Anterior El Telescopio Espacial Hubble obtiene la imagen más grande captada hasta ahora Siguiente Los funcionarios tendrán una subida salarial del 1% en 2016, año en el que recuperarán toda la paga extra Arriba

La expropiación de YPF mueve el mapa energético de Argentina

  • Pan American Energy (PAE) se convierte en la mayor petrolera privada del país

  • El panorama energético de Argentina vive un duro momento

|

La transformación de YPF en una empresa de capital mixto público-privado por la expropiación del 51% de las acciones de la española Repsol --aprobada este jueves (madrugada del viernes en España) por el parlamento argentino--, convierte a Pan American Energy (PAE), con participación de British Petroleum, en la mayor petrolera privada de Argentina.

PAE, participada por la británica British Petroleum (BP, 60%) y Bridas (40%), es la segunda mayor productora de petróleo del país, detrás de YPF, con cerca del 20%de la extracción de crudo de Argentina. La compañía es además la tercera productora de gas natural del país, con cerca del 15%, por detrás de Total Austral, de capitales franceses, y de YPF.

Bridas, accionista minoritario en PAE, está participada por la china CNOOC y la familia argentina Bulgheroni, y mantiene una disputa con BP tras el fracaso de una operación para comprarle al grupo británico su participación en PAE. Bridas, por su parte, compró el año pasado a la estadounidense Exxon una refinería y dos centros de distribución en Argentina y unas 720 estaciones de servicio en Argentina, Paraguay y Uruguay.

PAE tiene a su cargo la operación de Cerro Dragón, el mayor yacimiento de petróleo de Argentina, situado en la sureña provincia de Chubut, que ha extendido la licencia de explotación a la petrolera hasta el 2043. El tercer gran jugador en el negocio petrolero argentino es la filial local de la brasileña Petrobras, con cerca del 7% de la producción de crudo de Argentina. Petrobras Argentina es además la cuarta mayor productora de gas natural del país, con un 9% de la producción total.

Pluspetrol, de capitales locales, le pisa los talones a Petrobras en la producción de petróleo, secundada por la china Sinopec, la estadounidense Chevron y Tecpetrol, del grupo argentino Techint. Hay otra treintena de petroleras que operan en el país, con participaciones en el sector mucho más pequeñas, entre ellas la chilena Enap Sipetrol y la estadounidense Apache.

Panorama energético

El conflicto por YPF ha detonado en un duro momento para el panorama energético de Argentina, con producción y reservas en bajada, demanda en alza y crecientes costes de importación de combustibles. Según datos oficiales, el año pasado, la producción de petróleo en Argentina registró una caída del 6%, mientras que la de gas natural bajó un 3,36%.

Sin embargo, Argentina tiene la llave para cambiar su suerte en Vaca Muerta, un gigantesco yacimiento de hidrocarburos no convencionales descubierto por YPF y que sitúa al país como el tercer poseedor de recursos no convencionales, después de Estados Unidos y China.

El yacimiento demandará millonarias inversiones para su desarrollo y se ha convertido en un imán para empresas del sector que, poco después del anuncio del Gobierno argentino de su intención de expropiar el 51% de YPF, comenzaron a tomar contacto con las autoridades argentinas.

En rigor, estas petroleras, una quincena de las mayores compañías del sector a nivel mundial, mantenían sigilosas conversaciones con YPF con vistas a acuerdos de asociación para explotar Vaca Muerta, confirmaron a Efe fuentes del sector.

Pero la expropiación de YPF parece haber blanqueado el interés de jugadores de la talla de Exxon, Chevron y Total por el negocio de Vaca Muerta, que puede salvar definitivamente a Argentina de sus problemas energéticos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente