Enlaces accesibilidad

El Eurogrupo pide un interés más bajo a la banca en el acuerdo para la quita de deuda griega

  • El interés tendrá que situarse por debajo del 3,5% antes del año 2020
  • Pide al Ejecutivo de Papadimos un nuevo programa de ajuste

Por

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro han rechazado los términos de condonación del 50% de la deuda griega planteados por sus acreedores privados y solilcitan un interés más bajo, según ha anunciado el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker. 

Junker ha aclarado que el interés tendrá que situarse por debajo del 3,5% antes de 2020, es decir, por debajo de los niveles de más del 4% que esperaban lograr los acreedores para los bonos a 30 años.

Han pedido a Grecia que continúe negociando

"Los ministros han pedido a Grecia que continúe negociando para lograr un nivel de interés claramente inferior", ha declarado Juncker al término del Eurogrupo en rueda de prensa.

El primer ministro luxemburgués ha asegurado, no obstante, que se ha producido una "mayor convergencia" en las negociaciones entre el Gobierno griego y el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), que representa a la banca internacional tenedora de la mayoría de la deuda griega en manos del sector privado.

Lograr un consenso

"Celebramos la mayor convergencia y pedimos al Ejecutivo heleno que logre un consenso en los próximos días", ha recalcado Junker, quien ha añadido que dicho acuerdo deberá basarse en los términos y condiciones fijados el pasado 26 de octubre sobre la participación privada en el rescate griego.

El primer ministro luxemburgués también ha afirmado que la condonación del 50 % de la deuda nominal de Grecia debe llevar al cumplimiento del objetivo de déficit del 120% del PIB en 2020 y basarse en un acuerdo voluntario, que traerá aparejado una ayuda del 130.000 millones de euros.

El Eurogrupo de este lunes debía examinar el estado de la negociación entre Grecia y sus acreedores, representados por el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), que han estado discutiendo los últimos días una quita nominal de al menos el 50% (como se comprometió en la cumbre europea de octubre).

Además de esa cifra nominal, está en negociación el tipo de interés al que se pagarán los nuevos bonos, lo que redundará en pérdidas mayores para la banca y el resto de tenedores de deuda griega (incluidos fondos de riesgo).

Nuevo programa de ajuste

En paralelo, ha pedido al Ejecutivo de Lucas Papademos que acuerde con la troika -el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea- los parámetros un nuevo programa de ajuste tan pronto como sea posible.

Juncker ha reiterado, por otra parte, que el lugar de Grecia está en la eurozona y asegura que no existen divergencias al respecto entre los socios europeos.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha coincidido en que Atenas debe poner en marcha reformas estructurales de manera prioritaria y definir las acciones necesarias antes de obtener el segundo programa de ayuda.

Noticias

anterior siguiente