Anterior Salvamento Marítimo rescata a 98 inmigrantes en la costa granadina Siguiente Directo | A las 10:00h finaliza el segundo plazo dado por el Gobierno antes de aplicar el 155 Arriba Ir arriba
La compañía de teatro Azar ha teatralizado 'El hereje' por las calles de Valladolid noticias

'El Hereje', Valladolid de la mano de Delibes

  • El escritor, que ha muerto a los 89, dedicó su última novela a su ciudad

  • Retrata el Valladolid de Carlos V, basándose en los autos de fe de 1559

  • Desde hace años una ruta turística recorre los principales escenarios

Ver también: Especial Muere Miguel Delibes

|

"Dedicada a mi ciudad, Valladolid". El escritor Miguel Delibes, que ha muerto a los 89 años, rindió tributo a la capital del Pisuerga en su última novela El hereje. La obra más "ambiciosa y compleja" de cuantas escribió, según sus palabras, y la primera en la que se atrevió con el género histórico.

Delibes nos lleva de la mano, página a página, por el Valladolid del Carlos V. En El Hereje cuenta la vida de Cipriano Salcedo, hijo de un comerciante de lanas, que muere quemado vivo por difundir las ideas de Lutero.

El gran novelista castellano basa su relato en hechos reales, los dos autos de fe que tuvieron lugar en Valladolid en octubre de 1559. Excepto el personaje de Cipriano y su familia, todos los demás condenados por el Santo Oficio que aparecen en la novela son personajes históricos, como el capellán de Carlos V, el doctor Cazalla, que fue el que intentó introducir las ideas del protestantismo en España.

Los lugares que Delibes describe en su libro existen todavía. Desde hace varios años una ruta turística recorre los once puntos claves de la novela, desde la Plaza de San Pablo hasta la Plaza Zorrilla, en la Puerta del Campo Grande, donde se encontraba una de las entradas a la ciudad, que en aquel momento contaba con unos 31.000 habitantes.

Algunas veces esta ruta se ha realizado teatralizada a cargo de los actores de Teatro Azar.

María Martín es una de las guías turísticas que hacen habitualmente la ruta de El Hereje. Según explica a rtve.es, "el Valladolid de Carlos V era una ciudad importante, la capital administrativa del reino" donde estaba la Real Chancillería y todos los palacios de los nobles y numerosas órdenes religiosas.

Algo más tarde, no exactamente en las fechas que narra la novela, sobre 1604, un viajero portugués cifró en 400 casas palaciegas y 50 conventos los que había en Valladolid.

Fotografía de la sociedad del siglo XVI

Esta guía turística explica cómo Delibes hace un estudio de la sociedad del siglo XVI a través de los personajes que están relacionados con distintas partes de la ciudad. Empieza por la Corte y la Iglesia en las inmediaciones de la plaza San Pablo. Delibes nos muestra la casa de los Salcedo, en la Carredera de San Pablo, hoy calle Angustias, donde nace Cipriano el 31 de octubre de 1517, justo el mismo día en el que Lutero fija sus 95 tesis de Wittenberg.

En la plaza de San Pablo se encuentra la magnífica iglesia del mismo nombre de los dominicos, que junto a los franciscanos, eran los que tenían el poder de la Inquisión, el Museo Nacional de Escultura y el Palacio de Pimentel.

El recorrido continúa en la plaza de Santa Brígida, donde Delibes nos describe el mundo de los letrados, al que pertenecía el tío de Cipriano, Ignacio Salcedo, que era "oidor", explica María Martín. Allí el visitante puede ver el convento del mismo nombre y el Palacio del Licenciado Francisco de Butrón, abogado de la Real Audiencia y Chancillería.

Los palacios de la nobleza

La nobleza, a la que permanece varios de los procesados en los autos de fe como Carlos de Seso, está presenta en la plaza de Fabio Nelli, donde se encuentra el Museo Provincial de Valladolid. Es la zona en la que se concentraban gran parte de los palacios como el que da nombre a la plaza o el de los Valverde.

La ruta continúa por la plaza de la Trinidad, donde está la iglesia que le da nombre y la sede de la Biblioteca de la Junta de Castilla y León. Es en esta zona, la de la judería y el Hospital de Expósitos, donde la familia de Cipriano Salcedo tenía el almacén de lanas, cerca del palacio del Conde de Benavente.

Según la información sobre la ruta de la Diputación de Valladolid, también se visita el convento de Santa Catalina. Delibes relata cuál era la función de las religiosas en la época. Algunas de ellas también fueron condenadas a muerte.

Desde allí se va a la Capilla de Fuensaldaña, detrás de la iglesia de San Benito, donde se enterró a Leonor de Vivero, y se visita también la Casa de Alonso Berruguete. Después se llega a la plaza de Fuente Dorada, donde Delibes sitúa la Taberna de Garabito que frecuentaba Cipriano.

La Plaza Mayor de Valladolid

Desde Fuente Dorada se recorren los escasos metros que llevan a la Plaza Mayor, donde se celebraron los autos de fe en los que se basa la novela. La guía turística María Martín explica a rtve.es que el juicio comenzaba a las seis de la mañana y hasta las cuatro o cinco de la tarde no comenzaba la procesión hasta el lugar donde se prendían las hogueras. Los que no eran condenados a muerte volvían a las cárceles que tenía la Inquisición.

Desde la Plaza Mayor se toma la calle Santiago, vía neurálgica de la vida social de Valladolid, donde se encuentra la Iglesia de Santiago, donde una placa recuerda los sermones que allí dio el doctor Cazalla.

El final del recorrido turístico acaba en la plaza Zorrilla donde estaba la picota. A los que confesaban su herejía se les concedía la gracia de morir con garrote vil antes de ser quemados en la hoguera. Si no lo hacían morían quemados vivos, como Carlos de Seso o el mismo Cipriano Salcedo, el último protagonista que creo la pluma de uno de los mejores escritores en lengua española de todos los tiempos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente