Enlaces accesibilidad

Fallece la escritora Josefina Aldecoa a los 85 años de edad

  • Vivía retirada y enferma desde hace años en Mazcuerras (Cantabria)
  • Compaginó la escritura con su labor de pedagoga

Enlaces relacionados

Por
Josefina Aldecoa ha muerto a los 85 años

La escritora Josefina Aldecoa ha fallecido este miércoles a los 85 años de edad después de una larga enfermedad degenerativa, según ha confirmado a RTVE.es la editorial Alfaguara.

La escritora leonesa, natural de La Robla, ha fallecido en su domicilio de la localidad cántabra de Mazcuerras, donde vivió retirada y enferma los últimos años.

Josefina Aldecoa será incinerada mañana, jueves, en una ceremonia íntima que se oficiará en Santander, ha explicado a Efe la hija de la escritora, Susana Aldecoa.

La también pedagoga provenía de una familia de maestros y en 1959 fundó el colegio Estilo en Madrid, que dirigió durante más de 40 años. Entre sus obras literarias se encuentran Los niños de la guerra (1983), La enredadera (1984), Porque éramos jóvenes (1986) El vergel (1988) y la trilogía de contenido autobiográfico Historia de una maestra (1990), Mujeres de negro (1994) y La fuerza del destino (1997). La última obra que publicó fue Hermanas, en 2008.

En su figura de pedagoga, Aldecoa fue una de las principales defensoras de los valores e ideología de la Institución Libre de Enseñanza, institución que nació a finales del siglo XIX con idea de renovar la educación en España.

Josefina Aldecoa fue distinguida recientemente por el Gobierno con una medalla a la promoción de los valores de igualdad que se entregaron con motivo del Día Internacional de las Mujeres el pasado 8 de marzo y que recogió en su nombre, de manos del presidente José Luis Rodríguez Zapateto, su amiga la periodista Amelia Castilla. La distinción también la recibieron la ensayista Celia Amorós y la escritora Soledad Puértolas.

Una vida dedicada a las letras y la enseñanza

Josefa Rodríguez Álvarez tomó el apellido de su marido, el escritor Ignacio Aldecoa, y en 1961 publicó su primer libro, A ninguna parte. Pero, tras la muerte de su marido, en 1969, abandonó la escritura durante diez años para dedicarse en exclusiva a la enseñanza.

En 1983 regresó a la literatura con Los niños de la guerra y un año más tarde publicó la novela La enredadera, a la que siguieron Porque éramos jóvenes (1986) y El vergel (1988)

En 1990 inició, con Historia de una maestra, una trilogía de carácter autobiográfico que continuó con Mujeres de negro, de 1994, y La fuerza del destino, de 1997.

En 1998 escribió el ensayo Confesiones de una abuela, basado en la relación con su nieto. De ese año es Pinko y su perro y de 1999 Mujeres al alba. En 2000 publicó su primer libro de relatos, Fiebre, una antología de 14 cuentos escrita en los años 50 y 60. Posteriormente, publicó la novela El enigma, en 2002. Dos años después editó el libro de memorias En la distancia; en 2005, La casa gris; y en 2008, Hermanas.

Nombrada en 2006 miembro del Patronato del Instituto Cervantes, su carrera literaria se ha visto reconocida con el Premio Castilla y León de las Letras, en 2003; el Premio Julián Besteiro de las Artes y las Letras, en 2005; el Premio Internacional de las Letras y Premio de la Fundación Cristóbal Gabarrón de las Letras, ambos en 2006.

En 2005 le fue impuesta la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio y en 2006 recibió la Medalla de Oro de las Bellas Artes.


Noticias

anterior siguiente