 un total de 140 millones de cajetillas de tabaco y fueron aprehendidas por la Guardia Civil más de 725.000 cajetillas en la frontera, según datos del Ministerio de Interior.

Los contrabandistas tratan de introducir el tabaco mediante dobles fondos en los vehículos o mediante sistemas de adosados en el cuerpo. Este tráfico ilegal es el que justifica, según el Gobierno, los controles en la Verja.

¿Podríamos ver un partido de fútbol entre España y Gibraltar?

Aunque la UEFA admitió a Gibraltar como miembro número 54 de su organización y de pleno derecho, abriendo a su selección y a sus clubes de fútbol la puerta de las competiciones que organiza, este organismo garantizó a España que nunca podría darse un hipotético partido España-Gibraltar en una competición europea.

Noticias

anterior siguiente