Anterior Hallan un cuerpo calcinado donde buscaban a una vecina desaparecida por el incendio en Gran Canaria Siguiente El juez deja en libertad con cargos a todos los detenidos por el referéndum, incluido el 'número 2' de Junqueras Arriba Ir arriba
Trueba y Mariscal: Bebo es la gran inspiración de 'Chico y Rita'

Fernando Trueba: "Nunca había visto llorar a Bebo hasta que vio 'Chico y Rita'"

  • "Bebo me decía: es el regalo más bonito que me han hecho"

  • "La banda sonora de 'Chico y Rita' es el último trabajo de Bebo"

|

"Estábamos haciendo un disco de Bebo Valdés y enseguida pensamos ¡vamos a hacer una historia de amor con un protagonista que podría ser Bebo!”. Así describe Javier Mariscal la génesis de Chico y Rita.

"Javi se ha inspirado en Bebo para dibujar a Chico -asegura Fernando Trueba- Bebo era un tipo guapísimo de joven. Es increíble cuando le ves en las portadas de los discos"

Mariscal confiesa que Bebo ha sido la gran inspiración de Chico y Rita: "La película está dedicada a Bebo, ha sido una inspiración constante, yo le miraba, tomaba apuntes... y Chico, cuando es mayor, tiene un aire a Bebo".

"Bebo es la gran inspiración de la película"

Trueba asegura que, "aunque Bebo ha sido una gran inspiración y a quien hemos dedicado Chico y Rita, no solo es el músico de la película, es más que eso. La película no cuenta la vida de Bebo, que es totalmente distinta. El personaje de Chico va a Estados Unidos y vuelve en el 59, porque le deportan y Bebo salió Cuba en el 60".

"Escribí partes del guion con la música de Bebo en mi cabeza", asegura el cineasta.

"Él vivía en Cuba, tocaba el piano en Tropicana, componía, llegó a grabar con americanos, con Norman Grants, que era el productor de Charlie Parker, de Billie Holiday, pero siempre desde Cuba. Donde viajaba para tocar y tenía muchos amigos era eb México y Haití".

"Bebo nos había contado muchas cosas de esa época -puntualiza Mariscal- de la Habana, de sus giras por EE.U.U, cantidad de anécdotas y esto fue como ¡Guau! Y nos pusimos a estudiar esa época..."

"Es curioso -comenta Trueba- la primera vez que Bebo tocó en un club de jazz es cuando grabamos el disco en el Village Vanguard a dúo con Javier Colina".

"Es el último trabajo de Bebo"

"Hay algo que pasa con Bebo, algo mágico, y es que tengo la sensación de que es el último que tiene el secreto de cómo era la música en una época -comenta Trueba- Y lo he hablado con su hijo, con Chucho, que es uno de los pianistas más superdotados y reconoce que: "como toca mi padre, aunque lo estudies, no se puede tocar".

"Ahí hay un secreto, una magia, algo perdido en el tiempo... Bebo pone un dedo en el piano y uno tiene la sensación de un flashback, de que te vas a vivir a otra época y otro lugar. Te transporta, te lleva. Y mucho de eso hemos intentado que esté en la película”.

"Es el último trabajo de Bebo porque tiene 92 años y ya cuando grabamos con él se había retirado de tocar y ha sido su último trabajo", añade.

"A veces digo que esta es la historia de todos los músicos Cubanos, de ninguno en particular pero de todos en general. Porque de alguna forma se nutre de experiencias de vidas, de anécdotas de muchísimos", apunta Trueba.

"Yo he tenido siempre muchos amigos cubanos, no solo músicos como Bebo, Paquito, Chucho, Horacio el Negro Amadito Valdés, Dafnis Prieto, también el escritor Guillermo Cabrera Infante, que era un gran amigo mío, y sin querer me estaba documentando para esta película cuando todavía ni sabía que la iba a hacer".

"Nunca había visto llorar a Bebo"

"Lo que nunca olvidaré en mi vida - comenta Trueba-  es que cuando la película estaba acabada me fuí a Málaga, cogí un cine para Bebo y para Estrella Morente y les hice una proyección a los dos y eso es algo que no se olvida. Fue emocionante, super bonito".

"Bebo dirigía, cada vez que entraba la música, estaba sentado en la butaca con la sonrisa de un niño y moviendo los brazos como si tuviera delante su banda y estuviera dirigiendo y al acabar lloró y nunca había visto a Bebo llorar", describe el director.

"Le he visto emocionado, contento, preocupado en estos 10 años en los que hemos hecho tantas cosas juntos, pero verle llorar a los 92 años, eso fue muy bonito", asegura.

"Bebo me decía, “Es el regalo más bonito que me han hecho. Dentro de muchos años seguirán oyendo mi música gracias a esta película. Y para mi era una emoción de la hostia”, subraya Trueba.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente