Enlaces accesibilidad

La vacuna española contra el virus del sida logra una respuesta inmune del 90%

  • El compuesto ha sido elaborado por el CSIC y se encuentra en fase I
  • Los responsables de la investigación piden "cautela" porque aún es pronto

Ver también: 30 años de lucha contra el sida

Por
Científicos españoles prueban con éxito en personas sanas una vacuna contra el virus del SIDA

La vacuna preventiva contra el virus del sida del CSIC, "mucho más potente" que las desarrolladas hasta ahora en el mundo, ha logrado una respuesta inmune del 90% en un ensayo clínico en fase I realizado con 30 voluntarios sanos en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y el Hospital Clínic de Barcelona. El 85% de ellos mantenía esta inmunidad contra el VIH un año después.

El hallazgo ha sido presentado este miércoles en una rueda de prensa por los responsables de la investigación: Mariano Esteban, del Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); Felipe García, del Hospital Clínic de Barcelona, y Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, informa Efe.

La eficación del compuesto MVA-B, elaborado y patentado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, contra el subtipo B del virus, el más prevalente en Europa, genera una de las mejores respuestas del sistema inmunológico de las registradas hasta la fecha, pero los propios investigadores piden prudencia.

"Los resultados deben ser tomados con cautela ya que el tratamiento solo se ha probado en 30 voluntarios y, aunque estimula una respuesta potente en la mayoría de los casos, es pronto para predecir si las defensas inducidas prevendrán la infección", ha señalado el doctor responsable del equipo de investigación del Clínic, Felipe García.

La seguridad y eficacia del ensayo clínico son descritas en dos artículos en las revistas Vaccine y Journal of Virology.

Según señala el CSIC en una nota, en 2008, la MVA-B demostró una alta eficacia en ratones y macacos y protección contra el virus de la inmunodeficiencia del simio (SIV).

Este hallazgo motivó la ejecución del ensayo clínico con 30 voluntarios sanos. Tras los resultados, el equipo del Gregorio Marañón de Madrid y el Clínic de Barcelona iniciará un ensayo clínico en fase I con voluntarios infectados de VIH para comprobar su eficacia como vacuna terapéutica.

El éxito del tratamiento se basa, explica el CSIC, en que el sistema inmunológico puede quedar entrenado para responder frente a partículas del virus y células infectadas de forma duradera.

El investigador en el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC Mariano Esteban, responsable del desarrollo del compuesto, asegura que el MVA-B "ha demostrado que es tan potente o mejor que las vacunas actualmente en estudio".

Sobre su seguridad, el responsable del equipo del Gregorio Marañón, el doctor Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, ha afirmado que los efectos secundarios "son los que cabe esperar en cualquier tipo de vacunación" y que "no ha existido ningún efecto adverso que haya comprometido la salud de los voluntarios".

Una vacuna preventiva contra el VIH/sida

El objetivo del estudio era comprobar la capacidad preventiva de esta vacuna, es decir si era capaz de provocar una respuesta en el el sistema inmunológico de los pacientes.

El estudio, ha explicado López Bernaldo de Quirós, fue "aleatorio y doble ciego", es decir que los investigadores no decidieron a quién se suministraban las vacunas o el placebo y el personal del ensayo tampoco supo en ningún momento qué está administrando.

Durante el ensayo, seis personas recibieron placebo y 24 la vacuna, que presentaron "escasos" y "leves" efectos secundarios (cefaleas, dolor en la zona de la inyección o malestar general), por lo que se puede afirmar que "la vacuna es segura para continuar con el desarrollo clínico del producto", ha subrayado este investigador.

El 95% de los pacientes generó defensas (normalmente responden en un 25%), pero además, mientras que otras vacunas estimulan células o anticuerpos, este prototipo "ha logrado estimular ambas", ha destacado Felipe García.

Además, en el 85% de los pacientes, las defensas generadas se han mantenido durante al menos un año "que en este campo es bastante tiempo", ha constatado García.

Un nuevo ensayo con infectados por el VIH

Los investigadores realizarán ahora un nuevo ensayo clínico, esta vez con voluntarios infectados por el VIH, con el objetivo de saber si este compuesto, además de prevenir, puede servir para tratar esta enfermedad.

"Hemos probado que sirve como vacuna preventiva y en octubre vacunaremos a personas infectadas con VIH para ver si además la vacuna sirve para curar porque los tratamientos antirretrovirales (combinación de tres fármacos) tienen que tomarse de por vida, algo insostenible en lugares tan afectados por el sida como África", ha afirmado García.

El nuevo ensayo se realizará con otros treinta voluntarios; veinte recibirán la vacuna y diez el placebo.

Cómo es la vacuna del VIH

Este prototipo de vacuna, bautizado como MVA-B, recibe su nombre del virus Vaccinia Modificado de Ankara (MVA), un virus atenuado que sirve como modelo en la investigación de múltiples vacunas.

Para fabricar esta vacuna, se han introducido cuatro genes del VIH (Gag, Pol, Nef y Env) en la secuencia genética de vaccinia.

Hasta ahora, el único ensayo de vacuna contra el VIH que ha llegado a la fase III se ha hecho en Tailandia (las fases I y II prueban la toxicidad del compuesto y su eficacia, mientras que las fases III y IV examinan la posología del medicamento).

Este prototipo se probó con 16.000 voluntarios pero logró una eficacia del 31% y una respuesta inmunológica "muy baja", ha recordado Esteban.

Lo positivo de este ensayo es que "tenemos un prototipo muy potente, mucho más que el utilizado en Tailandia" y que alcanzó la fase III de pruebas.

El prototipo de vacuna, patentado por el CSIC, está diseñado para combatir el subtipo B del virus del sida, el de mayor prevalencia en Europa, Estados Unidos, América Central y Sur y Caribe. El más extendido en África y Asia es el subtipo C.

Noticias

anterior siguiente