Enlaces accesibilidad

El acoso de los indignados a los políticos marca la aprobación de los presupuestos en el Parlament

Por

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha abandonado el Parlament en su coche oficial tras acabar un pleno inusual, que ha empezado con el mismo Mas aterrizando, junto a la presidenta del Parlament, Nuria De Gispert, en helicóptero, para sortear el bloqueo de los indignados en los accesos del parque de la Ciutadella de Barcelona.

Finalizado el pleno, sobre las nueve de la noche de este miércoles, los diputados han logrado abandonar la cámara catalana sin incidentes, la mayoría a pie por un acceso lateral, situado en el Paseo Pujades, bajo la custodia de Mossos que todavía vigilan las puertas del Parlament. Pasadas las 19.00 horas, el Parlamento catalán había dado luz verde a la tramitación de los Presupuestos de la Generalitat del 2011.

Mas y otros consellers han salido del recinto del Parlament en coche por la puerta central, flanqueados por un cordón de furgonetas de Mossos que han blindado el recorrido para evitar altercados, aunque ya quedaban pocos indignados, que se han ido dispersando tras leer un manifiesto en Arc de Triomf y hacer una sentada en Plaza Sant Jaume.

Otros diputados han salido por otra puerta lateral, también a pie, como Joan Laporta, que ha llamado al colectivo de indignados a hacer autocrítica. En el transcurso de las protestas han sido detenidas seis personas, todas de nacionalidad española, por delitos de desobediencia y resistencia a la autoridad.

La protesta se ha trasladado a la plaza de Sant Jaume

Durante la tarde, el conseller de Interior, Felip Puig -que ha sido de los últimos en salir del Parlament-, ha mantenido reuniones con la presidenta del Parlament, Nuria de Gispert, y los portavoces de los grupos para hacer un seguimiento del cerco y del dispositivo que ha vivido al Parlament .

Los indignados se han empezado a dispersar por los alrededores después de que, desde las 20 horas, hayan leído un manifiesto para desmarcarse de las acciones violentas durante la jornada.

Se ha leído en el paseo Lluís Companys, junto al Arc de Triomf, en un acto al que se han sumado muchos de los indignados que han protestado durante la tarde en la plaza Sant Jaume, ante la Generalitat y el Ayuntamiento.

Sobre las 21.30 horas, los manifestantes ya estaban muy dispersados en los alrededores del Parlament, y han decidido no pasar allí una segunda noche. Sin embargo, un gran grupo ha decidido, pasadas las 21 horas, ir caminando hacia la lejana comisaría de Les Corts, adonde se prevé trasladar a los seis detenidos por desobediencia policial durante el día. Horas despues, según TVE, la abandonaron.

Diez viajes en helicóptero

Hasta 32 diputados catalanes y miembros del Govern de la Generalitat, entre ellos el presidente, Artur Mas, han llegado en helicóptero al Parlament para evitar a los 3.000 indignados (4.000 según fuentes del Movimiento)  que han bloqueado desde primera hora los accesos a la cámara.

Según un comunicado de los Mossos d'Esquadra, en total han sido necesarios diez viajes que han realizado dos helicópteros de la policía autonómica para trasladar a 32 diputados. Además, continúa el comunicado, los agentes de la Policía autonómica, han acompañado a pie y en furgonetas a otros 50 diputados de todas las formaciones políticas.

El pleno de presupuestos ha arracando con la mitad de los diputados y en un clima de nerviosismo. La mayoría de los políticos que han entrado lo han hecho a pie, aunque han sufrido abucheos y empujones de algunos jóvenes concentrados, e incluso, "escupitajos y patadas", como ha relatado el presidente de Ciutadans, Alberto Rivera. En la jornada de este miércoles se iban a debatir los presupuestos 2011, en los que CiU planteaba recortes en áreas como educación y sanidad.

Treinta indignados y 14 mossos heridos

En el dispositivo, que ha comenzado a las 6.00 horas, han participado un total de 550 efectivos, de los que 14 han resultado heridos de carácter leve tras los enfrentamientos. 

Por su parte, los indignados del Movimiento 15M de la acampada de Barcelona han denunciado mediante un comunicado que “más de 30 personas han resultado heridas durante las cargas policiales” de las cuales, al menos tres “están en el hospital”.

En su comunicado, han condenado “los actos minoritarios violentos” que se salieron del guión de resistencia pacífica marcado en la Asamblea General que organizó las protestas, aunque también han mostrado su rotunda condena “a la estrategia manifiestamente violenta” de algunas autoridades policiales.

También han denunciado que los Mosos d’Esquadra “han confiscado teléfonos móviles y cámaras para impedir para impedir grabar estas situaciones”.

A este respecto, Artur Mas ha pedido "comprensión" al pueblo catalán por el el uso "legítimo" de las cargas policiales y ha denunciado que entre los alborotadores había "profesionales de la violencia y de la coacción".

Noticias

anterior siguiente