Anterior Trump declara Puerto Rico zona catastrófica tras el paso del huracán María Siguiente ¿Qué ha pasado en Cataluña desde la consulta del 9-N? Arriba Ir arriba
 Ilustración de Alejandro Colucci
Ilustración de Alejandro Colucci EDT (Editores de tebeos)

Jaume Balagueró y Paco Plaza llevan la saga de '[REC]' al cómic

  • Hernán Migoya ha sido el encargado de desarrollar sus ideas

  • Grandes dibujantes han dado vida a los zombis de papel

  • ESPECIAL '[REC]3 Génesis', en RTVE.es

|

"Después del éxito de [REC] se nos ocurrió que aquella historia de escalera vecinal azotada por una epidemia de horror y violencia no podía morir así, sin más. Nos había dado demasiadas alegrías para archivarla para siempre en nuestra memoria". Así describen Paco Plaza y Jaume Balagueró el gérmen del cómic [REC] Historias inéditas (EDT, Editores de Tebeos) que llega a las llibrerías al mismo tiempo que la tercera parte de la saga [REC]3 Génesis, asalta los cines.

Un cómic para el que han contado con la ayuda de uno de los guionistas del momento Hernan Migoya (Hazañas bélicas) que también adaptó a los tebeos Lobos de Arga.

"La comunicación con Paco y Jaume ha sido total -asegura Hernán- casi siempre, ellos han aportado las ideas de partida e incluso el argumento de las historias y el desarrollo de cada historieta lo he realizado acorde con sus directrices. Nos hemos entendido a la perfección".

"Estaba clarísimo que para que [Rec] historias inéditas funcionara, ellos tenían que dar el visto bueno a todo el material, tanto escrito como dibujado, y ha sido maravilloso comprobar cómo se han involucrado en la confección de cada una de las historietas, tanto como si éstas fueran el guión de una próxima entrega cinematográfica. Personalmente, les estoy muy agradecido por su implicación entusiasta en todo el proceso creativo. Ya tenía buena relación personal con ambos, pero reunirnos para verlos trabajar creativamente me hace admirarles y quererles aún más".

Un fan del Universo de [REC]

Migoya se confiesa un fan de [REC]:  "Aunque la idea de realizar un cómic basado en el universo [REC] fue mía, al principio yo quería que las historietas fueran escritas por otro guionista, para no involucrarme tanto emocionalmente y no perder la perspectiva como coordinador del proyecto".

"Pero ante la falta de candidatos idóneos para Balagueró y Plaza y visto lo bien que funcionábamos juntos desde un principio, acabó cayendo de cajón que era mejor que yo mismo me ocupara de la traslación final de sus ideas a guión de historieta".

"Siempre me acerco con el mayor respeto a cualquier tipo de material que yo admire de entrada, tanto si es cinematográfico como si es historietístico. Con las Nuevas Hazañas Bélicas ya partí de una obra previa clásica del tebeo español y con [REC] era un poco lo mismo, pero partiendo de una franquicia del cine español exitosísima a nivel internacional".

"Cada vez que escribo un cómic -asegura Hernán- dejo el ego a un lado para ponerme al servicio del dibujante de ese cómic, proporcionandole un guión adecuado que ensalce sus puntos fuertes como creador visual. Así que la humildad como creador siempre va implícita cuando trabajas como guionista de cómic. Si encima admiras el material de base, como también me pasa con [REC], pues uno tiene claro cuál es su lugar: soy un mero conductor entre la imaginería terrorífica creada por Paco Plaza y Jaume Balagueró y un medio concreto, en este caso el cómic".,

"Y siempre con la indispensable colaboración de algunos de los mejores autores de cómic que hay en España y Latinoamérica. Disfruto tanto creando guiones de cómic que no me importa estar un paso detrás en el escaparate, cuando delante tienes tantos genios visuales".

Cuidado al pasar la página

Sobre las diferencias entre el cómic y las películas, Migoya asegura que: "El cómic es un medio donde resulta mucho más difícil dar sustos que en el cine. El único recurso propicio a los sustos en los tebeos es la vuelta de página: por planificación de los guiones, se puede calcular el lugar espacial concreto donde situar esos momentos de revelación o impacto emocional, cosa que en literatura no se calcula, por ejemplo (aunque se podría calcular, si el escritor controlara la maquetación final de sus novelas). Así que a esa vuelta de la esquina física que constituye el paso de una página impar a una par, la he atiborrado de sorpresas y descubrimientos lo más estremecedores y sobrecogedores posibles".

"La ventaja principal del cómic es que trabajas con dibujantes que, al ser de primera fila, poseen una personalidad visual muy acusada y en este medio la vierten directamente, sin pasar por los filtros y derivaciones de un equipo artístico muy amplio, como el que suele tener el cine y que, a veces, diluye la fuerza plástica de un concepto personal".

"Tenemos una idea base potentísima, -continúa Migoya- como es el Universo [ REC], y varios artistas que dotan de una atmósfera única cada una de las historias propuestas. El resultado es muy excitante creativamente: es como si invitáramos al fan de las películas a adentrarse en una propuesta con muchas ideas visuales nuevas sobre la saga, creadas por profesionales con diferentes enfoques, todos sumamente atractivos".

"No es lo mismo la espectacularísima portada de turbia paleta verdosa creada por el genial ilustrador Colucci que el vistosísimo universo de la magistral autora de manga Andrea Jen, que basa en el estilo japonés y el color rojo sus premisas visuales; no es lo mismo el crudo y tétrico blanco y negro de Feliciano G. Zecchin, idóneo para explicar el terrible origen de la Niña Medeiros, que la transparente y asombrosa planificación de Salvador Sanz, perfecta para narrarnos la relación entre la Niña Medeiros adulta y su "pigmalión" particular, el siniestro Padre Albelda".

"No es lo mismo el estilo realista y maleable de Joan Marín, capaz de adoptar tonos de "fumetti" para transmitir el malrrollismo asociado al terror italiano, con el más colorista de Álvaro Ruilova, ideal para contar cómo se contagia el virus de [REC] en el Zoo de Barcelona, dentro de la historieta más festiva, ¡Zoombi!"

Copito de Nieve ¡Zombi!

El cómic está muy relacionado con las películas, aclarando algunos puntos oscuros. "Andrea Jen nos cuenta, por ejemplo, lo que ocurrió con los personajes adolescentes de [REC]2; Feliciano G. Zecchin nos narra el origen de la Niña Medeiros; Álvaro Ruilova relata qué ocurriría si el virus zombi de [REC] se contagiara al cadáver crionizado de Copito de Nieve (ésta es la historieta más libre con respecto a la saga); Salvador Sanz nos describe la convivencia entre el Padre Albelda y su "inquilina" encerrada en el ático, la Niña Medeiros, antes de que estalle el virus incontrolado; y Joan Marín nos revela las horas previas a la boda con que arranca la nueva entrega cinematográfica dirigida por Paco Plaza, [REC] 3".

"Y, por supuesto, la casi veintena de ilustraciones exclusivas que artistas como Luis NTC, Diego Olmos, Fonteriz, etc., han creado para el tebeo están directa o indirectamente relacionadas con secuencias de las propias películas".

Cuidando los detalles

Y si en las películas las cámaras juegan un papel fundamental en la narración, en el cómic han sido sustituidas por portadas de periódicos. "Balagueró y Plaza querían que el cómic de [REC] fuera muy atmosférico -comenta Migoya-. Sabíamos que con las ilustraciones de artistas invitados ofreceríamos un amplio abanico de imágenes muy terroríficas. Pero con la inclusión de los falsos periódicos podíamos añadir al conjunto un recurso visual que no fuera necesariamente dibujo y que relacionara más directamente las historietas con las películas".

"También servía para poner en antecedentes a cualquier lector no familiarizado con la saga [REC], explicarle un poco de dónde procede el universo donde se desarrollan las historias. Obviamente, ello supuso echarme más trabajo a la espalda y tener que inventarme más historias paralelas, pero siempre me ha gustado crear esos contenidos secundarios que parece que a primera vista nadie va a leer: los textos de fondo que no van firmados en el "atrezzo", por denominarlo de alguna manera. Al final, resulta que siempre hay quien los lee, y el buen aficionado termina agradeciendo que hasta esos detalles estén cuidados".

Los mejores dibujantes internacionales

El cómic de [REC] ha contado con algunos de los mejores dibujantes del momento, como comenta Migoya: "Yo propuse de partida a Balagueró y Plaza un listado de unos cuantos autores que creía adecuados al proyecto, tanto por categoría artística, como por trayectoria y profesionalidad. Con algunos ya había trabajado y sabía que para esa lista inicial quería artistas capaces de cumplir un plazo concreto dándonos la máxima calidad; no podía arriesgarme, en un proyecto de estas características, a encargar una historieta a un dibujante que luego no cumpliera los plazos. De ahí, Plaza y Balagueró confirmaron los artistas que les convencieron más. Todos son autores excelentes y, en lo personal, admirarles a priori hizo mucho más fácil escribir los guiones para cada uno de ellos".

"Una de las gracias de la traslación de [REC] a varias historias en cómic consistía precisamente en comprobar las diferentes versiones visuales de cada autor. Andrea Jen es una artista con la que siempre he querido trabajar: aunque ya habíamos empezado juntos una serie porno por pura diversión, ésta era una oportunidad única de ver REC a través del lenguaje del manga, gracias a una de los mejores autores de este estilo a nivel mundial!.

"Feliciano G. Zecchin practica muchos estilos, pero el blanco y negro puro lo domina a la perfección, tiene un aire "brecciano" que le pegaba mucho al tipo de historia que queríamos contar, y que Paco Plaza insistió en que debía ser muda: o sea, basada exclusivamente en la imagen. El resultado es muy emocionante".

"Álvaro Ruilova había publicado recientemente en España un precioso libro de historietas de terror basadas en el folklore de su Bolivia natal, Cuentos de Cuculis (EDT), libro del que Plaza y yo estamos enamorados: así que fue una de las primeras opciones seguras".

"Salvador Sanz también está especializado en el género de terror y sus propias historias son muy ochenteras, muy rollo Zona 84: es un gran dibujante y su storytelling es tan diáfano y sólido que transmite muchísima convicción al lector".

"Por último, Joan Marín es un artista muy versátil con el que ya tengo una confianza absoluta: sé que le puedo pedir lo imposible y lo llevará a cabo mejor de lo que esperaba. La confianza da asco, porque siempre que lo meto en un proyecto, lo dejo el último a la hora de enviarle mi guión, porque sé que nunca me falla: ¡la próxima vez prometo ponerte el primero, Joan! Su historieta es la que tiene más connotaciones cómicas, pero hasta cierto punto también la que contiene imágenes más desasosegantes".

La niña Medeiros es la anfitriona

La niña Medeiros, la pequeña poseida que origina la epidemia de [REC] actúa de maestra de cermonias presentando y despidiendo las distintas historias, en un claro homenaje a los anfitriones de las historias de terror de EC y al Tío Creepy de Warren.

"Y para terminar de completar el libro -asegura Migoya- se nos ocurrió la idea de pedir una ilustración a una selección de artistas. Es una práctica habitual en cómic y manga (la conocida sección de fan-art) y los lectores siempre lo agradecen. La respuesta de los autores fue poco menos que eufórica y varios dibujantes me pidieron por iniciativa propia, al saber del proyecto, el poder incluir un dibujo de ellos. Colucci, el portadista, colaboró de nuevo con un maravilloso dibujo extra... ¡y hasta Pablo Marcos, uno de los dibujantes de La espada salvaje de Conan, ha realizado un magnífico dibujo para nuestro [REC] Desde aquí, agradezco a todos su talentosa colaboración".

Un cómic que tiene el éxito garantizado y que podría convertirse en una saga, como las películas: "Imagino que sí -asegura Hernán-. Eso depende de los propios Plaza y Balagueró, pero desde luego, a nosotros nos encantaría contribuir a que el reinado de [REC] fuese también muy largo en el campo de los cómics. ¡Nos encanta hacer tebeos de miedo!"

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente