Anterior Errejón reconoce que Podemos no fue tras el 20D "todo lo flexible que había que haber sido" Siguiente El PSOE convoca la Comisión de Garantías después del Comité Federal para organizar las primarias Arriba Ir arriba
Irlanda halla carne de caballo en hamburguesas
Un trabajador en una de las fábricas de ABP en Leeming Bar, al norte de Reino Unido, identificadas por Irlanda por utilizar carne de caballo en hamburguesas. REUTERS REUTERS/Nigel Roddis

Irlanda halla carne de caballo de España y Holanda en hamburguesas de cinco supermercados

  • Las primeras sospechas apuntan a que se debe "a un simple accidente"

  • Agricultura señala que España exporta carne de forma legal y con controles

  • Sanidad: no hay ninguna alerta, ni problema para la salud humana en España

  • Bruselas asegura que el hallazgo no afecta a la seguridad alimentaria en la UE

|

Las autoridades alimentarias irlandesas han hallado restos de carne de caballo en hamburguesas de cinco cadenas de supermercados con presencia en la República de Irlanda y en el Reino Unido, como Tesco, Aldi o Lidl, cuyos ingredientes "provienen de Holanda y España", según cita Efe.

La Autoridad de Seguridad Alimentaria de Irlanda (FSAI) ha confirmado el inicio de una investigación para determinar cómo llegó la carne equina a las hamburguesas, si bien las primeras sospechas apuntan a que se debió a un simple "accidente".

En unas declaraciones a la cadena pública irlandesa (RTE), el director de protección del consumidor de la FSAI, Raymond Ellard, ha asegurado que, de momento, no hay pruebas que demuestren que la contaminación ha sido intencionada o que forme parte de un plan diseñado para sustituir carne de vacuno por la de caballo.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España consultadas por RTVE.es, han señalado que la producción y venta de carne de caballo es legal, España es una exportadora de esta carne y existen explotaciones dedicadas a su producción, aunque apenas se consume en el país, y el producto tiene que superar los mismos controles sanitarios que cualquier otro tipo de carne.

La producción española de este tipo de carne, según señalan estas mismas fuentes, se comercializa en su mayor parte en el exterior, por lo que "no es sorprendente que pueda aparecer carne de caballo española en otro país".

Productos elaborados en dos plantas

El estudio de la FSAI, que analizó 27 muestras de hamburguesas congeladas con fechas de caducidad fijadas entre junio de 2012 y marzo de 2014, determinó que el 37% contenía rastros de ADN de equinos y el 85% de porcinos.

De las 10 muestras que dieron positivo, nueve contenían en torno a un 0,1% de carne de caballo, mientras que en una del supermercado británico Tesco el nivel llegó hasta el 29,1%, según el documento.

Los productos contaminados, apuntó el informe, fueron elaborados en dos plantas alimentarias de la República de Irlanda y en otra radicada en el Reino Unido. Ellard ha reiterado este miércoles que estas tres compañías no se dedican "a la compra o tratamiento" de carne de caballo, al tiempo que ha explicado que los "ingredientes crudos de caballo hallados en estas plantas provienen de Holanda y España".

"Estos ingredientes en particular, por lo que sabemos, no se utilizaron en la elaboración de las hamburguesas en cuestión. Simplemente estaban en el inventario de sus almacenes", explicó el directivo de la FSAI.

Bruselas rechaza cualquier riesgo

Desde el departamento de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente español apuntan a que en cualquier caso, el problema puede encontrarse en la manipulación del producto por un agente británico o en que un comercial lo haya vendido como carne de vaca, cuando se trataba de carne de caballo. 

Además, apuntan a que sanitariamente no hay un mayor riesgo por la presencia de carne de caballo y que los controles sobre la producción de la carne de caballo y su comercialización, como del resto de las carnes, los llevan a cabo la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) y las Comunidades Autónomas.

Al respecto, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha afirmado que no hay ninguna alerta de salud ni ningún problema para la salud humana en España. Así lo ha señalado Mato tras presidir un Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), donde ha destacado que "todos los ciudadanos pueden estar tranquilos".

"Si se ha producido algún fraude, si hay algún español que esté dentro de los productores de esa carne lo tendrán que dilucidar en su momento", según la ministra, que ha insistido en garantizar que se ha comprobado que "no hay ningún problema de salud ni ninguna alerta".

Por su parte, la Comisión Europea (CE) considera que el hallazgo de carne de caballo en hamburguesas vendidas en varias cadenas de supermercados en Irlanda y Reino Unido no afecta por el momento a la seguridad alimentaria en la UE, ha asegurado un portavoz comunitario de Sanidad.

El portavoz del ramo, Frédéric Vincent, ha indicado que "la Dirección General de Sanidad de la CE ha sido informada del caso por las autoridades irlandesas. Ellas están a cargo de verificar qué tipo de contaminación ha tenido lugar".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente