Enlaces accesibilidad

El Eurogrupo da luz verde al segundo rescate a Grecia tras el "éxito" de la quita de su deuda

  • Juncker afirma que se dan las condiciones para aprobar las ayudas públicas
  • Celebra el éxito del canje de la deuda pública griega en manos privadas

Ver también: Cronología de la crisis griega

Por

El segundo rescate a Grecia ya está oficialmente en marcha. Los ministros de Economía de la eurozona han constatado este viernes, tras celebrar una reunión por teleconferencia de poco más de una hora, que Grecia ha cumplido todas las "condiciones necesarias" en materia de recortes presupuestarios y reformas para recibir el paquete de 130.000 millones de euros que Atenas necesita para evitar la quiebra.

"Celebro la evaluación detallada de la troika según la cual Grecia ha aplicado todas las acciones previas acordadas de forma satisfactoria", ha informado el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, que ha dado la orden de iniciar la ratificación del nuevo plan de ayuda en los parlamentos nacionales.

El éxito de la quita de la deuda griega por parte de sus acreedores privados, la mayor reestructuración de deuda soberana de la historia, ha allanado el camino para que los países de la moneda única hayan dado el visto bueno al rescate financiero. El 85,8% de los tenedores privados, que controlan 152.000 millones de euros de la deuda helena, decidieron adherirse de forma voluntaria, según informó esta mañana la Autoridad de Gestión de la Deuda Pública. El resto, hasta el 95,7%, deberán sumarse a la operación en los próximos días.

El representante griego, Evangelos Venizelos, ya ha informado a sus socios de que activará las cláusulas de acción colectiva para obligar a aceptar el canje a todos los acreedores cuyos bonos están regulados por la ley griega, lo que elevará el umbral de participación del 85,8% al 95,7% (una suma de otros 25.000 millones de euros).

Los ministros de Economía han dado la bienvenida al "alto nivel de participación del sector privado" en la quita y han destacado que ello supone "una contribución importante para mejorar su sostenibilidad".

La contribución del FMI

Por lo que se refiere a los bonos regulados por leyes extranjeras, el Eurogrupo ha animado a los acreedores que los poseen a aprovechar  la prórroga hasta el 23 de marzo del plazo del canje y ha alertado de que las "alternativas" son peores, en referencia a un posible impago  total por parte de Grecia.

El éxito del canje de bonos y el cumplimiento por parte de Grecia de todos los requisitos previos eran las dos últimas condiciones exigidas por el Eurogrupo para desbloquear definitivamente el segundo rescate para Atenas.

Por ello, los ministros han autorizado el desembolso de un primer tramo de 35.000 millones de euros del segundo rescate que se destinará a compensar a los acreedores privados que han aceptado condonar parte de la deuda helena. El Fondo Monetario Internacional, al que Juncker y Angela Merkel han reclamado una "contribución significativa", deberá decidir la próxima semana su aportación.

La organización que dirige Christine Lagarde ya ha dado a entender que su aportación será muy inferior al 30% del total que venía desembolsando hasta ahora para no tener una exposición excesiva a Grecia.

Fitch rebaja la nota de la deuda griega

Según el portavoz del Gobierno alemán, la canciller está "contenta" del éxito de "la mayor reestructuración de la deuda de un Estado" y espera que "Grecia aproveche esta oportunidad".

El presidente francés también se ha mostrado esperanza de que este sea un punto de partida para poner fin a la crisis de deuda. "Hoy el problema se ha resuelto. Hemos pasado una página de la crisis financiera", ha declarado Nicolas Sarkozy, que se ha mostrado "feliz" de que por fin "el problema que ha lastrado la situación económica y financiera en Europa y el mundo durante meses, se haya solucionado".

Sin embargo, apenas unas horas después del acuerdo de la quita y la luz verde del Eurogrupo al rescate, la agencia de calificación crediticia Fitch ha bajado la calificación de la deuda griega hasta "RD" o "impago restringido", el más bajo del denominado "bono basura",  que equivale a una "bancarrota parcial" y es el último nivel antes de la "suspensión de pagos".

Fitch ha precisado en un comunicado que una vez se ejecute la operación del canje de bonos con los acreedores privados internacionales, concederá a Grecia una nueva calificación.

Noticias

anterior siguiente