Anterior Mugabe se resiste a dimitir pero su partido le somete a una moción de censura Siguiente Barcelona se queda en primera ronda sin la Agencia Europea del Medicamento, que se irá a Ámsterdam Arriba Ir arriba

La oposición en Camboya rechaza el resultado de las elecciones y denuncia irregularidades

  • El partido del Gobierno ha anunciado su victoria en los comicios

  • Observadores dicen que 1,25 millones de electores quedaron fuera del censo

|

La oposición rechazó este lunes los resultados preliminares de las elecciones generales celebradas este domingo en Camboya, que dan la victoria con mayoría absoluta al partido del Gobierno, y pidió una investigación al considerar que hubo muchas irregularidades.

"No aceptamos los resultados (...) porque hemos encontrado numerosas irregularidades", denunció el opositor Partido para el Rescate Nacional de Camboya (PRNC) en un comunicado.

El Partido del Pueblo de Camboya (PPC) del primer ministro, Hun Sen, ha reivindicado la victoria en los comicios con 68 de los 123 escaños en juego frente a 55 para el PRNC.

La formación opositora pidió la creación de un "comité conjunto", que incluya representantes de ambos partidos, del Comité Electoral, de Naciones Unidas y de la sociedad civil para investigar las denuncias.

Denuncian irregularidades en la votación

Los comicios, los quintos desde el restablecimiento de la democracia, en 1993, transcurrieron con normalidad, aunque grupos de observadores denunciaron irregularidades en el registro de voto que dejaron a muchos electores fuera del censo.

La organización Transparencia Internacional calificó de "caótico" el desarrollo de la jornada electoral, en una valoración preliminar.

Su director ejecutivo, Prieb Kol, indicó que los comicios se "han quedado cortos" en el cumplimiento de los estándares y principios de la democracia, aunque destacó el menor clima de violencia durante la campaña electoral con respecto a las anteriores convocatorias.

El presidente del comité electoral, Im Sousdey, negó la existencia de problemas a gran escala y atribuyó los incidentes a situaciones puntuales.

"En 2008 no hubo tantos votantes jóvenes y por eso la situación no fue tan caótica. Hemos intentado evitar problemas, sobretodo en las mesas de voto", dijo Suosdey.

Según el Comité para unas Elecciones Libres y Justas, en torno a 1,25 millones de electores quedaron fuera del censo electoral.

El partido del Gobierno se adjudica la victoria

Sin embargo, varios portales gubernamentales reprodujeron los datos que difundió este domingo el ministro de Información, Khieu Kanarith, en su página de Facebook y que dan 68 escaños al gobernante Partido del Pueblo de Camboya (PPC) frente a los 55 obtenidos por el Partido para el Rescate Nacional de Camboya (PRNC).

El Comité Nacional Electoral aún no ha publicado los resultados oficiales ni ha dado cifras de participación en estos sufragios a los que estaban convocados a votar 9,6 millones de personas.

La organización local Comité para unas Elecciones Libres y Justas indicó que la participación fue de un 69 por ciento, la más baja en 20 años, y seis puntos por debajo de los comicios de 2008.

Según los datos no oficiales, la oposición habría ganado en la capital, Phnom Penh, y en las provincias de Kompong Cham, Kandal y Prey Veng, las cuatro circunscripciones con mayor censo electoral.

Los resultados más bajos para el partido del Gobierno

De confirmarse los datos, la formación del primer ministro Hun Sen habría obtenido los resultados más bajos de los últimos 15 años, aunque estos no le impedirán formar gobierno en solitario.

"El éxito es menor que en las elecciones de 2008. Esto nos obligará a hacer algunas reformas, revisar (políticas) y trabajar más duro", declaró un dirigente del PPC al diario "Phnom Penh Post". "Es bueno para la democracia en Camboya que haya una oposición más fuerte", añadió el político.

El líder opositor Sam Rainsy, que regresó al país hace unos días, calificó las elecciones este domingo como "una victoria del pueblo camboyano" y pidió calma a sus seguidores hasta que se publiquen los resultados oficiales.

Hun Sen, uno de los mandatarios de Asia que más tiempo llevan gobernando, dirige Camboya desde 1985, año en que se instaló al frente del Ejecutivo con el beneplácito de Vietnam, cuyo Ejército ocupó el país seis años antes para derrocar al Jemer Rojo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente