Enlaces accesibilidad

Las lagunas en la muerte de Bin Laden alimentan las teorías de la conspiración

  • Las teorías conspirativas afloran entre las contradicciones estadounidenses
  • La ausencia de imágenes y la rapidez del análisis de ADN centran las dudas
  • Los seguidores de estas teorías dudan de su muerte y apuntan a motivos ocultos

Por
Distintas versiones sobre la muerte de Bin Laden

"Si Estados Unidos está seguro de haber matado a Bin Laden, ¿por qué no le da a la prensa todos los vídeos de su captura y las circunstancias precisas de su muerte?¿Por qué precipitó la inmersión de su cuerpo al mar declarando que respetaba el rito musulmán?".

Estas preguntas formuladas en alto por Herbert Ngeno, un internauta keniano, recogidas por la agencia AFP reflejan las dudas que hora tras hora, está empezando a suscitar la Operación Gerónimo, que acabó -supuestamente- con la muerte del líder terrorista más buscando del mundo, Osama Bin Laden, tras casi una década de búsqueda por ser el cerebro de los atentados del 11-S.

Los hechos

Las contradicciones en las que en las últimas horas está cayendo la Administración Obama a la hora de explicar las circunstancias concretas de la operación no ayudan.

Así, mientras el asesor antiterrorista de Obama, Jon Brennan, presente en la famosa foto del equipo de seguridad en la Sala de Situación de la Casa Blanca, aseguraba el pasado lunes que Bin Laden estaba armado y que una de sus mujeres murió tras ser usada como escudo humano, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, decía al día siguiente que el líder terrorista no tenía ningún arma cuando se le disparó y que su mujer solo fue herida en una pierna.

Más aún, pese a que el rápido entierro en el Mar de Arabia se justificó amparándose en la ley islámica, algunos clérigos radicales han rechazado que ese entierro sea conforme a la 'sharia' e incluso han considerado que está prohibido porque solo se puede hacer en circunstancias excepcionales que, a su juicio, no se dan en este caso.

Estados Unidos ha adelantado ya que existen fotografías que prueban que el cadáver lanzado al mar pertenece a Bin Laden, pero aún se debate sobre la conveniencia de su publicación debido a su "atrocidad".

Además, ha subrayado que se hicieron pruebas de ADN que comprobaban en un "99,9%" que se trataba del líder de Al Qaeda, aunque la exactitud de una prueba realizada en tiempo récord y la muestra usada para comparar el cuerpo sigue suscitando dudas.

Según el New York Times, la muestra procedería de una hermanastra, aunque este extremo no ha sido confirmado por las autoridades estadounidenses.

Mientras, la rapidez con la que se confirmó que era Bin Laden a través del análisis forense antes de ser arrojado el cuerpo al mar sorprende a los internautas.

"¿Cómo puede confirmarse el ADN de Bin Laden en unas pocas horas? ¿Puede alguien explicármelo? Hasta lo que yo sé, estos análisis requieren meses, semanas si tienes muchos dólares, días si tienes superordenadores", apuntaba un bloguero en la página Abovetopsecret.com.

Los científicos se apresuraron a responder a la pregunta. Según la estudiante de grado Christie Wilcox, actualmente se puede aislar el ADN de una persona, ampliarlo y analizarlo en solo cuatro horas y quince minutos.

El nacimiento de los 'deathers'

Estos testimonios, recogidos por la revista The Atlantic Wire, suponen el nacimiento de un nuevo tipo de escépticos y creyentes en la teoría de la conspiración: los 'deathers' (los que cuestionan la muerte de Bin Laden).

Y es que, más allá de las dudas factuales, la misma muerte del líder de Al Qaeda es un fenómeno que se presta a la creación de todo tipo de teorías conspirativas, estén o no basadas en la realidad.

Según Yahoo! las búsquedas "Osama bin Laden no está muerto", "Osama bin Laden aún está vivo" y "Bin Laden no muerto" triunfaron en la red el pasado lunes.

Grupos como "Obama bin Laden NO está muerto" triunfan en Facebook mientras en Youtube se recuerdan palabras como la de la exprimera ministra de Pakistán, Benazir Bhutto, que aseguraba hace años que Bin Laden ya había fallecido.

Las teorías conspirativas se dividen en tres grupos: los que consideran que Bin Laden no está muerto y que Estados Unidos ha llegado a algún acuerdo con él para que no dé cierta información sensible; los que creen que Bin Laden hace tiempo que falleció y que en realidad es un montaje para ocultar la verdad sobre el 11-S y, finalmente, los que desconfían de todo lo que diga Obama y creen que se trata de un montaje para asegurarse su reelección.

Además, hay otra distinción básica, casi cultural: la tradición estadounidense de desconfiar de las explicaciones oficiales de las tragedias que han marcado su cultura popular, desde la muerte de Kennedy hasta la de Elvis Prestley.

"El 80% de los americanos creen que Kennedy fue asesinado por una conspiración, no por un hombre solo, tal y como aseguró la comisión gubernamental. El 30% cree que el Gobierno cubrió la llegada de extraterrestres a Roswell, Nuevo México, y un tercio de los afroamericanos creen que los científicos del Gobierno crearon el sida como un arma para el genocidio negro", recuerda el profesor Robert Alan Goldberg, profesor de Historia en la Universidad de Utah y autor del libro Enemeigos desde dentro: La cultura de la conspiración en la América Moderna.

Para Bruno Fay, autor del libro Complocracia, lo ocurrido con Bin Laden cuenta además con todos los ingredientes para las teorías de la conspiración.

"Si mañana nos desvelan las condiciones de la ejecución, el mal ya está hecho y los 'conspiranoicos' asegurarán que ciertos elementos están aún por desvelar", defiende en el semanario francés Le Nouvel Observateur.

Teoría 1: Osama no está muerto

Entre los que opinan que Bin Laden no está muerto porque es un bien de valor imprescindible para la CIA están los propios creadores del grupo en Facebook que niega su muerte.

A esta teoría se suma la agencia iraní Mehr, que imagina la existencia de un acuerdo "ultra secreto" en el que los americanos habrían convencido a Bin Laden de que aceptase su muerte mediática a cambio de una muerte real.

En el otro extremo, el famoso presentador derechista de la cadena Fox Glen Beck apuntaba como una de sus teorías alternativas sobre lo ocurrido que Obama había hecho desaparecer a Bin Laden para interrogarle o protegerle por la información valiosa que posee.

Teoría 2: La resurrección de los 'truthers'

Beck también expuso otra teoría, cercana esta vez a los que creen que el propio Bin Laden es un montaje: que Obama ordenó matar a Bin Laden aunque no estuviese armado para ocultar la verdad sobre dónde está una supuesta bomba nuclear de Al Qaeda con la que Estados Unidos querría hacerse.

Este tipo de teorías conspiratorias están relacionadas con los llamados 'truthers', es decir, los que consideran que aún no se sabe la verdad sobre los atentados terroristas del 11-S y que Bin Laden fue el espantajo que la Administración Bush usó para ocultar a los verdaderos autores de la masacre que dejó 3.000 muertos el 11 de septiembre de 2001 y que van desde el Mosad israelí hasta el propio Gobierno estadounidense.

"Si te crees la nueva muerte de Osama Bin Laden, eres estúpido", decía en su página de Facebook Condy Sheehan, una activista antibelicista que ve en el 11-S una justificación para las guerras de Irak y Afganistán y que acampó en la residencia de Bush en Tejas en 2005 para protestar por la explicación de lo ocurrido dada por su Gobierno.

Un seguidor particular de esta teoría es Petr Hajek, asesor del presidente checo Vaclav Klaus, que ha calificado a Bin Laden de "ficción mediática".

"Ha muerto como nació, en extrañas circunstancias, casi místicas. ¡Creédlo si queréis!", ha asegurado.

Teoría 3: Los 'birthers' se reinventan

El tercer tipo de teoría de la conspiración es el otro lado de la moneda: si los 'truther' se alinean contra Bush, los llamados 'birther' -que cuestionan que Obama haya nacido en Estados Unidos- tienden a creer que todo esto se trata de una treta para asegurarse la reelección.

Los 'birthers' negaban hasta hace unos días que su presidente hubiese nacido en Estados Unidos, un razonamiento compartido por el 40% de los votantes censados como republicanos.

"Osama Bin Laden enterrado en el mar...Sí, suena como una treta para conseguir la aprobación en las encuestas para las próximas elecciones. primero reaparece la versión amplia de su certificado de nacimiento y luego unos días después Osama es matado milagrosamente sin ninguna prueba", señalaba en la página de Facebook que niega la muerte del terrorista un usuario llamado Chad Gray.

Como era previsible, la valoración de Obama ha vuelto al aprobado tras esta operación, que incluso ha provocado elogios de muchos republicanos.

Para Fay, este tipo de teorías conspirativas reflejan en su conjunto una crisis de confianza entre los ciudadanos y sus autoridades.

"Detrás de estos conceptos de conspiración están todos aquellos que ya no creen en las autoridades. La situación hoy es: ¿Cómo creer a las autoridades cuando la muerte de Bin Laden no ha sido transparente?", se pregunta el experto en voz alta, matizando eso sí: "Eso no significa que crea en teorías de la conspiración".

Noticias

anterior siguiente