Enlaces accesibilidad

El primer ministro Pedro Passos Coelho no acepta la dimisión del titular de Exteriores portugués

  • Passos Coelho confirma su continuidad al frente del Ejecutivo
  • Paulo Portas es el líder del CDS-PP, socio de Gobierno del PSD
  • Este lunes había presentado su renuncia el titular de Economía, Vitor Gaspar

Por
Fotografía de archivo del primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, escoltado a la dercha de la imagen por Paulo Portas y a la izquierda, Vitor Gaspar.
Fotografía de archivo del pasado 2 de julio de 2013 del primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, escoltado a la dercha de la imagen por Paulo Portas y a la izquierda, Vitor Gaspar. REUTERS REUTERS/Hugo Correia/File

El primer ministro de Portugal, el conservador Pedro Passos Coelho, ha anunciado que no acepta de momento la dimisión como ministro de Exteriores de Paulo Portas, líder del partido que garantiza su mayoría parlamentaria.

En una alocución al país por televisión Passos Coelho desoyó las peticiones de dimisión de la oposición, confirmó su continuidad al frente del Ejecutivo y aseguró que "no abandona a su país".

El dirigente conservador afirmó que intentara "aclarar" la posición del Centro Democrático Social Partido Popular (CDS-PP), cuyo líder anunció su renuncia "irrevocable" disconforme con la sustitución del ministro de Finanzas.

Segunda renuncia en 24 horas

La renuncia de Portas se produce 24 horas después de la dimisión de Vitor Gaspar como ministro de Finanzas, el artífice de las políticas de austeridad aplicadas en Portugal y solicitadas por la troika.

A Gaspar le ha sustituido María Luís Alburquerque, hasta este lunes secretaria de Estado del Tesoro, que ha tomado posesión de su cargo a las 18.00 hora peninsular española (17.00 hora portuguesa). Este ha sido precisamente el motivo por el que ha renunciado el hasta ahora ministro de Exteriores.

"Esta decisión supone seguir un camino de mera continuidad, que respeto pero con el que no estoy de acuerdo", ha dicho Portas, tal y como recoge el Diario de Noticias.

El anuncio del titular de Exteriores ha causado sorpresa en Portugal y se ha conocido poco antes de la toma de posesión de Albuquerque, a quien Passos Coelho no ha nombrado "de forma cuidadosa y consensuada", según Portas, que ha afirmado que expresó a Passos Coelho sus reticencias previamente, pero que éste "confirmó la elección".

"A lo largo de estos dos años protegí hasta el límite de mis fuerzas el valor de la estabilidad. Sin embargo, la forma como reiteradamente toma las decisiones el Gobierno hace prescindible mi contribución", ha señalado Portas.

Portas reconoce además haber mantenido "diferencias políticas" con el ministro de Finanzas saliente, y ha considerado que su marcha debía permitir "un nuevo ciclo político y económico" que, sin embargo, no cree posible con Albuquerque.

La oposición pide el fin del Gobierno de Passos Coelho

Los partidos de la oposición de izquierda y los sindicatos lusos han reclamado al unísono el fin del Ejecutivo conservador de Pedro Passos Coelho. "La dimisión de Portas significa que este Gobierno llegó a su fin y que los portugueses deben ser llamados a escoger de nuevo", ha subrayado Joao Ribeiro, dirigente del principal grupo de la oposición, el Partido Socialista (PS).

La dimisión de Portas significa que este Gobierno llegó a su fin

Ribeiro ha reconocido que el delicado momento que atraviesa el país exige del PS "calma, sobriedad y sentido de Estado", y ha apuntado que su secretario general, António José Seguro, se encuentra en la sede nacional del partido "supervisando lo que ocurre" antes de divulgar su posición sobre lo ocurrido este martes.

Desde el Partido Comunista -que cuenta con catorce diputados en el Parlamento- han incidido en la necesidad de que los ciudadanos vuelvan a decidir en las urnas justo cuando el actual Gobierno acaba de alcanzar el ecuador de su mandato de cuatro años.

"La situación creada confirma que no hay más salida que la dimisión del Gobierno y que la lucha de la población y los trabajadores condujo a este punto y debe dirigirnos a una política diferente", ha defendido el líder del grupo parlamentario comunista, Bernardino Soares, en referencia a la huelga general del pasado jueves.

Tercera renuncia en tres meses

Con la nueva renuncia se abre la tercera crisis ministerial en el Gobierno conservador de Portugal en tres meses: el pasado 4 de abril renunció el ministro Adjunto y de Asuntos Parlamentarios, Miguel Relvas, en medio de un escándalo por irregularidades en la obtención de su título universitario.

Portas es el líder del pequeño partido conservador CDS-PP que gobierna en coalición con el Partido Social Demócrata del primer ministro, Pedro Passos Coelho, desde junio de 2011, comicios que siguieron al rescate financiero de Portugal, solicitado dos meses antes por el Partido Socialista (PS) que le antecedió en el poder.

Algunos medios de comunicación portugueses apuntan ya a la convocatoria de elecciones generales anticipadas como el escenario más probable.

La formación de Portas, el Centro Democrático Social - Partido Popular (CDS-PP), cuenta con 24 de los 230 diputados del Parlamento luso y da la mayoría absoluta al Partido Social Demócrata (PSD, centro-derecha) de Passos Coelho, que cuenta con 108.

Noticias

anterior siguiente