Enlaces accesibilidad

'Fado', el cuarto lince ibérico fallecido este año en Sierra Morena

  • Fue hallado en una cueva de difícil acceso gracias a un collar radioemisor
  • A la espera de la necropsia, se desconocen las causas de la muerte

Ver también: Especial 'El lince' en '30 años sin Félix'

Enlaces relacionados

Por
Cromo y Adelfa, nacidos en cautividad
Cromo y Adelfa, nacidos en cautividad lynxexsitu.es

El último lince ibérico fallecido de la población silvestre de Sierra Morena ha sido 'Fado', un macho nacido en 2009. Los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía encontraron su cadáver gracias a un collar radioemisor.

Su cuerpo fue localizado en una cueva de difícil acceso al este del río Jándula, como han informado fuentes del Programa Life Lince

'Fado' era hijo de 'Lastra' y formaba parte de una camada de cuatro cachorros nacida el año pasado en Sierra Morena. Aunque todavía usaba parte de territorio materno, en los últimos meses parecía que se estaba asentado en un área cercana, en el extremo oriental de la sierra.

Todavía se desconocen las causas de la muerte, pero según los técnicos el cuerpo estaba en buenas condiciones. Su cadáver se envió al Centro de Análisis y Diagnósticos (CAD) de Málaga para realizarle la necropsia.

Cuarto lince muerto este año

Es el cuarto lince ibérico fallecido en lo que va de año en Sierra Morena, donde sobrevive la población más numerosa de este felino en peligro crítico de extinción.

Quedan unos 165 ejemplares en libertad, una población que se ha duplicado desde el año 2002, y cerca de 80 ejemplares en centros en cautividad.

La primera muerte de un lince ibérico se conoció en abril, cuando fue hallado el cadáver de 'Romero', un ejemplar de 12 años, en las Villas de Peñallana (Sierra de Andújar), por circunstancias indeterminadas.

La siguiente fue la de 'Furtiva', de un año, que fue encontrada enganchada en una valla cinegética en una finca de la Sierra de Jaén.

Por último, en julio, los técnicos de la Consejería de Andalucía, localizaron el cuerpo de una hembra de seis años de edad en la misma zona, gracias, otra vez, a un collar radiotransmisor.

Además de estos cuatro felinos, 'Cascabel', un lince ibérico reintroducido en la zona de Guadalmellato, falleció a finales de agosto como consecuencia de la Enfermedad Renal Crónica que afecta a casi el 40% de la especie.

Noticias

anterior siguiente