Enlaces accesibilidad

Los manifestantes recuperan el control de la plaza Tahrir en El Cairo

  • Al menos dos muertos y más de 600 heridos en los enfrentamientos
  • Esta mañana siete policías han resultado heridos y ha habido cinco detenidos 
  • Se oponen a las prerrogativas que tendrá la junta militar en la Constitución

Por
El Cairo se ha convertido en el centro de una batalla campal

Cientos de manifestantes contra la Junta Militar egipcia han retomado el control de la plaza Tahrir en El Cairo, tras el repliegue de las fuerzas de seguridad, y han comenzado a cerrar los accesos al lugar.

Hay al menos dos muertos y más de 670 personas han resultado heridas en los violentos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes contra la Junta Militar. Hay una veintena de detenidos.

Brigadas de voluntarios impiden a los vehículos acceder a la plaza, en la que en estos momentos hay una relativa calma, mientras que la policía se ha retirado a las inmediaciones del cercano Ministerio del Interior.

El subsecretario de Sanidad egipcio, Hisham Shiha, dijo a la agencia oficial Mena que los heridos son producto "de la agresión de los manifestantes a las fuerzas de seguridad".

Al menos 36 personas, de las que 15 siguen ingresadas, fueron desplazadas a dos hospitales, mientras que otros 45 fueron atendidos en el lugar, principalmente por fracturas y por asfixia causada por los gases lacrimógenos.

Algunos de los manifestantes han comenzado a romper los adoquines de las aceras y a almacenarlos en previsión de nuevos choques con los agentes antidisturbios.

Los primeros en retomar la plaza fueron manifestantes muy jóvenes, algunos de ellos incluso menores de edad, tras los que se han incorporado opositores de mayor edad, de los cuales un buen número son islamistas y salafistas.

Hasan el Guindi, estudiante 20 años, explicó que se enteró de los choques por Facebook y decidió sumarse a los manifestantes de inmediato.

Ataviado con una mascarilla contra los efectos de los gases lacrimógenos, relató cómo vio a algunos de los agentes antidisturbios pegar con porras a otros jóvenes.

"Debemos cambiar al mariscal (Husein Tantaui, jefe de la Junta Militar egipcia) para que las elecciones sean limpias, porque hay cosas que no han cambiado respecto al régimen anterior", dijo El Guindy.

Mientras, Mohamed Mahmud, un vendedor de camisetas "revolucionarias" que fue testigo del inicio de los enfrentamientos en Tahrir señaló que había manifestantes que querían acampar en la plaza, después de la masiva manifestación de ayer, pero que la policía quiso impedirlo porque causa problemas para el tráfico.

Al menos un vehículo ardió en la plaza, que el viernes acogió una multitudinaria manifestación para reclamar que los militares traspasen el poder a una autoridad civil.

Blindan la sede del Ministerio del Interior

Hay centenares de policías en torno a la sede del Ministerio del Interior, adonde se han enviado refuerzos, mientras que unos 60 camiones policiales bloquean el acceso a los alrededores.

Salman Abdelaziz, un estudiante de 18 años, explicó, mientras recuperaba fuerzas para volver a enfrentarse a la policía, que los "revolucionarios" repartieron mascarillas a la gente.

Abdelaziz dijo que los policías "comenzaron a atacar, tirando cócteles molotov y gases lacrimógenos".

Este país necesita un cambio que no ha tenido en 30 años, dice un manifestante.

Los efectivos desplegados pertenecen a los cuerpos de seguridad, pero no a las Fuerzas Armadas, a diferencia de ocasiones precedentes.

El próximo 28 de enero está previsto que comiencen las elecciones legislativas, que se espera sean los primeros comicios democráticos de la historia de Egipto, para elegir un Parlamento del que saldrá una nueva Carta Magna.

Siete heridos y cinco detenidos esta mañana

Por la mañana, al menos siete policías resultaron heridos en choques en la plaza, que se saldaron con la detención de cinco personas, cuando la policía intentaba desalojar Tahrir tras la protesta del viernes.

Según el Ministerio, cinco "alborotadores" fueron arrestados después de que, "en cumplimiento de la ley y tras advertir a varios manifestantes que permanecían acampados en la plaza Tahrir, las fuerzas de orden dispersaran a unas doscientas personas y retiraran las tiendas de campaña".

El director de la ONG Instituto de El Cairo para los Derechos Humanos, Bahey Eddin Hasan, dijo que los arrestados son cinco activistas entre los que se encuentra un conocido bloguero, cuya identidad no ha ofrecido.

Por su parte, un dirigente del movimiento Jóvenes del 6 de Abril Mahmud Afifi ha dicho que los manifestantes no atacaron a las fuerzas de seguridad, sino que fue la policía la que agredió a los acampados en Tahrir, que eran familiares de las víctimas de la pasada revolución.

Condenamos y rechazamos el uso de la fuerza policial

"Condenamos y rechazamos el uso de la fuerza policial porque todo el mundo tiene derecho a manifestarse. Aquí se ha violado ese derecho y se ha maltratado a los acampados", ha denunciado Afifi, que ha pedido la liberación inmediata de los detenidos.

Este suceso ocurre después de que este viernes decenas de miles de egipcios se manifestaran en Tahrir para pedir el traspaso del poder a una autoridad civil y protestar contra las prerrogativas que se quiere conceder a la junta militar que gobierna el país en la actualidad cuando se elabore una nueva Constitución.

Noticias

anterior siguiente