Enlaces accesibilidad

La Policía abre 1.300 investigaciones sobre drogas con su "redada" en Twitter

  • Ha recibido más de 1.500 mensajes de denuncia contra el narcotráfico
  • Esta cuenta en twitter cuenta con más de 125.000 seguidores

Por
Colaboración ciudadana a través de las redes sociales

La Policía Nacional ha recibido más de 1.500 mensajes de denuncia y ha abierto 1.300 investigaciones contra el tráfico de drogas desde que a finales del mes de enero pusiera en marcha una "redada" en Twitter que, de momento, se ha saldado con dos detenidos y varios puntos de venta de droga desmantelados.

Según la Policía, las unidades periféricas antidroga tienen abiertas cerca de 600 investigaciones en toda España, y otros 700 correos están siendo analizados por la Brigada Central de Estupefacientes y están aportando "datos significativos" vinculados al narcotráfico a gran escala.

Tres ejemplos de las operaciones policiales iniciadas gracias a la colaboración ciudadana en la "tweetredada" de la Policía se han registrado en Melilla, Mérida y Parla (Madrid).

Diferentes operaciones

Según ha informado la Policía, en Melilla se ha desmantelado un punto de venta de droga en la barriada de la Constitución y se ha detenido a un joven de 26 años dedicado al menudeo de distintas sustancias estupefacientes.

Al arrestado se le han intervenido envoltorios de hachís preparados para su venta, decenas de comprimidos de sustancias psicotrópicas como Clorazepato, Dipotasio, Alprazolam y Clonazepam, y varias básculas y útiles para la distribución y embalaje de la droga.

Gracias a las denuncias recibidas en la dirección antidroga@policia.es, los investigadores han desmantelando otro punto negro de drogas en el barrio de El Peri-San Lázaro de Mérida.

Los agentes han registrado dos viviendas de la zona y han arrestado a una persona sobre la que pesaba una orden de detención por tráfico de drogas.
También se ha localizado un bar de copas de la localidad madrileña de Parla donde se vendía cocaína y marihuana.

Máxima confidencialidad

La Brigada Central de Estupefacientes ha sido la encargada de atender con la máxima confidencialidad las informaciones recibidas en la primera "tweetredada" a través de su perfil en Twitter (@policia) y en el resto de sus cuentas en las redes sociales.

Después de un análisis minucioso, se ha comunicado a las unidades periféricas aquellos datos que puedan ser relevantes para una investigación.
De los 1.500 mensajes recibidos, 200 han sido descartados al no aportar ninguna información veraz o contrastada.

Con esta campaña, la Policía ha aprovechado su gran difusión en las redes sociales y, en especial de su cuenta en Twitter, que se sitúa ya como la segunda institución pública española más seguida, con más de 125.000 seguidores.

Ésta no es la primera acción de comunicación o petición de colaboración que realiza la Policía Nacional a través de las redes sociales.

Desde 2009 se han hecho diversas campañas, ya sea contra la pornografía infantil o para pedir a las víctimas de violencia de género que denuncien, y se han difundido las fotografías de los delincuentes más buscados o de obras de arte desaparecidas.

Además, la Policía ha utilizado la web 2.0 para dar consejos de seguridad en Navidad y vacaciones de verano, para una navegación segura en Internet, así como difundir numerosas alertas de fraude online.

Noticias

anterior siguiente