Enlaces accesibilidad

Australia quiere impulsar el uso de drones con fines comerciales

  • Existen preocupaciones en torno a la seguridad y el respeto a la intimidad
  • Sus dueños podrían utilizar este tipo de aparatos tras rellenar una solicitud

Por

Australia quiere impulsar el uso de cientos de pequeños 'drones' o aviones no tripulados con fines comerciales, en medio de preocupaciones en torno a la seguridad y el respeto a la intimidad, han informativo de los medios locales.

La Autoridad Civil para la Seguridad Aérea (CASA, siglas en inglés) propuso esta semana un nuevo conjunto de reglas para reclasificar el peso de los 'drones', lo que permitiría a sus dueños utilizar este tipo de aparatos con un peso de menos de dos kilogramos después de rellenar una solicitud por internet, según la cadena australiana ABC.

Los 'drones' pueden ser utilizados con fines civiles en diversos campos, como, por ejemplo, las coberturas de noticias o para patrullar las playas, aunque actualmente CASA ha autorizado solamente las operaciones comerciales de una treintena de estos aparatos, la mayoría de ellos para investigación científica, vigilancia y fotografía aérea.

Actualmente, la obtención de una licencia para operar 'drones' con fines comerciales demora varios meses y es costoso y además los aspirantes deben haber completado el 90% del curso para pilotos privados, ha agregado la fuente.

La eventual puesta en vigor de las nuevas regulaciones de CASA supondría la proliferación de 'drones' en los cielos australianos, donde ya vuelan ilegalmente unos cien de estos aparatos.

Sin registro exacto del número de drones

Según la ABC, en Australia se puede comprar por unos 2.000 dólares (1.500 euros) unos pequeños aparatos multirotores con capacidad para transmitir en tiempo real imágenes de alta definición, GPS y capaces de volar a una velocidad de 70 kilómetros por hora.

La mayoría de estas pequeñas aeronaves son operadas por aficionados, que no necesitan permisos especiales bajo estrictas condiciones, como permanecer a menos de 122 metros de la superficie y volar durante el día, entre otros requisitos.

Además, no hay registros exactos del número de 'drones' existentes en Australia porque son construidos en el país con partes importadas del extranjero.

Recientemente, el comisionado australiano de Privacidad, Timothy Pilgrim, ha expresado a la Fiscalía General sus preocupaciones en torno al fácil acceso que tienen las personas a este tipo de tecnologías, recordó el mes pasado el diario 'Sydney Morning Herald'.

El uso de 'drones' controlados por 'smartphones' que hay en Australia y su capacidad para grabar imágenes puede tener serias consecuencias respecto al derecho de la intimidad porque, por ejemplo, pueden captar cuerpos desnudos sin autorización.

Según las nuevas regulaciones propuestas por CASA, aún deben ser sometidas a consulta con la industria, los operadores de 'drones' de menos de dos kilogramos pueden comenzar a volar sus aparatos con tan solo solicitar un permiso a través de internet. Pero los 'drones' que pesen más de dos kilogramos deberán ser sometidos a una evaluación de riesgos.

Noticias

anterior siguiente