Anterior Asociaciones de jueces denuncian ante la ONU "ataques a la independencia judicial" en España Siguiente Rajoy espera que las elecciones catalanas marquen la "salida del túnel de las decisiones irresponsables" Arriba
Fina Belda, fundadora de Zen Spa Getafe
Fina Belda, la creadora de Zen Spa Getafe, aplica el tratamiento de contorno de ojos.

Una vía para "tomarse la vida con tranquilidad"

  • El centro Zen Spa Getafe ofrece programas de relax y tratamientos

  • Fina Belda dirige el centro y crea los rituales de relajación

|

A veces es imposible seguir adelante sin hacer una pausa, para no perder la orientación y encontrarse con uno mismo. Las sensaciones del cuerpo y de la mente  quedan adormecidas y olvidadas en la batalla del día a día.

El despertar de los sentidos se consigue en un lugar de armonía y tranquilidad. Fina lo entiende así, y por eso ha decidido crear su propio centro de tratamientos y relax en la localidad madrileña de Getafe, el Zen Spa Getafe.

Los detalles son importantes: música, velas, pétalos, aromas y colores. Fina Belda, esteticista, ha dado su toque personal al repertorio de rituales de relajación que se ofrecen en este centro, con técnicas creadas por ella, gracias a los años de experiencia.

El proyecto cobró vida hace algo más de cuatro años, en diciembre de 2007. Ella había estudiado Formación Profesional de Estética en Madrid, después ha hecho muchos otros cursos, de masaje terapéutico y reiki y ha dedicado muchos años a la estética, antes de destinar todo el dinero del paro a crear su propia empresa. 

La risa, el otro tratamiento

Las propuestas a los clientes de este centro van desde los más populares, hasta los más específicos: masajes, maquillaje, tratamientos faciales y corporales, depilación, programas de relax, manicura y pedicura.

En la web que sirve como tarjeta de presentación en internet sorprende encontrar, a primer golpe de vista otro tratamiento más singular: un taller de risoterapia. Un taller que dura una hora y media y se hace en grupos reducidos de entre tres y ocho personas.

Los beneficios de la risa permiten "trabajar en todos los niveles" y traen "muchos beneficios", como liberar tensión, mover músculos olvidados, segregar endorfinas. Hasta quitar dolores, consigue la risa.

También los cursos de automaquillaje "pueden ser terapéuticos", explica Fina, porque cuando hay "falta de autoestima" contribuyen al aprendizaje de quererse uno mismo.

"Algo más que un centro de estética"

Ella es autónoma, lo lleva todo, salvo la contabilidad que deja a una gestoría. Con ella, desde hace dos años, también hacen sus prácticas los alumnos de institutos de estética y del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI).

En estos casi cinco años de vida de Zen Spa Getafe, ha conseguido una subvención, a través de la Comunidad de Madrid, y fue tres años después de haber abierto el centro. Una subvención que "estaba esperando como agua de mayo". Hace dos años cambió de local "porque el alquiler que pagaba en el anterior era increible" y por eso todavía no ha hecho amortizar todo lo invertido, pero espera "conseguirlo en poco tiempo, trabajando mucho".

Lo más demandado, explica Fina, es el masaje relajante, que empieza con un baño de pies, porque "libera muchísima tensión".

Todos los tratamientos son naturales, como "los que antes se utilizaban para sanar" y al final tienen un mismo objetivo, "equilibrar a la persona". La experiencia personal y profesional es "muy satisfactoria", asegura. Tienen un libro de visitas en el que los clientes anotan su experiencia y "es muy bonito", explica, cuando "la gente anota que "es algo más que un centro de estética".

La gente "se siente muy bien, se enfrentan a todo muchísimo mejor, más tranquilos" y, en definitiva, se toman la vida "con más tranquilidad, no tan agobiados".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente