Enlaces accesibilidad

Los mercados castigan a Portugal pero dejan tranquila a España por ahora

  • La deuda española vuelve a situarse por debajo de 200 puntos
  • El diferencial de Portugal con el bono alemán está en 433 puntos

Por
Los mercados europeos reciben con ganancias la posibilidad de un rescate de Portugal

La prima de riesgo de España, que se mide con el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, se relajaba a media sesión hasta 192 puntos básicos desde los 200 con los que comenzaba la sesión.

Ni la rebaja aplicada por la agencia de medición de riesgos Moody's a treinta entidades financieras españolas ni la probable intervención de la Unión Europea en Portugal, tras la dimisión de su primer ministro después de ver rechazado su plan de ajuste, perturbaban la confianza depositada por los inversores en la deuda soberana española.

De este modo, la rentabilidad del bono español a diez años se reducía desde el 5,2% de primera hora al 5,171% de media sesión, al tiempo que el rendimiento del bono germano repuntaba hasta el 3,244% desde el 3,236% anterior.

También los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) reflejaban la creciente confianza de los mercados y caían a 222.500 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años, por debajo de los 225.830 dólares de la apertura.

En la Bolsa de Madrid, el Ibex-35 ha cerrado esta sesión en positivo con un aumento del 1,11%. El resto de mercados europeos también han registrado avances en esta jornada: el Dax de Fráncfort ha subido un 1,98%, el Cac de París ha avanzado un 1,48% y el FTSE 100 de Londres ha ganado un 1,47%.

Presión sobre la deuda portuguesa

Los mercados han asumido ya el rescate de Portugal y, a media sesión, el bono luso caía a 433 puntos básicos desde los 439 de la apertura.

El principal índice bursátil luso, el PSI-20, se desplomó nada más abrir el parqué casi un 1%, prácticamente la misma caída con la que cerró la sesión del miércoles, aunque poco después cambió radicalmente de tendencia y, ha subido un 1,11% al cierre de la sesión.

El rendimiento de los bonos portugueses con vencimiento a 10 años se situaba en el 7,925% y su diferencial respecto al bund alemán alcanzaba los 477 puntos básicos.

Sin embargo, es a plazos de vencimiento más cortos donde la rentabilidad de los bonos lusos experimentaba un mayor incremento, ya que en la deuda a cinco años llegaba al 8,444%, mientras que el rendimiento de los bonos a tres añoalcanzaba el 7,692% y la deuda a dos años ofrecía un 6,878%.

Asimismo, el coste de asegurar la deuda portuguesa a cinco años frente al riesgo de impago registraba un aumento de 11 puntos básicos, hasta 540 puntos, lo que implica un coste anual de 540.000  euros por cada 10 millones de emisión.

Más riesgo a corto plazo

La mayor penalización de los títulos a cinco años que los de 10 años es una prueba de que el temor de los inversores sobre la posibilidad de que el país luso no pueda hacer frente a sus compromisos financieros es mayor a corto que a largo plazo, según los analistas.

Portugal se encuentra en el punto de mira de los mercados desde finales de 2010, y los rumores sobre la hipótesis de tener que pedir un rescate financiero como hicieron Grecia e Irlanda han ido en aumento desde entonces.

Por lo que respecta a las primas de riesgo de otros países periféricos, la brecha del bono irlandés con el bund se reducía a 664 puntos básicos desde los 678 anteriores, y el griego perdía una unidad y se situaba en 923 puntos básicos.

Noticias

anterior siguiente