Enlaces accesibilidad

Diego Torres afirma que la infanta Cristina y la Casa Real conocían todo lo que hacía Nóos

  • Declara que Urdangarin negoció en La Zarzuela el Valencia Summit
  • Niega que en esa reunión estuviera presente el rey Juan Carlos
  • Dice que tanto la infanta como Revenga eran miembros de la junta directiva
  • Afirma que el duque pidió a Corinna entrar en Nóos por recomendación del rey 
  • Asegura que el abogado de Urdangarin le presionó para que no hablara
  • El abogado del duque está convencido de que la infanta no será imputada

Por
Diego Torres, ex socio de Iñaki Urdangarín declara ante el juez

El exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, ha asegurado ante el juez que instruye el caso Nóos que la infanta Cristina y la Casa Real estaban al tanto de todas las actividades del Instituto Nóos porque Urdangarin les informaba, aunque ha defendido que todas las actuaciones realizadas en esta entidad eran legales.

Según han informado fuentes jurídicas, Torres ha explicado al juez que la infanta Cristina conocía todo lo que se hacía en el Instituto Nóos, como todos los miembros de la junta directiva de dicha entidad, de la que también formaba parte el secretario de las infantas, Carlos García Revenga.

Torres ha declarado que cada miembro de la junta directiva participaba en este instituto en función de sus conocimientos.

En el caso Nóos se investiga el presunto desvío de unos 6,1 millones de euros de las administraciones balear y valenciana al Instituto Nóos entre los años 2004 y 2007.

Durante siete horas de declaración, a preguntas del juez José Castro y del fiscal Pedro Horrach, Torres se ha referido también en varias ocasiones al abogado José Manuel Romero, asesor jurídico de la Casa Real y conde de Fontao, quien recomendó a Urdangarin en 2006 que evitara tener un papel protagonista en la actividad pública del Instituto Nóos.

Según Torres, el conde de Fontao diseñó una estrategia para que Urdangarin no figurase públicamente en las actividades de Nóos ni en la Fundación Deporte, Cultura e INtegración Social, que sucedió a dicha entidad.

Reunión de negocios en La Zarzuela

Diego Torres ha declarado este sábado ante el juez que él mismo y su socio en el Instituto Nóos, Iñaki Urdangarin, negociaron en el palacio de La Zarzuela la celebración del foro deportivo Valencia Summit con el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa valenciana, Rita Barberá.

En su declaración ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, Torres ha precisado que la reunión tuvo lugar en la residencia real en marzo de 2004, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

El Valencia Summit fue un encuentro sobre deporte del que se celebraron tres ediciones en 2004, 2005 y 2006 en la capital levantina y por el que Urdangarin y Torres habrían percibido fondos públicos que la Fiscalía Anticorrupción considera injustificados.

En la reunión de Zarzuela solo participaron él, Urdangarin, Camps y Barberá, según ha declarado Torres, que a preguntas del juez ha negado que estuviera presente el rey Juan Carlos.

Afirma que la infanta era miembro de la junta directiva

Respecto a la implicación de la infanta Cristina y de su secretario, Carlos García Revenga, en la gestión del Instituto Nóos, investigado por presunta malversación de fondos públicos, Torres ha declarado que ambos eran miembros de la junta directiva de la entidad, con un papel tan activo como el del resto de integrantes.

Torres, que ha aportado nueva documentación sobre la gestión de Nóos, ha indicado ante el juez y los fiscales anticorrupción que en el órgano de dirección del instituto cada miembro aportaba según sus conocimientos.

La defensa del exsocio del duque de Palma ha entregado al juez correos electrónicos y documentos sobre la gestión del Instituto Nóos con la intención de poner de manifiesto que tanto la infanta como García Revenga intervenían en la toma de decisiones.

Preguntado por la cuenta con 960.000 euros a su nombre hallada por la Agencia Tributaria en un paraíso fiscal, Torres ha asegurado que estos fondos eran fruto de los ahorros que había acumulado antes de ponerse al frente de Nóos junto con Urdangarin.

Por otra parte, Torres ha declarado además que la Casa Real medió para que Urdangarin fuera contratado por una fundación para la que trabaja Corinna Sayn-Wittgenstein, a la que se atribuye amistad con el rey, y ha aportado un correo electrónico del duque de Palma en el que anunciaba a la noble alemana que le remitía el currículum, tal y como le había indicado su suegro.

Denuncia haber recibido presiones del abogado de Urdangarin

Diego Torres ha asegurado ante el juez instructor del caso Nóos que ha recibido presiones de la defensa de su exsocio en el Instituto Nóos, Iñaki Urdangarin, para que asumiera toda la responsabilidad de la gestión de esta entidad, y a cambio tendría trabajo asegurado y no le faltaría nada.

En concreto, la propuesta le fue formulada, según su testimonio, en el despacho de su propio abogado, Manuel González Peeters, por parte del abogado de Urdangarin, Mario Pascual Vives, algo que éste ha negado rotundamente al salir del juzgado.

Aunque no ha querido desvelar el contenido de la declaración, el abogado de Urdangarin ha negado la versión de los hechos que ha ofrecido Torres, ha adelantado que estudiará acciones jurídicas contra él y se ha mostrado convencido de que la infanta Cristina no será imputada en esta causa.

Esta acusación ha sido considerada por el juez de 'muy grave'. Según las mismas fuentes, el fiscal le ha preguntado a Torres si en algún momento de la instrucción él ha presionado a su exsocio con aportar información que podría perjudicarle, a lo que ha respondido que no, que ha sido al contrario.

Ante la gravedad de esta acusación, el fiscal le ha pedido que explicara a qué se refería y ha contestado que recibió una propuesta en el despacho de su abogado, Manuel González Peeters, por parte de la defensa de Urdangarin de asumir él toda la responsabilidad.   

Tercera declaración de Torres

Diego Torres ha declarado durante más de siete horas en los juzgados de Palma de Mallorca. Tras su testimonio ha comparecido su esposa, Ana María Tejeiro que fue responsable del área jurídica y fiscal del Instituto Nóos, quien ha dicho que desconocía la actividad que se realizaba en dicha entidad.

Esta es la tercera ocasión en la que Torres presta declaración por esta pieza separada del caso Palma Arena y la primera en que lo hace su mujer.

Mientras tanto, el próximo sábado será el turno del duque de Palma, citado a las 9.30 horas y, a partir de las 13.00 horas, del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, también como imputado y cuyo nombre apareció en diversos correos comprometedores aportados por la defensa de Torres a la causa.

Noticias

anterior siguiente