Anterior La defensa de los acusados de la violación en los Sanfermines retira el informe del detective sobre la víctima Siguiente El Gobierno propone a Julián Sánchez Melgar como Fiscal General en sustitución del fallecido Maza Arriba Ir arriba
Reacciones al acuerdo para sacer adelante la llamada Ley Sinde

Álex de la Iglesia dimitirá como presidente de la Academia de Cine tras los Goya por la ley Sinde

|

Álex de la Iglesia ha anunciado que dejará su puesto como presidente de la Academia de Cine después de la ceremonia de los Goya, que se celebrará el próximo 13 de febrero, por su desacuerdo con la ley Sinde que contempla el cierre de webs que contengan, sin permiso, contenidos con derechos de autor.

Lo ha hecho a través de un artículo publicado en la edición digital de El País, donde ha afirmado que "después de la gala, dimito como presidente".

El anuncio llega después de conocerse la reforma del texto pactada por PP y PSOE que resucita la ley Sinde en el Senado. Álex de la Iglesia, que ha participado activamente en el debate en la red, manifestaba ayer su desacuerdo con el texto calificándolo de "desastre" y dirigiéndose al PSOE a través de Twitter, donde ya anoche insinuó la posibilidad de dejar su cargo.

"No estoy de acuerdo en la manera en que habéis planteado esto. No dialogáis en la red. No es mi trabajo, debería ser el vuestro", afirmó en Twitter el cineasta, a quien el PSOE respondió: "Dialogamos en la Red y fuera de ella. El gobierno ha sido el primero en llamar a internautas para pedirles opinión".

Sinde espera que no dimita y que Álex de la Iglesia reconsidere esta decisión

La propia ministra Ángeles González-Sinde se ha referido a la postura crítica de Álex de la Iglesia antes de conocerse la noticia de su dimisión, en una entrevista a RNE. Preguntada por el desacuerdo del presidente de la Academia de Cine, Sinde le ha "agradecido este esfuerzo enorme de mediar en este debate".

Horas más tarde, desde el ministerio de Cultura informan a RTVE.es de que Sinde, que se ha enterado de la noticia por los medios. En un acto celebrado en Pamplona la ministra ha afirmado que "espera que no dimita y que Álex de la Iglesia reconsidere esta decisión".

El diálogo que marcó el cambio

El desencuentro de Álex de la Iglesia con la ley Sinde se materializa a partir de la reunión que mantuvo a finales de diciembre con representantes de la industria cultural y un grupo de 'representantes de los internautas' entre los que se encontraban abogados y también creadores de contenidos que se oponían a la ley antidescargas.

Así, de pasar a defender la ley según dice, haciéndolo "fatal, sin conocer el tema a fondo" y dejándose llevar por sus "prejuicios, que son muchos y variados", terminó reconociendo "que el modelo de mercado necesitaba ser ampliado y corregido".

Álex de la Iglesia defiende la ley Sinde

Tras esa reunión afirma en el artículo que  "de pronto descubrí que había muchos puntos en común. Nadie estaba a favor del todo gratis, estaban de acuerdo en reconocer los derechos (y obligaciones) del autor frente a su obra, y a todos les parecía correcto buscar una manera ágil y eficaz de hacerlo."

Álex de la Iglesia, satisfecho tras la reunión sobre la ley Sinde

Durante todo este tiempo ha intercambiado numerosas opiniones a través de Twitter, contestando a un gran número de internautas que le preguntaban en esta red social.

Aprendí que dialogar con personas que te llevan la contraria es mucho más interesante

En su escrito menciona a "David Bravo, a Julio Alonso, A Josep Rover, a Francisco George del Partido Pirata, a David Maeztu, hablé con Enrique Dans, y muchísimos más", con los que "teniendo posturas absolutamente divergentes, el diálogo era fluido y sobre todo, constante".

Y reconoce que gracias a ellos "por vez primera, aprendí que dialogar con personas que te llevan la contraria es mucho más interesante".

'Héroe' en Twitter

"No voy a dejar de discutir, pero francamente, prefiero hacerlo como director, que como presidente. Lo coherente es dejarlo. Acabaré lo que he empezado, eso sí, no quiero decepcionar a los compañeros de profesión, y prometo no empañar la ceremonia con este asunto", destaca en la publicación.

El cineasta continúa en estos momentos respondiendo en Twitter a los mensajes de apoyo que se han desatado en la red tras conocerse la noticia. Son muchos los que valoran la coherencia que menciona en el texto, mientras que otros piden que se convierta en "ministerio de Cultura".

La dimisión se hará efectiva después de la ceremonia de entrega de los Goya. "Después de la gala, dimito como presidente. Seguiré siendo miembro de la Academia, discutiendo y metiendo la pata como siempre, pero como director de cine, que es lo mío", sentencia.

En uno de sus mensajes en Twitter reconoce que dimitiría "AHORA, pero no quiero perjudicar a los compañeros de profesión".

Desde la Academia de Cine aseguran a RTVE.es no saber nada del que es todavía su presidente y afirman que no ha comunicado la noticia en la institución: "nos estamos enterando por la prensa".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente