Enlaces accesibilidad

Los nuevos universitarios tendrán que tener un 6,5 para las becas compensatorias y de residencia

  • Se mantiene el 5,5 para la exención de la matrícula en primero de carrera
  • Las becas tendrán una parte fija y otra variable, en función de renta y notas
  • Santamaría: "Respeta el principio de equidad y el derecho a la educación"
  • El PSOE habla de política "clasista" y los rectores, de riesgo para la igualdad

Por
El Consejo de Ministros aprueba los nuevos criterios para conceder becas universitarias

La obtención de becas se endurece. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el decreto que regula la concesión de becas al estudio para el curso 2013-2014. Se mantiene para los nuevos universitarios el 5,5 de nota media en la selectividad -excluida la fase específica- para no pagar matrícula y sube hasta el 6,5 (un punto más que ahora) la nota para recibir las becas compensatorias (las que reciben las familias con menos recursos) y las de residencia.

También para el curso próximo, en el caso de primero de Bachillerato y de primero de FP superior, los alumnos deberán haber obtenido una media de 5,5 en los estudios previos, informa Efe.

El curso anterior (2012-2013), los alumnos tuvieron que sacar un 5,5 tanto para la exención de tasas universitarias como para las becas dinerarias, y bastaba con estar matriculado en Bachillerato y FP superior.

El Gobierno finalmente ha subido la nota al 6,5 para las becas universitarias aunque no lo ha hecho para la matrícula como anunció en un primer momento. La fuerte oposición de la comunidad educativa hizo a Wert dar marcha atrás en este último punto. Este mismo viernes los rectores y la oposición han criticado la nueva regulación.

Requisitos para mantener las becas

Para mantener la beca de matrícula en segundos y posteriores cursos de la universidad, será necesario aprobar el 65% de los créditos del año anterior en Enseñanzas Técnicas y en Ciencias, el 80% en Ciencias de la Salud y el 90% en Ciencias Sociales y Jurídicas y en Artes y Humanidades.

Para el resto de becas universitarias habrá que cumplir uno de los dos requisitos: tener una nota media de 6 en Enseñanzas Técnicas y en Ciencias o de 6,5 en el resto de carreras o superar el 85% o 100% de los créditos, respectivamente.

En el caso de los estudios de posgrado para obtener el título oficial de master se exigirá una nota de 7 para en los que habilitan para el ejercicio de profesiones reguladas y un 6,5 para el resto; además, habrá que aprobar todos los créditos con esas mismas notas de media como mínimo para renovar la beca al curso siguiente.

Los alumnos de bachillerato y FP tendrán que aprobar todas las asignaturas de primero, salvo una, para mantener la beca o el 85 % de las horas lectivas en enseñanzas organizadas por módulos.

Becas con cuantía fija y variable

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha subrayado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que la regulación "respeta el principio de equidad y derecho a la educación".

Además del endurecimiento de las notas, la nueva normativa introduce un nuevo sistema de concesión que combina una cuantía fija y otra variable, que además de la renta tiene en cuenta el rendimiento académico.

"Al mismo nivel de renta, con mayor rendimiento académico, mayor es la beca; y al mismo nivel de rendimiento, una menor renta se traduce en mayor beca", según ha resumido Sáenz de Santamaría.

Todos los alumnos que cumplan las condiciones de renta recibirán una cantidad fija básica, ha explicado, mientras que se impide la concentración de importes sin tener en cuenta el rendimiento académico.

Tres niveles de renta y patrimonio

La norma mantiene los umbrales de renta y patrimonio que dan derecho a beca, aunque los cinco niveles anteriores se agrupan en tres para evitar "saltos y discontinuidades", según el Gobierno.

En el caso de la universidad, los tres umbrales incluyen la exención de la matrícula, pero hay diferencias entre ellos. El umbral 1 incluye una cuantía fija ligada a la renta por 1.500 euros, en caso de que el alumno estudie fuera de su ciudad otros 1.500 euros y una cuantía variable según el rendimiento del alumno y su renta familar que como mínimo será de 60 euros.

El umbral 2, además de la matrícula, incluye en su caso una cuantía fija ligada a la residencia por 1.500 euros y otra variable en función de sus notas y renta que será de 60 euros al menos. El umbral 3 (38.831 euros para una familia de cuatro miembros) solo cubre la matrícula.

En la parte variable se integran tipos de beca de convocatorias anteriores, como la de salario (3.500 euros el curso pasado), que desaparecen como tales.

Los estudiantes no universitarios de rentas más bajas recibirán 1.500 euros y otro tanto por traslado de domicilio, en su caso, además de una parte variable de al menos 60 euros.

Para el segundo umbral de renta, un fijo de 200 euros, 1.500 euros por residencia y la parte variable; y para las rentas más altas con derecho a beca, 200 euros anuales.

El PSOE acusa al PP de pedir más esfuerzos a quien menos tiene

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha manifestado que "el Gobierno pretende que las personas con menos recursos se tengan que esforzar mucho más que los ricos para poder seguir estudiando".

La número dos del PSOE ha expresado así la oposición de su partido al decreto de becas aprobado en el Consejo de Ministros, por cuanto supone, en su opinión, "un ataque frontal a la igualdad de oportunidades y al derecho a aprender de quienes menos tienen" con el establecimiento de los nuevos umbrales para tener derecho a estas ayudas públicas, informa Efe.

"Con esta decisión, el Gobierno limita el derecho a aprender de los que menos recursos tienen. La nota para tener una beca se lo pondrá todavía más fácil a los ricos y más difícil a todos los demás. Es una política clasista y poco inteligente", ha denunciado.

Los rectores prevén un perjuicio enorme

Las universidades consideran que aumentar la nota mínima de selectividad para poder optar a las becas generales perjudicará en gran medida a los estudiantes de rentas más bajas, pues parte de ellos no podrán seguir estudiando.

"Ahí se puede producir un fallo enorme en la igualdad de oportunidades porque haya muchos que se queden excluidos", según indica a Efe la presidenta de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Adelaida de la Calle.

Noticias

anterior siguiente