Enlaces accesibilidad

Draghi achaca la falta de crédito a la "elevada aversión al riesgo" de la banca por la recesión

  • Señala que el BCE ha resuelto o mejorado la falta de financiación y capital
  • Draghi: "La economía se recuperará a finales de 2013, de forma gradual"
  • El BCE mantiene los tipos en el 0,75% "por la estabilización de los mercados"
  • El presidente del BCE dice que esto es una "normalización de las condiciones"
  • Draghi descarta una "mejoría notable" o una "exhuberancia" de la economía

Por
El BCE decide mantener los tipos de interés en la zona euro en el mínimo histórico del 0,75 %

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés en el 0,75% "por unanimidad", algo que no había ocurrido en la anterior reunión de la institución, por la "estabilización de los mercados financieros". Así lo ha manifestado su presidente, Mario Draghi, en la rueda de prensa posterior, donde ha situado la recuperación económica a finales de 2013 y ha señalado que el crédito no llega por "una elevada aversión al riesgo".

El presidente del BCE ha reconocido que el crédito no llega aún con facilidad a las empresas. "Esto puede ocurrir por falta de financiación, falta de capital o aversión al riesgo. El primer asunto ya se ha tratado y el segundo ha mejorado. Así que esto nos lleva al tercero, a la aversión al riesgo por la crisis", ha explicado Draghi, que ha defendido que el BCE mantenga los estímulos, que harán que mejore la economía.

Esta recuperación será progresiva y, para Draghi, no llegará hasta finales de 2013. "La debilidad económica se mantendrá a lo largo de 2013 (...) y la actividad se recuperará a finales de 2013 de forma gradual", ha insistido Draghi.

La consolidación presupuestaria es inevitable

No obstante, el máximo responsable de la política monetaria de la eurozona ha subrayado que todavía predominan los riesgos a la baja sobre estas perspectivas, especialmente por la posibilidad de que los gobiernos no pongan en marcha con la rapidez necesaria las reformas estructurales previstas.

De hecho ha destacado que la "consolidación presupuestaria es inevitable" y que algunos países han hecho tanto en este sentido que no se debe volver atrás, a una situación que se ha demostrado insostenible, recoge la agencia Efe.

Mejora en los mercados financieros

En la comparecencia ha destacado la "mejora de las condiciones de los mercados financieros y una estabilización de los indicadores económicos". En este sentido ha destacado que la rentabilidad de la deuda de algunos países y los seguros de impago de deuda (CDS) han bajado significativamente.

También ha señalado la subida de las bolsas y el hecho de que la volatilidad se sitúa en mínimos, al mismo tiempo que han aumentado los depósitos en los bancos de los países periféricos.

Sin embargo, el presidente del BCE ha advertido de que todo esto es una "normalización de las condiciones, no una mejoría o una exhuberancia de la situación económica".

Por ese motivo, junto al de la significativa fragmentación de los mercados, la institución no se plantea retirar las distintas medidas extraordinarias de estímulo adoptadas hasta el momento.

Y al ser interrogado por la posibilidad de que desaparezca el efecto que tuvo el anuncio de la disposición del BCE a comprar deuda soberana si ningún país solicita ayuda, Draghi respondió con un: "Pregunta a los mercados".

La inflación de la zona euro, estable

El banquero italiano, además, ha señalado que la inflación se situará por debajo del 2% este año. "Las presiones inflacionistas continuarán ancladas durante el horizonte de análisis", apuntó tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE.

La institución europea ha informado de que también deja sin cambios la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en el 1,5%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero que dejan los bancos y que no prestan, en el 0%.

El Banco de Inglaterra mantiene tipos

Por su parte, el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) ha decidido mantener los tipos de interés en el 0,5%, así como el importe de su programa de recompra de activos mediante la emisión de reservas en 375.000 millones de libras (468.750 millones de euros), que fue incrementado por última vez el pasado mes de julio, según anunció la entidad en un comunicado.

Mientras, las autoridades monetarias de Polonia han decidido rebajar los tipos en un cuarto de punto, la tercera reducción desde el pasado mes de noviembre, y dejarlos en el 4%. Polonia es el único país de la UE que no ha entrado en recesión en el último lustro.

Noticias

anterior siguiente