Enlaces accesibilidad

Éxito de la primera emisión de bonos del déficit eléctrico, que ha colocado 2.000 millones de euros

  • El programa prevé colocar en el mercado hasta 25.000 millones de euros
  • En 2010, el déficit tarifario ha alcanzado ya los 20.000 millones de euros

Por

La primera emisión de títulos que permiten vender en el mercado el déficit de la tarifa eléctrica se ha cerrado este martes con éxito, ya que se han colocado 2.000 millones de euros de ese déficit acumulado durante años y que al final de 2010 suma ya 20.000 millones de euros.

El déficit de la tarifa eléctrica comenzó a generarse en 1999, debido a la diferencia entre los ingresos que logran las compañías eléctricas a través de las tarifas que pagan sus clientes y lo que le cuesta a esas empresas generar y transportar la electricidad.

En concreto, la demanda de inversores interesados en adquirir esos títulos de este primer bloque de deuda eléctrica ha sido equivalente a 2.300 millones de euros, lo que supone que se ha superado en un 15% la oferta presentada por el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE), organismo público encargado de gestionar esa titulización del déficit.

Los bonos colocados ofrecen una rentabilidad fija del 4,8% y vencen en marzo de 2014.

Fuentes del sector eléctrico consultadas por Europa Press han mostrado su satisfacción por el éxito de la colocación que, además, se interpreta como una señal de confianza transmitida por los mercados hacia la economía española.

La colocación en los mercados del déficit de tarifa permite convertir en deuda negociable ese pasivo de 20.000 millones de euros que, hasta ahora, se encargaban de financiar las principales compañías eléctricas: Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa y E.ON.

El importe máximo del programa de emisión de bonos del fondo es de 25.000 millones, de los que hasta 22.000 millones están avalados por el Estado.

Por países de origen, el 60% de la emisión se colocó entre inversores de España, seguidos de Italia (16%), Reino Unido (6%), Irlanda (5%), Francia (4%) y Alemania (3%).

Por tipo de inversores, los bonos atrajeron a gestoras de fondos -compraron el 60% de la emisión-, seguidas de entidades financieras (22%), aseguradoras (15%) y en menor medida por bancos centrales, que invirtieron entre 50 y 100 millones.

Noticias

anterior siguiente