Enlaces accesibilidad

Romney se impone a Gingrich con una cómoda ventaja en las primarias republicanas de Florida

  • Romney gana con el 46% de los votos frente al 31% de Gingrich
  • La próxima cita electoral tendrá lugar el sábado en Nevada

Por
Romney se impone a Gingrich con una cómoda ventaja en las primarias republicanas de Florida

El exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, se ha impuesto a Newt Gingrich en las primarias republicanas celebradas este martes en Florida.

Con el 100% de los votos escrutados, Romney consigue el apoyo del 46,4% de los votantes frente al 31,9% logrado por Gingrich. El exgobernador de Massachusetts --al que las últimas encuestas daban como ganador-- obtiene así una cómoda ventaja frente su principal rival y consigue un gran impulso en la batalla para decidir quién será el candidato republicano que disputará la presidencia a Barack Obama.

A gran distancia han quedado el exsenador Rick Santorum (13,4%) y el congresista Ron Paul (7%).

Con esta victoria Romney consigue los 50 delegados de Florida en la convención republicana --que se celebrará el próximo mes de agosto en Tampa (Florida)-- y que designará oficialmente al candidato del partido que se enfrentará a Obama en las presidenciales de noviembre.

El triunfo de Romney ha sido generalizado en el estado, salvo en el área noroccidental. En esta zona se concentra la población más conservadora de Florida, que ve al exgobernador de Massachusetts un candidato demasiado moderado.

La victoria de Gingrich en Carolina del Sur puso en duda la condición de favorito de Romney quien, sin embargo, con la victoria de este martes en Florida, consigue su segundo triunfo en el proceso de primarias republicanas tras su victoria en New Hamspire a principios de enero.

Romney, dispuesto a liderar el país

El exgobernador de Massachusetts, que ha comparecido exultante ante sus partidarios tras conocerse los resultados, ha dado las gracias a sus votantes y se ha declarado dispuesto "a liderar el partido y nuestro país", recoge Efe.

Romney ha dicho que el proceso de primarias, muy reñido hasta ahora, "no nos divide, sino que nos prepara para la batalla electoral del 6 de noviembre contra Obama", quien se ha convertido en el blanco absoluto del discurso del exgobernador de Massachusets.

Señor presidente, ha llegado el momento de echarse a un lado

"Señor presidente, lo eligieron para liderar el país y usted optó por dejarse mandar. Ha llegado el momento de echarse a un lado", ha afirmado Romney, quien ha querido proyectar una imagen ya de mandatario y de candidato de hecho de su partido.

Si resulta elegido para gobernar el país, Romney ha prometido que "comenzaremos unos nuevos Estados Unidos en donde la esperanza --lema de campaña de Obama en 2008-- es un nuevo puesto de trabajo y una paga, no una palabra gastada", informa la misma agencia.

Romney comenzará esta semana a recibir protección del Servicio Secreto, el cuerpo encargado de la seguridad del presidente estadounidense. Según fuentes republicanas, recogidas por la cadena ABC News, Romney no ha solicitado esta protección, sino que recibió la oferta tras su victoria en New Hamspire.

Nueva cita, el sábado en Nevada

La próxima cita electoral tendrá lugar el sábado en Nevada, un estado donde la población latina cuenta con un gran peso en las urnas, al igual que en Florida. Nevada convoca a los electores republicanos bajo el formato de 'caucus' o asambleas populares --como en Iowa, donde ganó Santorum--.

En Nevada Romney también parte, en principio, como favorito porque existe una importante población mormona, la misma religión que profesa el exgobernador de Massachusetts. Lo mismo sucede en Arizona, donde se celebrarán primarias a finales de febrero.

Sin embargo, Romney tiene todavía mucho trabajo por hacer. Su principal rival, Newt Gingrich, intentará captar la confianza de las bases más conservadoras del partido republicano--que ven al exgobernador de Massachusetts demasiado moderado--, por lo que Romney tiene ante sí el gran reto de convencerles para captar su voto.

Noticias

anterior siguiente