Enlaces accesibilidad

Amenazas de muerte en Pakistán a los que lloren por el gobernador asesinado

  • Expertos religiosos se han mostrado a favor del asesinato
  • En Facebook, 2.000 personas también han mostrado su respaldo

Por
Seguidores del gobernador reciben al helicópetro que portaba el féretro
Seguidores del gobernador reciben al helicópetro que portaba el féretro REUTERS

La tensión en Pakistán es máxima. Quinientos expertos religiosos paquistaníes han advertido de que cualquier persona que expresa su dolor por el asesinato del gobernador de Punyab, podrían sufrir el mismo destino.

A pesar de que Salman Tasir no tenía ningún papel en el día a día del gobierno central, su muerte, a plena luz del día en un centro comercial de Islamabad, ha puesto de manifiesto lo que es una realidad desde hace tiempo: la incapacidad del gobierno a la hora de estabilizar el país.

Pero, además, ha dejado muy clara la división interna en cuanto a cómo debe evolucionar Pakistán ya que a esta amenaza expresa hay que sumarle el multitudinario apoyo a través de la red social de Facebook al asesino de Tasir.

La ley de la blasfemia, el origen

El gobernador de la provincia de Punjab fue asesinado el pasado martes por uno de sus guardias, que se enfureció por la oposición de este político a la ley sobre la blasfemia.

Los grupos pro derechos humanos se quejan de que la ley es usada por extremistas religiosos y paquistaníes de a pie para dirimir disputas personales mientras los islamistas están enfadados por lo que consideran planes del Gobierno para cambiar o abolir la ley.

Con todo, la ley cuenta con un amplio apoyo en un país con más del 95% de su población musulmana, aunque la mayoría de los políticos se resisten a oponerse por el miedo a ser vistos como "blandos" en la defensa del Islam. Tasir, sin embargo, no dudó en ser un abierto crítico.

Uno de los grupos que ha amenazado abiertamente a quienes manifiesten su duelo es el Jamaat-e-Ahl-e-Sunna, que en realidad es una escuela moderada del Islam en Pakistán. De hecho, es muy crítica con de los militantes talibanes que se oponen violentamente al gobierno y su aliado Estados Unidos.

Este grupo es uno de los más grandes estudiosos de la corriente principal que representa a los misulmanes sunitas llamados Barelvi. Pese a este carácter moderado, han liderado las protestas en favor de la ley sobre la blasfemia.

"Más de 500 estudiosos de la Jamaat-e-Ahl-e-Sunna han aconsejado a los musulmanes no participar en las oraciones fúnebres del gobernador de Punjab Salman Tasir, ni dirigir las oraciones", ha expresado el grupo en un comunicado.

"Además, no debe haber ninguna expresión de dolor o simpatía por la muerte del gobernador".

"Una lección"

Pero es más, Jamaat-e-Islami, que también es uno de los principales partidos políticos islamistas de Pakistán, ha querido dejar claro que considera que el asesinato Taseer estaba justificado.

"Si el gobierno le hubiera retirado de la gobernación, no hubiera sido necesario que alguien le hubiera pegado un tiro", dijo en un comunicado poco antes de Taseer fue enterrado en la capital de Punjab, Lahore.

"Salman Tasir es un blasfemo y este es el castigo por ser un blasfemo", sentencia el grupo que, además, resalta la "valentía" y el celo religioso de su ya que con su acción ha hecho que los musulmanes de todo el mundo estén orgullososos.

Y, para terminar, una nueva amenaza: sentencian que "los llamados" intelectuales, ministros, políticos y presentadores de televisión que se oponen a la ley deben aprender una lección de la muerte de Tasir.

Y muestra de que esta clase de amenaza y opiniones sobre el asesinato cuenta con apoyos, la misma tarde del día de la muerte del gobernador, cerca de 2.000 personas se unieron al grupo de Facebook a favor del asesino y para mostrar su rechazo a la ley.

Noticias

anterior siguiente