Enlaces accesibilidad

La expedición de la Estación Espacial Internacional regresa a la Tierra sana y salva

  • Han aterrizado en Kazajstán a las 4.31 hora española
  • Los tres tripulantes han dado el relevo a la próxima expedición

Por
El comandante Chris Hadfield y los ingenieros de vuelo Roman Romanenko y Tom Marshburn a pocos minutos de aterrizar.
El comandante Chris Hadfield y los ingenieros de vuelo Roman Romanenko y Tom Marshburn a pocos minutos de aterrizar. NASA/Carla Cioffi

La expedición número 35 de la Estación Espacial Internacional formada por el comandante Chris Hadfield y los ingenieros de vuelo Tom Marshburn y Roman Romanenko ha aterrizado sin problemas en Kazajstán a las 4.31 h hora española (a las 10.31 h EDT, del horario del este de Norteamérica), a bordo de la nave rusa Soyuz TMA-07M, según informa la NASA en un comunicado.

Los tres astronautas han vuelto al origen de su expedición, ya que despegaron el 19 de diciembre desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán. En total han pasado 144 días viviendo y trabajando en la EEI.

Para el vuelo de vuelta, Romanenko ha manejado los controles de la nave desde el momento en que se separó del módulo Rassvet de la Estación Espacial Internacional.

Los tripulantes de la Soyuz han aterrizado sanos y salvos en Kazajstán, como se puede ver en el vídeo más abajo, en el que aparecen tapados con mantas y atendidos por un equipo ruso. Hadfield, incluso, hace una llamada de teléfono.

Siguiente expedición en la EEI

Así ha finalizado la expedición 35 y comienza la 36, bajo el mando del cosmonauta ruso Pavel Vinogradov y los ingenieros de vuelo Chris Cassidy y Alexander Misurkin. Llegaron a la EEI en marzo a bordo en la nave Soyuz TMA-08M y permanecerán hasta septiembre. Chris Hadfield tripuló la estación de forma ceremonial el domingo, antes de regresar a la Tierra.

Vinogradov, Cassidy y Misurkin, explica la NASA, permanecerán a bordo del complejo orbital hasta el 28 de mayo, cuando marchen los ingenieros de la expedición 36 Karen Nyberg, Fyodor Yurchikhin y Luca Parmitano.

Los tripulantes que acaban de aterrizar pasaron su última mañana en la estación empaquetando los últimos instrumentos. Marshburn, por ejemplo, sacó una muestra de un experimento japonés de desarrollo de una proteína y lo instrodujo en la Soyuz.

El punto más anecdótico lo puso el astronauta Chris Hadfield, quien interpretó dentro de la estación la canción "Space Oddity" de David Bowie, con gran soltura y tocando la guitarra.

Noticias

anterior siguiente