Anterior Rajoy llama a votar en las elecciones catalanas para poner fin "a la división" creada por Mas Siguiente Montoro defiende unos presupuestos "para la próxima legislatura" y promete más empleo y bajar impuestos Arriba
Estados Unidos y China, dos gigantes llamados a entenderse

Obama reclama a China "una competencia sana", pese a la firma de acuerdos por 45.000 millones

  • Los acuerdos incluyen la compra de 200 aviones Boeing por parte de China

  • La baja cotización del yuan vuelve a distanciar a ambos países

|

La visita del presidente de China, Hu Jintao, a Estados Unidos ha fructificado en la firma de acuerdos por valor de 45.000 millones de dólares (33.320  millones de euros) para profundizar en las relaciones económicas entre los dos países, aunque persisten las diferencias y el presidente estadounidense, Barack Obama, no ha dudado en reclamar a Hu una "competencia sana" entre ambos países, las dos principales potencias mundiales.

Tras la entrevista que ambos líderes han mantenido en la Casa Blanca, Obama se ha dicho "satisfecho" por los acuerdos suscritos, que incluyen la compra por parte de China de 200 aviones Boeing, así como otros intercambios en sectores que van desde el software informático hasta la agricultura.

Queremos una relación comercial justa, en la que ambas partes salgan ganando

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos no ha dudado en reclamar "una relación comercial justa, en la que ambas partes salgan ganando" ante su homólogo, indicando que "nuestras empresas no deben ser discriminadas en los nuevos contratos" del Gobierno chino, al que también ha pedido que luche contra "el robo de la propiedad intelectual".

Guerra de divisas

Obama tampoco ha evitado aludir a la guerra de divisas -Estados Unidos exige desde hace años a China que permita que el yuan cotice libremente en el mercado, en lugar de devaluarlo para favorecer sus exportaciones-: "Queremos que China nos ayude a gastar menos y exportar más, por lo que debemos seguir haciendo ajustes en las tasas de cambio". "El problema de la divisas es parte del problema global", ha comentado el presidente de Estados Unidos.

Hu, por su parte, no ha hecho referencias al tipo de cambio y ha preferido pronunciarse en términos amplios sobre la relación bilateral. No obstante, antes de la entrevista ya había dejado claro que China y Estados Unidos "deben respetar mutuamente las decisiones del otro".

Pekín ha ignorado reiteradamente las demandas para una apreciación más rápida del yuan, que podría encarecer relativamente los productos chinos y ayudaría a reducir el superávit comercial de China con Estados Unidos, que Washington estima en 270.000 millones de dólares.

La visita de Hu Jintao es la primera de un presidente chino a Washington desde hace 14 años y ha sido recibido con todos los honores, pese a que después Obama ha deslizado críticas por las violaciones de los derechos humanos en el país asiático.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente