Enlaces accesibilidad

La UE pide a la zona euro cerrar un acuerdo sobre el nuevo plan de rescate para Grecia

  • El próximo 20 de junio podría acordarse el próximo desembolso de ayuda
  • Rehn aboga por dejar para el 11 de julio una respuesta global
  • Los próximos días serán críticos para Grecia y Europa

Por

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha pedido hoy que la zona del euro solucione sus diferencias y consiga un acuerdo sobre el nuevo plan de rescate de Grecia para el 11 de julio.

La zona del euro se había comprometido a adoptar un acuerdo global sobre Grecia el próximo 20 de junio, pero Rehn aboga ahora por alcanzar un acuerdo sobre el próximo desembolso de ayuda ese día y dejar para el 11 de julio la adopción de una respuesta global a la crisis griega.

"Hago un llamamiento a todos los líderes de la UE, y más particularmente a los ministros de Finanzas de la zona del euro, para que el próximo domingo superen las diferencias existentes y lleguen a un acuerdo responsable en esta coyuntura crítica", dijo Rehn en una declaración.

En la reunión de los días 19 y 20 de junio en Luxemburgo, los ministros de Finanzas intentarán lograr un acuerdo sobre el desembolso del quinto tramo (12.000 millones de euros) del programa de rescate de Grecia acordado el año pasado, de forma que la entrega se haría a comienzos de julio.

Días críticos para la estabilidad de la zona euro

El comisario recalcó que "los próximos días serán críticos para la estabilidad financiera y la recuperación económica de Grecia y Europa", por lo que pidió que todos los líderes griegos y comunitarios "sean consciente de sus responsabilidades y actúen en consecuencia".

Además, los ministros de Finanzas discutirán el domingo y el lunes el contenido y condiciones de un nuevo programa que suceda al actual, así como "la naturaleza de la participación del sector privado", con vistas a tomar una decisión sobre la nueva reunión del Eurogrupo, que tendrá lugar el 11 de julio en Bruselas.

Rehn señaló su confianza en lograr un acuerdo final el 11 de julio sobre la reestructuración del programa griego, lo que permitiría "evitar el escenario de una bancarrota y preparar el camino para una estrategia a medio y largo plazo".

El comisario aseguró que con este planteamiento en dos fases, y actuando conjuntamente con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la UE podrá "evitar cualquier situación difícil".

"Esto significa que la financiación de la deuda soberana griega podrá estar asegurada hasta septiembre, mientras tomamos en julio las decisiones para el medio plazo, es decir, más allá de septiembre", agregó Rehn.

El FMI espera un plan de financiación para el próximo año

El FMI ha insistido en los últimos días en que, para continuar la continuación de su implicación en el nuevo programa de Grecia, exigirá un plan global para Grecia que asegure su financiación durante un año (hasta junio de 2012).

Preguntado acerca de si la UE podría desembolsar su parte del nuevo tramo de ayuda a Grecia sin que el FMI haga lo propio, el portavoz económico en la Comisión Europea, Amadeu Altafaj, dijo que no tiene motivos para pensarlo: "Esto es un esfuerzo conjunto", recalcó.

La inclusión del sector privado en el rescate de Grecia es uno de los puntos de mayor desencuentro en la zona del euro, entre una Alemania partidaria de que los inversores paguen parte de la factura y el Banco Central Europeo, que teme las consecuencias que este extremo podría provocar en el conjunto de la zona euro.

Por su parte, las agencias de notación ya han avisado de que no aceptarán una solución que implique una reestructuración encubierta de la deuda griega.

Noticias

anterior siguiente