Anterior Roger Moore, el actor que enseñó modales a James Bond Siguiente El Reino Unido sube el nivel de alerta a "crítico" y despliega al Ejército Arriba Ir arriba
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, detenido en Londres

Julian Assange, detenido por la policía británica

  • Pesaba sobre él una orden europea de detención internacional

  • Su arresto no está relacionado con las filtraciones de Wikileaks

Ver también: Especial sobre las piezas del 'Cablegate'

|

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha sido detenido por la policía metropolitana de Londres. De este modo, Reino Unido ha cumplido la orden europea de detención internacional emitida desde Suecia contra su persona al haber sido acusado de delitos de agresión sexual supuestamente cometidos el pasado agosto.

"Julian Assange ha sido detenido en virtud de una orden de arresto europea tras comparecer en una comisaría de Londres a las 9:30 horas", ha informado la policía londinense a través de un comunicado. Su detención se ha producido "a petición de las autoridades suecas bajo la sospecha de violación".

"El está acusado por las autoridades suecas de un cargo de coerción, dos cargos de abuso sexual y un cargo de violación, todos supuestamente cometidos en agosto de 2010" precsia el texto en el que también se determina que comparecerá "ante el Tribunal de Magistrados de la City de Westminster hoy".

"Limpiar su nombre"

Según informa la corresponsal de TVE en Londres, Anna Bosch, Assange se habría presentado voluntariamente en comisaría tras haber acordado una cita con las autoridades y, una vez allí, la policía británica habría procedido a su detención conforme a la orden internacional.

Ahora se encuentra a disposición de la unidad de extradición de Scotland Yard algo que, según su abogado, el fundador de Wikileaks aprovechará ya que "es hora" de que se llegue a la verdad de esto y quiere "limpiar su nombre".

Con todo, Assange, de 39 años, ha negado en todo momento los cargos y tanto él como su abogado británico lo relacionan con una posible "maniobra política". Pese a ello, el pasado lunes ambos habían comunicado su disposición a mantener un encuentro con la policía británica.

El propio abogado de Assange lo describía así: "El asunto es bastante extraño, porque el fiscal sueco abandonó todo el caso contra él en septiembre (...) y unas semanas más tarde -tras la intervención de un político sueco-, un nuevo fiscal, no en Estocolmo, donde se encontraban Julian y esas mujeres, sino en Gotemburgo, comenzó un nuevo caso que ha resultado en estas órdenes y en la notificación roja de la Interpol".

Las acusaciones de Suecia

Y es que, tal y como ha explicado el abogado de Assange, el tira y afloja entre el fundador de Wikileaks y la justicia sueca viene de lejos. Los hechos de los que se le acusa podrían haber ocurrido el pasado mes de agosto o al menos eso es lo que aseguraron dos mujeres que declararon haber mantenido encuentros con él. A raíz de ese momento nacen contra él las acusaciones de acoso y violación.

Entonces, ese mismo mes de agosto, la Fiscalía emite una orden de captura en contra de Assange por cargos de violación y acoso sexual, pero la solicitud se cancela al día siguiente.

Pero el capítulo no terminó allí ya que las autoridades deciden reabrir la investigación después de que la mujer que acusa a Assange de abuso sexual apelara la decisión de cerrar el caso.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente