Enlaces accesibilidad

La demanda en las consultas de tabaquismo aumenta un 30% respecto a enero de 2010

  • Ya ocurrió en enero de 2006 cuando se prohibió fumar en los trabajos
  • Sin ayuda farmacológica, solo lo deja el 12% de los que lo intentan
  • Con la combinación de fármacos, la eficacia puede llegar al 40%
  • Consulta los consejos de los médicos para dejar de fumar

Ver también:  Especial de la nueva  ley antitabaco

Por
Muchos fumadores se planean dejar de fumar con el inicio del año.
Muchos fumadores se planean dejar de fumar con el inicio del año. EFE

Dejar de fumar encabeza siempre los primeros puestos de la lista de propósitos para cada nuevo año. Este 2011 lo hace más que nunca por la entrada en vigor de la nueva ley antitabaco, que desde el 2 de enero prohíbe encender un cigarrillo en bares y restaurantes. Algunos habrán aplazado su decisión hasta después de Reyes, con el fin de las fechas navideñas.

La receta para tener éxito en la meta de dejar el cigarrillo incluye cambios de conductas y ayuda farmacológica, siempre bajo supervisión médica. Eso es lo que han pensado muchos fumadores españoles que ya han reservado cita para dejar la nicotina en mayor número que otros años.

La demanda de las consultas en las unidades de tabaquismo para dejar de fumar han aumentado alrededor del 30% respecto a enero de 2010, según explica a rtve.es Rodrigo Córdoba, portavoz del Comite Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

"Es similar a lo que pasó en enero de 2006", cuando entró en vigor la ley que acabó con el tabaco en los centros de trabajo, añade.

Rodrigo Córdoba explica que cada año intentan abandonar el tabaco alrededor de tres millones de personas, lo que supone un tercio de los fumadores que hay en España. "Este año con la ley pueden llegar a ser hasta 4 millones", calcula.

Los fármacos elevan el éxito al 40%

Por su parte, la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) estima que uno de cada tres fumadores lo está intentando, aunque al final no todos los conseguirán. Sin ayuda médica, por uno mismo, consiguen dejarlo entre el 10 y el 12% de los fumadores.

Si el fumador recurre, bajo supervisión de profesionales, a los fármacos que existen en el mercado para dejar el tabaco, la eficacia puede llegar hasta el 40% y 50%. [Consulta los consejos para conseguirlo]

El tabaquismo, "una enfermedad adictiva, crónica y recurrente"

El vicepresidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Toráfica (Separ), Juan Antonio Riesco, califica el tabaquismo como "una enfermedad adictiva, crónica y recurrente".

"De cada 100 personas sanas que quieren dejar de fumar", al margen de la población que necesita hacerlo urgentemente por alguna enfermedad, "no lo consigue más de un 6% y 8% por sí solo. Si es con tratamiento, la cifra puede aumentar hasta cinco veces", subraya a rtve.es este neumólogo. Con un simple consejo médico, "no más allá de tres minutos", entre el 8 y el 10% puede dejar de fumar.

Riesco es más conservador a la hora de estimar el número de fumadores que intentarán dejarlo y lo reduce a tan sólo un millón. Aún así, señala que el 10% de esta cantidad ya sería una cifra "importante" de ex fumadores.

Tres tratamientos para dejar el tabaco

Al final, la clave está en combinar las cambios de conducta con los fármacos en caso de que por sí solo no se pueda dejarlo. Actualmente, según explica Riesco, solo hay tres tratamientos para desengancharse del tabaco: la vareniclina, que elimina las sensaciones agradables que tiene el fumador al recibir nicotina; las terapias sustitutiva de la nicotina, como parches o chicles; y el bupropion.

El 30% de los fumadores, más de tres millones de españoles, tiene "una dependencia alta" por lo que "casi con toda seguridad necesitarían tratamiento farmacológico, señala el coordinador del Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de la semFYC, Plácido Gascó.

El portavoz del CNPT, Rodrigo Córdoba, asegura que al margen de estos tratamientos no hay evidencias científicas que otros caminos para dejar de fumar como la hipnosis, la acupuntura o el láser, tengan eficacia.

Muchos dejarán de fumar, pero no solo por la ley

Plácido Gascó asegura que al final de este año podrían haber dejado de fumar hasta un millón de adictos a la nicotina, pero no sólo por la ley antitabaco.

Gascó señala que el aumento del precio del tabaco, uno de los factores más disuasorios para dejar de fumar sobre todo en el sector juvenil, y la aparición de imágenes en las cajetillas sobre los efectos del tabaquismo a partir de mayo empujarán también a muchos fumadores a intentar dejar esta adicción que mata al año a más de 50.000 fumadores activos y más de 3.000 pasivos.

Según un reciente estudio del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo sobre los efectos en el descenso de fumadores de diferentes medidas, la subida del precio del tabaco puede reducir inicialmente en un 7% el número de fumadores y llegar al 14% a largo plazo.

Las imágenes en las cajetillas, por la experiencia en otros países que ya las utilizan como Canadá y Brasil, puede reducir otro 2% el número de fumadores.

No dejar fumar en los bares y restaurantes puede provocar el descenso de un 4% de la prevalencia de fumadores y salvar más de mil vidas al año.

Noticias

anterior siguiente