Anterior El Atlético rescata un punto en Montilivi Siguiente Los Mossos d'Esquadra no saben "con precisión" quién es el terrorista huido y desconocen su paradero Arriba Ir arriba
Carrusel final tras el desfile de Rabaneda celebrado en Gran Vía, dentro de Madrid Fashion Show. MFS

Los jóvenes diseñadores españoles muestran un buen nivel

  • Rabaneda, familar de Paco Rabanne, firma un excelente trabajo

  • Buen nivel de las colecciones para hombre como la de Etxeberria

  • Especial rtve.es sobre las pasarelas madrileñas

  • OFF y Madrid Fashion Show, pasarelas con buen nivel

|

 Hay vida más allá de Ifema, y en esta semana de la moda madrileña se ha concentrado en espacios tan relacionados con el arte como el Museo del Traje o la sede del Ballet Nacional. Algunos diseñadores han elegido salir de EGO y presentar sus propuestas en el OFF pero sin cortar el cordón umbilical con la MBFWM.

Es el caso de Etxeberria, que en septiembre ganó el premio L´Oreal a la mejor colección de EGO, y ahora ha presentado su colección invernal fuera del recinto ferial.

Juan Vidal, Alvarno, José Matteos, María Lafuente, Nihil Obstat, Sin Patrón y Yono Taola completan el calendario OFF, y dentro de él destaca la plataforma Madrid fashion show, una alternativa muy interesante que ha sido la gran sorpresa de la semana de la moda de Madrid. 

Jóvenes aunque sobradamente preparados

Subieron el telón Alberto Puras (que en septiembre estuvo en EGO), Santiago del Palacio y Jorge Acuña, y lo bajó Rabaneda con un desfile celebrado en plena Gran Vía, corazón de Madrid. Corazón y vida, pero también ausencias, marcan su colección que enarbola la bandera del inconformismo, una bandera en gris, celeste y negro. Tan solo algún destello amarillo irrumpe en la breve paleta cromática que enfatiza la idea de infancia, madurez y vacío.

La camisa para mujer es una de las prendas básicas de la colección. La vemos con superposiciones asimétricas, con tejidos de brocado en blanco bautizo, con costuras en los hombros que proyectan una falsa manga ranglan o con una capita.

Todas llevan manga larga, en contraste con lo corto de las faldas. La mayoría son mini, algunas de doble largo con una línea de sencillez extrema pero muy elegante. Otras, más largas, llevan plisados que imitan los rayos del sol, al igual que los adornos metálicos en oro que recuerdan a los rayitos de las figuras del Niño Jesús.

Vemos un short de línea curvada en tamaño reducido que contrasta con los maxipantalones y las maxiplataformas de los zapatos. La capa, reina de la temporada, se ve distinta y muy trabajada, y choca con un pantalón que luce una abertura en una de las piernas.

Para los chicos Rabaneda propone un aire retro adulto, con chaquetas alejadas del cuerpo, pantalones de caja grande- casi una falda-, capas y alguna bermuda de estampado de flores. El único detalle de alegría que irrumpe en el desfile.

Las prendas de patrón rebelde suelen teñirse de negro, la ausencia de color, la ausencia de vida. Al contrario que el celeste, tan infantil, tan puro como lo son casi todas las siluetas de esta colección.

Etxebarria se confirma en la moda masculina


Lejos de este mundo de contrastes vimos antes la propuesta de Etxeberria para un hombre atrevido, que ama el lujo de los buenos tejidos y sigue las tendencias. El abrigo es la pieza central, en paños de lana o con pieles, algunas de aire salvaje, siempre con patrones distintos.

Toda la colección, gracias a Dios, es invernal, y vemos punto grueso, botas con piel de pelo largo, bolsos grandes y una gama de negros, grises, crudos, rosa y rojo.

Los cuadros se ven en tamaño diminuto o en tamaño grande para trenchas y pantalones, algunos muy pegados a las piernas, contrastando con la amplitud de algunas prendas de abrigo.

Destacan las superposiciones y la inquieta personalidad del chaleco que tan pronto tapa una camisa como se lleva sobre una chaqueta.

Juan Vidal, de Valencia a OFF

Juan Vidal, con colección de mujer, apuesta por el vestido de coctel en diferentes blancos. Sus primeras salidas, fantásticas, tienen marcan la silueta o tienen línea A. La mayoría luce coquetos lazos, y los tejidos varían desde del punto al terciopelo de seda.

No faltan otros de nueva factura como la sarga o la gabardina técnicas, que se apartan para que mikados y satenes luzcan un estampado de colores fríos con aplicaciones de pasta que parecen de cristal helado. Es una colección luminosa de día y sofisticada, y un tanto recargada, de noche.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente