Enlaces accesibilidad

La OMS alerta de las estrategias de la industria tabaquera para hacer fracasar la nueva ley

  • El jefe de Tabaquismo, Armando Peruga, cree que la ley ha sido un "duro golpe"
  • Entre las tácticas, hacer creer que la ley no se cumple y que genera pérdidas

Ver también:  Especial nueva  ley antitabaco

Por
Desde el pasado 2 de enero no se puede ver esta imagen en los bares y restaurantes españoles.
Desde el pasado 2 de enero no se puede ver esta imagen en los bares y restaurantes españoles. Getty Images GETTY

La nueva ley antitabaco, que prohíbe fumar en bares y restaurantes desde el pasado 2 de enero, se está cumpliendo "muy bien" pero hay que estar alerta porque "seguimos teniendo enfrente a la poderosa industria tabaquera que seguirá luchando para que este tipo de normas no se cumpla e incluso haya retrocesos". Los seis primeros meses de aplicación son claves.

Lo ha advertido este martes en Madrid uno de los mayores expertos mundiales en tabaquismo, el médico, investigador y gerente de la Iniciativa Libre de Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Armando Peruga, quien ha advertido de las cinco estrategias que utiliza la industria para conseguir este fin y que se están viendo en España.

Estas medidas, conocidas desde hace años, son: difundir dudas sobre el impacto del tabaco en la salud, presentar el debate como un tema de libertades en lugar de salud, proclamar los perjuicios económicos no probados, hacer creer que la ley no se cumple y recurrir la ley ante los tribunales.

Según ha explicado Peruga en un foro organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), la nueva normativa española ha supuesto un "golpe duro" para las tabaqueras porque habían vendido por todo el mundo el modelo español de la anterior ley de 2005 que permitía a los bares de menos de 100 metros cuadrados decidir si permitían o no fumar.

El cambio de normativa en nuestro país ha tenido, en su opinión, un "efecto dinamizador muy importante" en otros países como Chile, que ya ha anunciado que seguirá los pasos de España, o como en Grecia donde se iba a dar marcha atrás para hacer más permisiva su ley pero que ya no lo hará.

Según este experto, la industria se ha quedado sin uno de sus "elementos de marketing". Por ese motivo, añade, "después de la aprobación de la ley el trabajo no ha terminado. La industria tabaquera y sus aliados no descansan. Los seis primeros meses son clave".

El secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, que también participaba en el foro, ha señalado que la ley se está cumpliendo, que el número de denuncias y sanciones es escaso" y que los incumplimientos son "anecdóticos".

Olmos ha advertido además que a pesar de las "estrategias que se pueden estar desarrollando" desde la industria tabaquera "la sociedad va a estar por encima"

Crear dudas sobre el impacto del tabaco en la salud

La primera de las estrategias es crear dudas sobre el impacto del tabaco en la salud, según ha explicado Armando Peruga. Este responsable de las políticas contra el tabaquismo de la OMS ha puesto como ejemplo algunos de los artículos aparecidos en prensa en las últimas semanas contra la ley.

De esta forma ha citado el de Francisco Rico que afirmaba en El País el pasado 11 de enero que "no pocos de los argumentos contra el tabaco carecen de rigor científico". Peruga también ha mencionado otro de Fernando Savater ("socio fundador del Club de Fumadores por la Tolerancia") que afirmaba, el pasado 22 de diciembre, que "no es cierto que el tabaco mate: lo que mata en ciertos casos es su abuso".

La defensa del derecho a la salud como un "liberticidio"

La segunda de las estrategias es presentar el debate sobre las leyes que limitan el consumo del tabaco como una cuestión de libertades y no de salud pública. En este sentido, ha negado el argumento de los que aseguran que el Estado se lucra y que por eso no lo prohíbe.

Peruga ha insistido en que los que se lucran con el tabaquismo son las empresas que lo venden, que el Estado solo recauda una mínima parte de sus impuestos a través de las cajetillas de tabaco y que la prohibición del tabaco, hoy por hoy, tendría más perjuicios que beneficios por la gran cantidad de adictos que hay en el mundo.

Este experto en tabaquismo de la OMS ha afirmado que la táctica de la industria consiste en presentar como un "liberticida" a quien defiende el derecho a la salud.

En este sentido ha recordado las palabras del alcalde de Valladolid, que comparó la persecución de los fumadores con la de los judíos, y el apoyo que recibió de Arturo Pérez Reverte desde su Twitter en el que escribió que a Anna Frank le delató un vecino de la Gestapo cuando bajó a fumar.

"Estamos ante una campaña que intenta cortar el derecho de los ciudadanos a reclamar su derecho a la salud", subraya Peruga.

Proclamar pérdidas económicas no probadas

El gerente de la Iniciativa Libre de Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha explicado que la tercera estrategia de las tabaqueras consiste en proclamar pérdidas económicas con informes que no son rigurosos desde un punto de vista científico.

Peruga ha puesto como ejemplo uno realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) recogido por la prensa en el que "se han manipulado los datos" a través de "trucos" estadísticos. Este estudio aseguraba que ocho de cada diez hosteleros han reducido sus ingresos hasta el 60%.

"Hay serias dudas sobre este tipo de estudios que, vamos a suponer, estén hechos con buena intención", señala Peruga.

Tras conocer estas declaraciones, ATA ha pedido a la OMS que rectifique las declaraciones de su experto al que ha acusado de no haberse puesto en contacto con la federación para conocer en qué términos se ha realizado al encuesta entre los hosteleros, informa Efe.

ATA niega que haya "sido encargada por nadie y mucho menos manipulada". Por ello, ha exigido "una rectificación urgente por parte del señor Peruga o de la propia OMS o, muy a nuestro pesar, nos veremos obligados a exigir responsabilidades por la vía legal, por lo que entendemos difamación".

Armando Peruga asegura que aún es muy pronto para saber cómo está repercutiendo la nueva ley del tabaco en la hostelería. Los estudios rigurosos, apunta, tienen que descontar además otro tipo de factores que pueden influir en la facturación como la crisis económica.

Respecto a lo ocurrido en otros países, Peruga ha señalado que "no existe ningún estudio científico realizado con rigor que indique pérdidas económicas" en la hostelería por este tipo de medidas.

Hacer creer que la ley no se cumple

La cuarta estrategia de la industria tabaquera es hacer creer que la ley no se cumple, convirtiendo la anécdota en lo común. Armando Peruga ha criticado a los medios de comunicación por poner el acento en las rebeliones puntuales y no en que la ley se está cumpliendo mayoritariamente sin ningún tipo de problemas.

Este experto en tabaquismo asegura que existe un "contraste evidente" entre lo que resalta la prensa y la realidad que cada persona puede ver día a día a su alrededor y es que no se fuma ya en lugares cerrados.

Ejemplos de estas anécdotas elevadas a categoría, pueden ser la agresión de un dueño de un local de Cáceres que recibió varios puntos en la ceja después de mediar en una discusión por el tabaco.

Armando Peruga asegura que este tipo de sucesos son puntuales y que se darían igualmente hubiera o no hubiera ley.

El "último truco": llevar la ley a los tribunales

La última y quinta estrategia que utiliza la industria tabaquera es recurrir las leyes ante los tribunales. Es el "último truco de los magos de la industria". Armando Peruga asegura que de momento en España no se ha llegado a este extremo.

Ante esta situación, hay dos cosas que se pueden hacer, señala este experto: diseminar la ley y educar sobre su cumplimiento y vigilar que se cumpla y se sancione en último extremo si hay violaciones de la norma.

Noticias

anterior siguiente