Enlaces accesibilidad

Una polémica costilla de mastodonte conduce hasta los primeros cazadores americanos

  • La costilla tiene 13.800 años de antigüedad
  • Fue descubierta con una punta de lanza incrustada
  • La datación fecha en 1.000 años antes de lo previsto esta cacería

Por
 La costilla de mastodonte fue descubierta con una punta de lanza de hueso clavada en su interior.
La costilla de mastodonte fue descubierta con una punta de lanza de hueso clavada en su interior. UNIVERSIDAD DE TEXAS

Una controvertida costilla de mastodonte de 13.800 años de edad mantiene desconcertados a los científicos. Fue descubierta en EE.UU. con una punta de lanza de hueso incrustada en su interior, lo que sugiere que el animal murió en una cacería.

La polémica surge por la datación de estos restos. El hallazgo sería unos 1.000 años anterior al nacimiento de la cultura Clovis, la cultura indígena más primitiva de Norteamérica y pondría de manifiesto que los cazadores que mataron a este animal vivieron antes que ellos.

Los fósiles fueron descubiertos a finales de los 70 cerca de Manis, Washington. Pese a que investigadores inicialmente fecharon los restos hace unos 14.000 años, otros cuestionaron esta datación y el hecho de que la costilla estuviera vinculada a otros restos descubiertos en el yacimiento.

Los rayos X revelaron la longitud de la lanza clavada en la costilla

Para arrojar luz sobre el descubrimiento, Michael Walters y sus colegas de investigación de la Universidad de Texas han utilizado una técnica denominada espectrometría de masa para datar el carbono en las muestras de colágeno extraídas de la costilla, de la punta incrustada en ella y de un par de colmillos encontrados en la zona.

Sus resultados, que se publican en la revista Science, muestran que todos estos fósiles tienen la misma edad, aproximadamente 13.800 años.

Los investigadores también utilizaron un escáner de rayos X de alta resolución para visualizar la punta de hueso que estaba incrustada en la costilla.

@@MEDIA@@

Estos revelaron que la punta penetró unos 27 centímetros, lo que es comparable a la longitud de las lanzas utilizadas en la etapa Clovis.

El equipo también analizó material genético de la costilla y de la punta de hueso, concluyendo que la punta estaba hecha de hueso de mastodonte.

Estos hallazgos, junto con evidencia de otros yacimientos, sugiere que la humanidad cazaba mastodontes o mamuts al menos un milenio antes de que empezaran a hacerlo los Clovis.

“Así, el impacto de los cazadores humanos en la megafauna norteamericana fue más prolongado de lo que se había planteado como hipótesis anteriormente y no fue exclusivamente una 'rápida matanza' de los Clovis”, explican los autores del estudio que 'exculparía' a esta cultura de ser los únicos causantes de conducir a la extinción de los grandes mamíferos de la Edad de Hielo.

Noticias

anterior siguiente