Anterior Tres niños, entre los últimos refugiados ahogados al intentar alcanzar las costas griegas Siguiente Mas niega financiación irregular en CDC y responsabiliza al ministro de Interior del registro Arriba
El número dos de Bo Xilai condenado a 15 años de cárcel por corrupción

Quince años de prisión para la mano derecha del destituido dirigente chino Bo Xilai

  • Su colaboración con la justicia le ha granjeado una sentencia leve

  • Fue el detonante del mayor escándalo político chino en los últimos años

  • Implicó a la esposa de Bo Xilai en un asesinato y a su jefe como encubridor

  • Se abre la incertidumbre sobre el futuro del destituido Bo Xilai

|

El Tribunal Intermedio de Chengdu (China) ha condenado a 15 años de prisión a Wang Lijun, mano derecha en la Policía del poderoso dirigente comunista Bo Xilai ahora caído en desgracia, por  “manipulación de la ley en su propio beneficio, deserción, abuso de poder y aceptación de sobornos”, según informa Reuters que cita a la agencia oficial Xinhua.

"Ha recibido un condena conjunta por todos los cargos", incluido el encubrimiento del asesinato de un empresario británico, ha especificado la agencia Xinhua que agrega que el imputado aceptó y pidió perdón por los crímenes cometidos, incluso al Partido Comunista de China (PCCh), según Efe.

La sentencia, considerada leve para los cargos que se le imputan, no sorprende después de que la Fiscalía pidiese con insistencia una "condena mitigada" por la colaboración que Wang había prestado a la Justicia.

Escándalo en China

Wang Lijun fue el detonante del mayor escándalo político chino en la última década cuando, el pasado febrero, intentó refugiarse en el consulado de EE.UU. de la ciudad de Chengdu, próxima a Chongqing, por estar "bajo amenaza por sus investigaciones en casos criminales", según revela el acta judicial.

Allí, supuestamente, reveló la mala praxis de su jefe Bo Xilai, principal candidato a entrar en el Comité Permanente del Partido Comunista, y vinculó el homicidio del empresario británico Neil Heywood a la esposa de su jefe, Gu Kailai.

Este documento también asevera que, antes de pedir asilo político, Wang reveló al "entonces jefe del PCCh en Chongqing (Bo Xilai)" que su esposa era "altamente sospechosa" del crimen, tras lo cual el exlíder le recriminó y le propinó una bofetada.

Ésta es la primera vez que se alude a Bo Xilai desde que estalló el caso. Un hecho que abre la posibilidad a que se le impute por delitos de encubrimiento o abuso de poder, además de la violación de disciplina del Partido por la que fue destituido.

El Partido Comunista destituyó de su cargo a Bo Xilai apenas un mes después de la entrada de Wang Lijun en el consulado, mientras, casi de forma simultánea, Gu Kailai era considerada oficialmente sospechosa del asesinato de Heywood.

El pasado agosto, Gu fue condenada a una pena de muerte suspendida que en la práctica evita la ejecución. Una vez conocida la sentencia de Wang -de menor peso que la de Gu, aunque los analistas esperaban una condena similar para él-, tan sólo queda por conocer el destino de Bo Xilai.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente