Anterior Siguiente Arriba

Multimillonarios franceses piden que les suban los impuestos para "contribuir a salir de la crisis"

  • Entre ellos, el presidente de L' Oreal, Danone, Orange y Peugeot-Citröen

  • Apuestan por un impuesto con "proporciones razonables"

  • El miércoles Francia anunciará las medidas para reducir el déficit público

|

Algunas de las mayores fortunas francesas, concretamente 16, han pedido al Gobierno que les imponga un impuesto especial para contribuir a salir de la crisis que vive el país, según una petición publicada este martes por la prensa local.

Entre los firmantes figuran el presidente de L' Oreal y su máxima accionista, y los patrones de la petrolera Total, el grupo hotelero Accor, el alimentario Danone, el banco Société Générate, el operador de comunicaciones Orange, la aerolínea Air France-KLM o el fabricante automovilístico PSA Peugeot-Citröen.

"Nosotros, presidentes o dirigentes de empresas, empresarios, financieros, profesionales o ciudadanos ricos, deseamos la instauración de una contribución excepcional que afectaría a los contribuyentes franceses más favorecidos", escriben en su petición, que será publicada el próximo jueves en el semanario Le Nouvel Observateur.

Los firmantes piden que ese impuesto tenga "proporciones razonables" con el fin de "evitar efectos económicos indeseables como la fuga de capitales o el crecimiento de la evasión fiscal".

Además, dicen ser conscientes de haberse beneficiado plenamente de un modelo francés y de un contexto europeo "a los que nos sentimos muy unidos y que queremos contribuir a preservar".

Francia presentará el miércoles sus medidas contra el déficit

Los multimillonarios aseguran que ese impuesto "no es la solución en sí misma" y piden que se inscriba "dentro de un esfuerzo más global de reforma, tanto de los gastos como de los ingresos".

El llamamiento se suma a las declaraciones de algunos multimillonarios que, a título personal, habían expresado en sus últimos días su deseo de contribuir de manera excepcional al erario público, siguiendo la senda marcada en Estados Unidos por Warren Buffet.

El anuncio fue difundido un día antes de que el Gobierno francés presente las medidas que piensa adoptar para reducir el déficit público, con el fin de cumplir el compromiso de dejarlo en el 5,7% este año, el 4,6% el próximo y el 3% en 2013.

Según los medios franceses, el Ejecutivo anunciará un impuesto especial de entre 1 y 2%a los contribuyentes cuyos ingresos fiscales superen el millón de euros. El entorno del Gobierno estima que 30.000 personas estarán afectadas por esta medida, que reportará 300 millones de euros suplementarios a las arcas públicas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente