Enlaces accesibilidad

Viaje al universo de la cultura gótica, entre el terror y la sofisticación

  • Madrid celebra la tercera edición de su Semana Gótica
  • Un movimiento inspirado en el romanticismo, la fantasía y lo sobrenatural

Enlaces relacionados

Por
'Ofelia', Jhon Everett Millais SEMANA GÓTICA MADRID

Historia y cultura

El racional e ilustrado siglo XVIII produjo muchas más maravillas de las que son comúnmente conocidas. Entre ellas, surge toda una corriente de pensamiento que comienza a ensalzar conceptos como la sensibilidad y el sentimiento, junto a otros como la imaginación y la fantasía. Uno de los más determinantes será el concepto de lo sublime, entendido como todo aquello que produce estremecimiento en el hombre, manifestando su fragilidad y vulnerabilidad. Definitivamente, el miedo es el sentimiento sublime por antonomasia.

Oscuro y sofisticado. Fantástico y sobrenatural. El mundo gótico posee unas señas de identidad marcadas y reconocibles. Fluctuán entre su visible estética "oscura", las imágenes vampíricas en el cine, convertidas en iconos, con el Nosferatu de Murnau como principal exponente, a los más actuales acordes del rock gótico que se mueven entre el trash y lo sonidos experimentales.

Una "filosofía" que impregna de forma transversal todas las áreas de la cultura, en sus diferentes variantes e interpretaciones. Sitúa parte de sus orígenes en una evolución del Movimiento Romántico del siglo XIX, con el "malditismo", el amor y la muerte, como abanderados de una importante corriente literaria.

La tercera edición de la Semana Gótica de Madrid recupera este imaginario tenebroso, con multiples actividades: desde exposiciones sobre el arte prerrafaelita, a coloquios sobre la influencia de lo sobrenatural en las novelas, a desfiles de "moda y maquillaje gótico". El Museo del Romanticismo acoge hasta el 30 de octubre la mayor parte de estos eventos que buscan "la luz en la oscuridad", no en vano, su lema de este año es Lumen in tenebris. 

"El término gótico hace referencia a lo que se concebía como la barbarie goda y en última instancia remitía a la Edad Media, época oscura, a la vez que fascinante", explica a RTVE.es, Asunción Cardona, Directora del Museo, que repasa algunos de los "lugares comunes" del movimiento como la fascinación por escenarios misteriosos, como ruinas, cementerios o mazmorras, en los que se situan personajes en apuros.

"En definitiva, aquello que el miedo provoca en el hombre, como una forma más de éxtasis, ha acompañado las manifestaciones artísticas de la modernidad, conformándola", añade.

A continuación, les proponemos un viaje a los referentes de este universo "luminoso" que no deja de mutar:

Literatura

El Romanticismo alcanzó su expresión más oscura en autores como Chateaubriand, que en sus Memorias de ultratumba fusiona lo individual y lo universal, Goethe, con su Fausto, o el Conde de Lautréamont, que con Los cantos de Maldoror ensalza el asesinato, el sadomasoquismo, la violencia, la blasfemia, la obscenidad, la putrefacción y la deshumanización.

En la narrativa siglo XIX aparecen el Dracula de Stoker, el Frankenstein de Mary Shelley, y podemos destacar otros autores como Gaston Leroux y su Fantasma de la ópera, que combina romance, terror, misterio y tragedia  Edgar Allan Poe fue el gran renovador de la novela gótica. Ejerció gran influencia en la literatura simbolista francesa y, a través de ésta, en el surrealismo .

El concepto de poeta maldito viene acuñado por el ensayo de Verlaine, que lleva esta expresión por título. El concepto de malditismo engloba a otros autores que llevan una vida bohemia, rechazan las normas establecidas (tanto las reglas del arte como los convencionalismos sociales) y desarrollan un arte libre o provocativo como Rimbaud, Shelley, Baudelaire o Byron.

El romance paranormal cobra su forma actual en las Crónicas Vampíricas de Anne Rice, cuya temática principal es el amor, la muerte, la inmortalidad, el existencialismo y las condición humana. Recientemente, su heredera Stephenie Meyer ha alcanzado un enorme éxito de público con la saga Crepúsculo.

Otra obra de gran repercusión es la de Lovecraft, entidad ficticia cuya mitología versa sobre extraños seres extraterrestres que habitaron la Tierra mucho antes de los seres humanos.

Cómic

"Al igual que la literatura, el cómic gótico se centra fundamentalmente en el terror. Entre los títulos que podemos leer actualmente en España destacamos la Biblioteca Grandes del Cómic: Clásicos del terror de EC y las colecciones de Creepy y Eiree", analiza el experto en cómic de RTVE.es, Jesús Jiménez.

El dibujante Bernie Wrightson, es el auténtico maestro del terror, destacando sus ilustraciones de Frankenstein, la novela de Mary Shelley. (Todos los títulos mencionados están publicados por Planeta DeAgostini)

En cuanto al humor, destacamos El joven Lovecraft (Diábolo), una divertida parodia del popular autor, a cargo de José Olivier y Bartolo Torres.

Recientemente se ha publicado La protectora (Edicions de Ponent), un fabuloso cómic de Keko que continúa la historia de Otra vuelta de tuerca, de Henry James.

Las “lolitas góticas” (una forma de cosplay japonés) protagonizan numerosas colecciones de manga. Aunque recomendamos el terrorífico Death Note (Glénat), ganador del Salón del Manga de Barcelona.

Sin olvidar From hell (Planeta DeAgostini), el clásico de Alan Moore sobre Jack el destripador el cazador de demonios Hellboy (Norma) de Mike Mignola, Sandman, de Neil Gaiman y Batman, afincado en Gotham City.

Música

Billyphobia, Director de Arte y DJ Oficial de la Semana Gótica de Madrid, resume la evolución del sonido rock gótico:

El fracaso de la revolución punk de finales de los 70's convirtió el inconformismo beligerante de los jóvenes de la época en decepción. En ese momento aquella ira musical evolucionó hacia el lirismo introspectivo de Bowie o Lou Reed (Velvet Underground) que junto a Iggy Pop & The Stooges tuvieron una gran repercusión en los precursores del rock gótico. En lo musical, el bajo adquiere mayor protagonismo, las composiciones se vuelven más decadentes y el tempo se ralentiza.

En el plano intelectual, las letras abordan temas más íntimos: transmiten pérdida, desaliento, tristeza. Nace el After Punk. Comienza la búsqueda de opciones diferentes, la huida hacia lo oculto, la curiosidad por la muerte, el rechazo social constructivo. Grupos míticos como The Cure, Siouxsie & The Banshees Bauhaus, Joy Division, Southern Death Cult o Sex Gang Children convirtieron aquella moda pasajera en culto underground.

Hoy empieza todo - The Cure, los tres primeros discos - 30/09/11

Es en los primeros 80's cuando el gothic rock nace como tal. Aparece en escena The Sisters of Mercy que se convertiría durante su etapa underground (1980-85) en referente universal de la música oscura posterior. La inconfundible voz grave de su líder Andrew Eldritch, el bajo prominente y la percusión rítmica de caja destacan sobre un fondo de acordes elaborados y melodías sencillas de sintetizador.

Desafiando la supremacía británica de la década surgieron grupos como Christian Death (USA), Birthday Party (Australia), X-Mal Deutschland (Alemania) o Parálisis Permanente (España) por citar algunos. A mediados de los
80's, irrumpe en la malograda escena gótica del Reino Unido uno de los pilares esenciales del movimiento: The Fields of the Nephilim. Música oscura, atmosférica y contundente. 

Sonideros rescata "Toy", el álbum perdido de David Bowie - 03/04/11

En los 90's Alemania toma el relevo representativo de la escena gótica internacional. Grupos alemanes continuistas como Garden of Delight, Love Like Blood, Dreadful Shadows o Merry Thoughts, adaptaron el sonido oscuro tradicional a los nuevos tiempos.  Finalmente, con el nuevo milenio, la escena gótica está experimentando un retorno a sus orígenes. Grupos como Merciful Nuns o Angels of Liberty apuestan por el lirismo y la oscuridad primigenias de antaño desde una perspectiva actual. 

Cine

Nosferatu, la joya muda de F.W. Murnau rodada en Eslovaquia en 1922, es uno de los claros referentes cinematográficos de inspiración gótica. El film es un claro exponente del expresionismo alemán y es una adaptación no autorizada de Drácula de Bram Stoker. El director se vio obligado a cambiar algunos nombres, y el sanguinario vampiro pasó a llamarse Nosferatu; el Conde Drácula, se convirtió en el Conde Orlok.

Nosferatu es un muerto viviente cuya apariencia física se asemeja a un roedor, especialmente en sus largas uñas y en sus dientes incisivos. La Directora de la Semana Gótica de Madrid, Marjorie Eljach, explica como la historia del vampiro fue el primer y último film de la productora Prana, "la compañía se declaró en bancarrota después que el heredero de Bram Stoker la demandó por la violación de los derechos de autor. La corte ordenó que todas las copias existentes fueran destruidas, aunque algunas ya habían sido distribuidas alrededor del mundo. Nosferatu aumentó de inmediato su leyenda como una de las grandes versiones cinematográficas de la historia del vampiro".

Drácula, encarnado en diferentes versiones por Bela Lugosi y Christopher Lee, es otro de los clásicos. En 1931, el director norteamericano Tod Browning dirige la primera película de Drácula. Hasta llegar a la versión de Francis Ford Coppola, Drácula de Bram Stoker (1992).

"Dos han sido los actores españoles encargados de dar vida a este personaje, Paul Naschy y Germán Robles, siendo este último el primer vampiro latinoamericano", explica Eljach, que también cita como ejemplos algunos de los títulos de Tim Burton como Batman, Pesadilla antes de Navidad, o Eduardo Manostijeras. Un mundo imaginario y oscuro a menudo habitado por seres inadaptados y enigmáticos.

Noticias

anterior siguiente