Enlaces accesibilidad

Obama recibe una carta con una sustancia tóxica y cierran parte del Senado temporalmente

  • Un test preliminar ha identificado la sustancia como ricina, de carácter tóxico
  • Es la misma que contenía un sobre para el senador republicano Richard Wicker
  • El FBI asegura que no hay conexión entre los sobres y el atentado de Boston

Por
Interceptada una carta dirigida a Obama con una sustancia tóxica

El envío de paquetes sospechosos de contener sustancias tóxicas mantiene en alerta a las autoridades de Estados Unidos, que este miércoles han confirmado que el presidente Barack Obama era el destinatario de una carta con una "sustancia sospechosa" que, tras una prueba preliminar, ha sido identificada como ricina la misma toxina remitida en un sobre al senador republicano Roger Wicker.

Poco después de que la Casa Blanca confirmase el envío, que fue interceptado interceptado el lunes en una oficina de correos fuera de la Casa Blanca, la policía del Capitolio, en Washington, tuvo que cerrar parte de dos edificios de oficinas del Senado tras recibir informes sobre dos paquetes sospechosos, aunque apenas una hora después fueron reabiertos.

En cualquier caso, el FBI está investigando los envíos, que tienen lugar dos días después del atentado terrorista cometido en la maratón de Boston, que dejó tres muertos y ha devuelto a los estadounidenses a una situación de incertidumbre que recuerda a la vivida tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington.

No se descartan nuevas cartas sospechosas

Por el momento, el FBI ha señalado que necesitarán un análisis completo, que puede tardar entre 24 y 48 horas, de la misiva enviada a Barack Obama, para ratificar el origen de la sustancia. La agencia ha confirmado, eso si, que la carta estaba impregnada de una "sustancia granulada que dio positivo como ricina en un test preliminar".

La ricina es una toxina cuyo polvo blanquecino es mortal sólo con inhalarlo si llega a la sangre. "El sobre, dirigido al presidente Obama, fue inmediatamente puesto en cuarentena por el personal del Servicio Secreto, y se inició una investigación coordinada con el FBI", ha indicado la agencia.

Con todo, la policía federal ha descartado que la carta a Obama tenga relación con los atentados cometidos el lunes en Boston. "No hay indicaciones de que haya una conexión con el ataque en Boston", ha indicado en un comunicado, en el que ha anticipado que aún "pueden recibirse más cartas" sospechosas.

La misiva a Obama y la de Wicker contienen la frase: "Ver algo incorrecto y no difundirlo es convertirse en un aliado silencioso de su continuación". Las dos tienen además la misma firma: "Soy KC y apruebo este mensaje".

Cierre temporal de dos edificios del Senado

Al igual que ocurre con la Casa Blanca, el protocolo de seguridad del Congreso no permite entregar paquetes ni sobres directamente en sus instalaciones, por lo que la correspondencia debe llegar a una oficina situada a las afueras de la capital, en el estado de Maryland.

Sin embargo, en esta ocasión la alerta por dos paquetes sospechosos llevó a la policía del Capitolio -un cuerpo de seguridad propio del parlamento estadounidense- a cerrar parcialmente los edificios Rusell y Hart, ambos pertenecientes al Senado.

Apenas una hora después, se permitió que el personal allí confinado los abandonase, tras garantizar que la situación estaba "totalmente despejada". La policía ha analizado los "paquetes sospechosos" y ha interrogado al individuo que los entregó en la recepción de esos inmuebles, aunque por el momento no han trascendido los resultados del análisis.

Noticias

anterior siguiente