Anterior Demasiado castigo para el Leganés ante el Barça Siguiente Muere José Manuel Maza, fiscal general del Estado Arriba Ir arriba
El director de cine Fank Capra
El director de cine Fank Capra Wikimedia Commons

20 años sin Frank Capra, el maestro de la edad de oro de Hollywood

  • Es considerado uno de los padres de la comedia americana

  • Más de 30 títulos y cinco Oscar avalan su carrera cinematográfica

  • Es autor de los clásicos ¡Qué bello es vivir! o Sucedió una noche

|

Cronología:

1897: Nace el 18 de mayo en Palermo, Sicilia.

1903: Emigra a EE.UU. junto a su familia.

1918: Termina sus estudios de ingeniería química en el California Institute of Technology.

1926: Rueda su primer largometraje: El hombre cañon

1929: Dirige su primera película sonora: La sortija que mata

1934: Gana su primer Oscar como Mejor Director con Sucedió una noche

1936: Gana su segundo Oscar como Mejor Director por El secreto de vivir.

1938: Gana su tercer Oscar como Mejor Director por Vive como quieras.

1946: Estrena su comedia más popular: ¡Qué bello es vivir!

1961: Rueda su última película: Un Gangster para un milagro.

1971: Publica su autobiografía, Frank Capra: El nombre más alto que el título.

1982: El Instituto Americano del Cine le ofrece un premio en reconocimiento por toda su obra.

1991: El 3 de septiembre muere a causa de un infarto en La Quinta (California)

Este sábado se cumplen 20 años de la muerte del director estadounidense de origen italiano Frank Capra, considerado uno de los grandes directores de la época dorada de Hollywood y uno de los padres de la comedia americana.

Murió el 3 de septiembre de 1991 en California como uno de los héroes de sus películas, sin revuelo, de un infarto mientras dormía. A sus 94 años había logrado lo que muchos hubieran deseado, que sus trabajos formaran parte de las listas de los mejores filmes de la historia del cine.

No tuvo el camino fácil desde que con seis años dejó su Sicilia natal. Llegó junto a su familia en 1903 a EE.UU. en un barco de inmigrantes sin saber nada de inglés y se instaló en Los Angeles. Allí, Capra tuvo que pelear con su propia familia para poder costearse sus estudios.

Quería ir a la escuela porque sabía que tendría que pelear duro y quería ganar

"Quería ir a la escuela porque sabía que tendría que pelear duro y quería ganar", reconoció el director en su autobiografía The Name Above the Title (El nombre más alto que el título) publicada en 1971.

Frank Capra hizo de todo, trabajó de camarero, de empaquetador, fue músico ambulante y vendió periódicos para poder pagarse sus estudios. Tuvo una juventud sacrificada al servicio de la formación y finalmente su curiosidad lo llevó a descubrir el cine cuando estudiaba ingeniería química.

Comienzos en el cine mudo

Al igual que otros directores de cine de los años 30 y 40, Frank Capra comenzó su carrera en el cine mudo haciendo mayoritariamente comedias, algo que le preparó para su carrera como realizador en los comienzos del cine sonoro y que harían de él el maestro de la edad de oro de Hollywood. 

En 1927 Capra comenzó a trabajar para Mack Sennett y se trasladó a la productora Columbia Pictures donde colaboró estrechamente con el guionista Robert Riskin.

A parte de la comedia, Capra también tocó otros los géneros como el épico con Horizontes perdidos, la comedia negra al estilo de Arsénico por compasión pero, sobre todo, lo suyo fueron las tramas humanas como las de Vive como quieras que trata sobre el cruce entre dos maneras de ver la vida.

En 1938 varios medios ya señalaban a Capra como el director más importante de Hollywood

En 1938 la revista Life y el periódico The Herald Tribune ya coincidían en señalar a Frank Capra como el director más importante de Hollywood.

En los años cuarenta dirigió o co-dirigió ocho documentales de guerra como Preludio de guerra (1942), El ataque de los nazis (1942), La batalla de Inglaterra (1943). Su serie documental ¿Por qué luchamos? es considerada una obra maestra de la propaganda de guerra.

Tras este parentesis de cuatro años dedicados a rodar documentales para motivar a los soldados estadounidenses en combate fundó en 1945 la productora independiente Liberty Films junto a William Wyler y George Steven con la que rodó su mayor éxito cinematográfico Qué bello es vivir.

Grandes éxitos

Su película más conocida es sin duda ¡Qué bello es vivir!, de 1946. A pesar de no ser muy bien considerada por algunos sectores, fue nominada a cinco premios Oscar, incluidos el de mejor director y mejor fotografía.

La película renació años después gracias a la televisión, donde se convirtió en un clásico de las Navidades en muchos países. Al expirar el copyright de la película, esta pasó a ser de dominio público y las emisoras de televisión la empezaron a emitir periódicamente.

El American Film Institute la considera como uno de las mejores películas de la historia, estando en la undécima posición dentro de las cien mejores películas americanas. 

Un Gangster para un milagro fue su última película realizada en 1961 y en la que tenían en el reparto a actores de la talla de Glenn Ford y Bette Davis. Además de un gran director de cine aportó nuevos talentos al celuloide descubriendo a actores emergentes de la época como Barbara Stanwyck o James Stewart.

También será recordado como el primer director que trabajando para una compañía logró poner su nombre por encima del título de la película. Tal fue la novedad que cuando en 1971 Capra publicó su autobiografía la tituló precisamente con esa fraseThe Name Above the Title.

Veinte años después de su muerte, se le sigue recordando como el director que vendía ilusiones a un público que en esos años necesitaba creer en sí mismo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente