Enlaces accesibilidad

BP concluye el sellado final con cemento del pozo que vierte crudo en el golfo de México

  • "El objetivo es cortar y aislar la fuga de forma definitva", dice la compañía
  • La operación de taponado se ha prolongado durante cinco horas

Por
BP comienza el taponado final con cemento del pozo que vierte crudo en el golfo de México
Gráfico en el que se muestra cómo se realiza el taponado final del pozo. CNN.com

La petrolera BP ha concluido el taponado con cemento del pozo de petróleo que ha provocado el vertido en el Golfo de México. La compañía británica ha terminado estas tareas a las 21.15 de la noche del jueves, hora peninsular española, tras cinco horas de trabajos.

La operación es la última etapa del proceso para sellar definitivamente la fuga de petróleo que ha provocado la peor catástrofe ecológica de Estados Unidos en los últimos años.

Según explica en un comunicado la empresa, el proceso se someterá a supervisión para "verificar la eficacia del procedimiento".

Los equipos comenzaron a inyectar cemento en el pozo a través de tuberías conectadas a barcos situados en la superficie.

"El objetivo del procedimiento es cortar y aislar la fuga" ha dicho BP en un comunicado. "Este procedimiento complementará la operación que estamos llevando a cabo", ha afirmado la petrolera.

La cimentación del pozo, a unos 5.500 metros de profundidad, permitirá clausurar la parte inferior de éste que produjo la marea negra.

Lo hará mediante un procedimiento bautizado como 'bottom kill' (eliminación desde el fondo), a través de una nueva inyección de lodo pesado y cemento.

El martes comenzó el principio del fin

BP ha iniciado el proceso tras asegurar el éxito de la operación con la que el martes comenzó el sellado y que ha permitido al Gobierno de EEUU avistar el fin del peor desastre ecológico de su historia.

El Gobierno de Estados Unidos dio luz verde a BP para proceder con la introducción de cemento en el pozo el miércoles, horas después de que la compañía anunciara el éxito de la primera fase de la operación de sellado.

Ese día BP anunció que el 'static kill', la eliminación estática, había logrado frenar definitivamente el vertido de crudo, lo que para la compañía supuso un gran paso". También para la Casa Blanca, que mostró su satisfacción.

Un pozo auxiliar, solución definitiva

El almirante retirado de la Guardia Costera Thad Allen, que coordina la respuesta al vertido por parte del Gobierno de EE.UU., afirmó el miércoles que no aceptará "de ninguna manera" que el taponado del pozo retrase los trabajos de excavación del pozo auxiliar, considerado como la solución definitiva al vertido.

El fin de la construcción del pozo, prevista por BP para el 15 de agosto, señalaría el inicio de la última fase en la operación para sellar el pozo.

Desde que se produjera el pasado 20 de abril la explosión y hundimiento de la plataforma 'Deepwater Horizon', en los intentos de limpieza y contención de la fuga se han logrado capturar alrededor de 800.000 barriles de petróleo vertido por el pozo, de un total de 4,9 millones.

Noticias

anterior siguiente