Enlaces accesibilidad

Los líderes de la UE condicionan el segundo rescate para Grecia a un ajuste duro

  • El Consejo apela a la responsabilidad pese a los "sacrificios"
  • Llama a un pacto de unidad nacional en Grecia

Por
Cumbre europea en Bruselas para ayudar a Grecia

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han hecho este jueves un llamamiento para terminar el trabajo que permita la adopción de un segundo plan de ayuda financiera para Grecia a comienzos del mes de julio, según dice la declaración que han publicado tras la primera jornada de cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de europeos que se celebra este jueves y viernes en Bruselas.

"Los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro piden a los ministros de Finanzas que terminen el trabajo de los elementos pendientes para permitir tomar las decisiones necesarias a principios de julio", dice el texto publicado este jueves.

Según el documento, los líderes respaldan el enfoque decidido el 20 de junio por los ministros de Finanzas de la zona euro en cuanto "al fomento de la participación voluntaria del sector privado" en el segundo rescate de Grecia, que será financiado "a través de fuentes oficiales y también privadas".

La fórmula para hacerlo será mediante una participación de los acreedores privados de Grecia mediante un "roll-over" de los bonos griegos, consistente en que los tenedores de obligaciones del Tesoro griego volverán a adquirir bonos del país cuando venzan los títulos que tienen en cartera, de manera "voluntaria e informal".

Esta implicación se efectuará, según acordaron los ministros de Finanzas de la zona euro y han respaldado los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, evitando que sea declarado un impago de la deuda griega.

"La unidad nacional es un requisito previo al éxito"

Los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro han destacado que estas decisiones deberán tomarse tras "la adopción por parte del Parlamento griego de leyes clave en la estrategia fiscal y de privatizaciones", en un voto previsto el próximo martes.

Esta adopción parlamentaria "debe finalizarse con urgencia en los próximos días", han enfatizado en la declaración.

Según el documento, este respaldo parlamentario "proveerá las bases para diseñar los principales parámetros de un nuevo programa conjuntamente apoyado por los socios de la zona euro y el Fondo Monetario Nacional", de manera que también permita "el desembolso" del quinto tramo de ayuda a Grecia de 12.000 millones de euros, "a tiempo" para afrontar los vencimientos de julio.

"Dado el alcance, la magnitud y la naturaleza de las reformas requeridas en Grecia, la unidad nacional es un requisito previo al éxito", aseveraron los líderes europeos en su declaración.

"Sacrificios indispensables"

Asimismo, han dicho ser "conscientes de los esfuerzos que suponen las medidas de ajuste para los ciudadanos griegos", pero se han declarado convencidos "de que esos sacrificios son indispensables para la recuperación económica y contribuirán a la estabilidad futura y al bienestar del país".

Por otro lado, han dado la bienvenida a la iniciativa de la Comisión Europea, que esta semana se mostró dispuesta a adelantar fondos europeos correspondientes a Grecia para contrarrestar los efectos sobre el crecimiento de los ajustes requeridos en el plan de asistencia financiera internacional.

"El Consejo Europeo apoya todos los esfuerzos para incrementar la capacidad griega para absorber los fondos europeos de manera que se estimule el crecimiento y el empleo", dicen las conclusiones.

Papadréu da las gracias a Zapatero

El primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandreu, ha agradecido por su parte al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el total apoyo que ha dado en el Consejo Europeo para lograr un acuerdo que permita el segundo rescate financiero a su país.

Fuentes del Gobierno español han informado de que Zapatero ha expresado su satisfacción por ese acuerdo, en el que se implicó activamente desde el primer momento.

De hecho, según estas fuentes, alguno de los párrafos del mismo han sido incluidos a petición expresa del jefe del Ejecutivo español, en concreto las referencias al reconocimiento que se hace del esfuerzo de Grecia para superar las dificultades.

España es uno de los países que más empeño están poniendo para que Grecia salga a flote y se manden mensajes de tranquilidad a los mercados que eviten movimientos especulativos.

El plan de austeridad griego recibe el visto bueno de los técnicos

Además, el plan de austeridad que el Gobierno heleno pretende someter a aprobación parlamentaria el próximo martes ha recibido el visto bueno de los técnicos de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional desplazados a Atenas, según ha informado un portavoz comunitario.

"Ha habido un acuerdo", ha confirmado el portavoz, quien ha explicado la importancia de que el texto que llegue al Parlamento heleno cuente con la aprobación de los delegados de la "troika", formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

Esta luz verde también es vital para que los líderes de la Unión Europea puedan debatir la situación griega con mayor "claridad".

Papandréu pide "un compromiso firme" de la UE

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, ha pedido este jueves a la Unión Europea que muestre un "compromiso firme" con su país, en unas declaraciones que ha realizado antes de participar en la reunión.

Papandréu ha explicado que este "compromiso firme" serviría para impulsar un voto favorable del Parlamento griego la semana próxima sobre las medidas de ajuste que la UE y el FMI exigen a Grecia como condición para desembolsar los 12.000 millones del próximo tramo de ayuda.

"Creo que si hay un fuerte compromiso de la Unión Europea también habrá un fuerte compromiso del Parlamento griego y podremos avanzar juntos", ha avanzado antes de la reunión, que tiene la crisis griega como telón de fondo.

Juncker: "No hay un plan b. Grecia tiene que hacer lo que tiene que hacer"

En la antesala de la reunión se han intensificado las presiones sobre los principales partidos griegos para que garanticen la aprobación parlamentaria del nuevo conjunto de medidas de austeridad y privatizaciones propuesto por Papandréu.

"No hay un plan b. Grecia tiene que hacer lo que tiene que hacer y entonces nosotros haremos lo que tenemos que hacer", ha dicho a su llegada al encuentro el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Los socios europeos han acordado conceder a Grecia el quinto tramo del rescate pactado el año pasado (12.000 millones de euros) sólo si introduce esos nuevos ajustes.

Apelan a la responsabilidad de los políticos griegos

Los llamamientos van tanto para los socialistas -en cuyas filas no todos apoyan las tesis del gobierno- como para la oposición conservadora, que se sigue mostrando contraria al nuevo paquete de austeridad.

"En lo que respecta a Grecia, (quiero) apelar a la oposición a que haga honor a su responsabilidad histórica", ha afirmado la canciller alemana, Angela Merkel, a su llegada a la cumbre.

El primer ministro sueco, el también conservador Fredrik Reinfeldt, ha considerado por su parte "muy importante que todo político griego asuma su responsabilidad". "Hay mucho que hacer en Grecia y no hay una salida fácil", ha advertido.

Noticias

anterior siguiente