Anterior La inestabilidad política en Cataluña podría restar un punto de crecimiento turístico a España Siguiente El Tribunal Constitucional anula por unanimidad la ley del referéndum del 1 de octubre Arriba Ir arriba
Informe Semanal - En la piel de Cannes

Almodóvar recibe el Premio de la Juventud en Cannes

  • 7 jóvenes cinéfilos han elegido La piel que habito entre todas las participantes

  • 'Una cierta mirada' da un premio ex-aequo a Kim Ki-duk y Andreas Dressen

  • Le Havre, de Aki Kaurismaki,  logra el 'Fipresci'

|

Pase lo que pase este domingo, los Almodóvar no se van de vacio de Cannes. Este sábado se han llevado el premio de la Juventud. Agustin Almodóvar, que lo recogió en nombre de su hermano Pedro, lo dedicó a los jovenes, con la mirada puesta en nuestro país.

El coreano Kim Ki-Duk, con una historia que gira alrededor de sus traumas personales, y el alemán Andreas Dressen,con una película que te enseña todo el proceso de un cáncer terminal, se han repartido el premio de la sección Una cierta mirada. Cosas del ex-aequo.

El italiano Paolo Sorrentino recogió el premio del Jurado Ecuménico, y el prestigioso Fipresci, el de la Crítica Internacional, ha ido a parar a Le Havre, la deliciosa película de Aki Kaurismaki que manaña puede repetir premio importante porque, aunque hoy estuvo ausente y le suplió su productora, parece ser que regresa a Cannes.

A esta hora todo el mundo anda haciendo conjeturas sobre el Palmarés que el Jurado aún no tiene cerrado. De hecho, mañana se reunen en una villa en el barrio de la Californie, sin móviles, practicamente secuestrados, para evitar cualquier filtración que le quite emoción al asunto.

Agustin Almodóvar nos ha dicho, cuando hemos ido a su encuentro esta tarde en el Hotel Martínez, que no esperan nada. Lo hizo ante la atenta mirada de Elena Anaya, que venia de tomarse,tal como nos contó, un Pastis en la playa, después de la maratón de entrevistas que ha tenido en los ultimos tres dias. Tan amable Elena como siempre,que estas cosas hay que decirlas, porque compensan a los que no se paran a saludar a los periodistas que conocen de toda la vida.

Este compás de espera no ha estado exento de glamour. Catherine Deneuve, especialmente risueña, presentó junto a su hija Chiara Mastroiani la película de clausura, Les bien aimeés, de Cristophe Honoreux, un musical que nos ha recordado, en otro estilo, El otro lado de la cama. La admirada actriz, que en esta película vive un amor con el director checo Milos Forman, se esta aficionando a lo de cantar.

La Deneuve no ha tenido reparos en criticar, cuando le preguntaron sobre Lars von Trier, el tratamiento informativo que se le ha dado hinchando el tema. Cualquiera le lleva la contraria a Catherine Denueve...

Ahora ya solo queda saber quién levantará la Palma de Oro y lo recordará toda la vida, porque esto es de lo que no se olvida. Cannes es Cannes, para lo bueno y para lo malo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente