Enlaces accesibilidad

La revolución digital en la música: ¿Oportunidad o amenaza?

  • La venta de discos cae un 30% mientras aumentan los ingresos por conciertos
  • Directos, autogestión y merchandising alternativas al negocio tradicional
  • Desde Cultura se trabaja en una macroweb de descargas legales

Por

La industria discográfica no celebrará este 2009 como una de sus mejores temporadas. En lo que llevamos de año las ventas han caído un 30% y si echamos la vista atrás, en el último lustro el sector discográfico ha perdido un 40% del empleo.

Si seguimos la hilera de las cifras éstas "cantan", o más bien, "pegan gritos". El número de descargas "ilegales" en nuestro país es de un 32%, duplicando la media europea que es de un 15%.

Pero tambien es cierto que la facturación por descargas legales ha subido de 4,9 a 10,8 millones de euros según revela PROMUSICAE , la patronal de la industria discográfica. Un porcentaje nada despreciable al que se su suma la buena salud de la música en vivo.

Los conciertos "devoran" al CD

La marcha ascendente de los conciertos volvió a confirmarse en 2008 con un aumento del 8,5% en relación a 2007. Eso traducido en dinero supone unos ingresos cercanos a los 29 millones de euros, frente a los 26,6 millones de 2007.

Ingresos derivados de los "conciertos de variedades", tal y como especifica la SGAE en su informe anual de 2008, donde también se señala que "la relación de grandes conciertos que más ingresos han obtenido durante el año 2008 demuestra el empuje de la música en español y de artistas nacionales como Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Héroes del Silencio o El Barrio".

Los conciertos han  "devorado" al CD y la facturación de la música en directo ya septuplica a la grabada, sin olvidar tampoco el buen ritmo económico de festivales como el Primavera Sound y el Sónar, en Barcelona, o el FIB Heineken de Benicássim .

Rebelión de artistas e internautas

Los músicos nadan entre dos aguas, por un lado nunca se había consumido tanta música como ahora pero los profesionales del sector ven su futuro laboral incierto.

Y una prueba de ese malestar, o esos "nervios"  ante la "crisis existencial" que vive la música, fue la concentración del pasado 2 de diciembre ante las puertas del Ministerio de Industria.

Una ecléctica representación de artistas, representantes, productores , empleados de discográficas, técnicos de sonidos e iluminación, etc, presentaban al ministro Miguel Sebastián, el manifiesto La música es cultura, la música es empleo, firmado por más de 2.500 profesionales, y en el que se exigía al Gobierno "responsabilidad" y "seguridad jurídica".

Profesionales de la música piden una ley que proteja su trabajo

A esta protesta a la que asistieron entre otros Antonio Carmona, David de María, Rosario Flores, Luis Eduardo Aute o Loquillo, le siguió casi de inmediato la de la comunidad internauta con un manifiesto, En defensa de los derechos fundamentales en Internet, que corrió por la Red como la pólvora.

González-Sinde se ha reunido con internautas y blogueros reconocidos para intercambiar opiniones

En este caso la rebelión venía motivada por la decisión del Gobierno de incluír en el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible la creación de una Comisión de Propiedad Intelectual que permitirá bloquear las páginas web de enlaces de archivos sujetos a derechos sin que sea preciso la intervención judicial.

Las reglas han cambiado

Dejando aparte las manifestaciones y manifiestos, la máxima a la que nos enfrentamos es que el negocio, tal y como lo entendíamos, ha muerto y lamentarse no parece la mejor solución vistos los resultados.

La clave seguramente radique en adaptarse a unas nuevas reglas de juego que pasan entre otras cosas por lanzarse a la carretera y sudar la camiseta sobre el escenario, la música en directo es "imposible de piratear".

La autogestión es otra de las soluciones, adoptada sobre todo por artistas y bandas que arrancan sus carreras, los "pequeños" pueden hacerse grandes, prescinden de los intemediarios, prima el 'Do It Yourself' e Internet se convierte en un alíado.

El merchandising es otra de las nuevas fuentes de negocio. Si la descarga en Internet se da prácticamente por hecha también es cierto que cuando a alguien le gusta un artista o una banda igualmente está dispuesto a pagar por un "producto especial", que le aporte un valor extra.

Desde una cuidada edición en vinilo, a un package especial pasando por una camiseta o la posibilidad de una entrada VIP para estar cerca de su estrella favorita.

En este sentido se manifestaba Brian Message, mánager de la banda británica Radiohead, en la entrevista que concedió a RTVE.es el pasado 27 de noviembre con motivo de la celebración en Madrid del Congreso Internacional Música y Futuro.

Spotify, otra de las esperanzas

Otra de las caras, y quizá la más complicada, es la lucha contra la costumbre, muy arraigada en nuestro país, de pagar por algo que se puede conseguir gratis. Difícil ponerle puertas al campo cuando se llega a pagar 50 euros por el ancho de banda y la costumbre de descargarse música ya se ha convertido en un hábito.

Frente a esto "esperanzas" como la web musical sueca Spotify, un servicio en "streaming" de varios millones de canciones pactadas con las cuatro majors discográficas (Sony, Universal, EMI y Warner).

Lutz Emmeritch: 'Spotify es una alternativa a la piratería'

Lutz Emmerich, máximo responsable del desarrollo de Spotify en España, desgranó en el encuentro digital que mantuvo con los usuarios de RTVE.es en Ficod las expectativas de futuro de una web que se ha convertido en todo un fenómeno, con más de 800.000 usuarios, y ha introducido en su modelo de negocio opciones de pago.

Sin olvidarnos del afianzamiento en España de la venta de música digital a través de servidores como ITunes, eMusic y similares.

Las propuestas de la cartera de Cultura

También por parte del Ministerio de Cultura, obviando el clima de confusicón causado por el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, se han aportado ideas como la creación de un nuevo Premio Nacional de las Músicas Actuales que ponga en valor el talento musical.

Otra medida pasa por poner en marcha el Circuito Estatal de Giras que emprenderá su trabajo en el primer  semestre del 2010 para apoyar a los artistas y a las salas de música en vivo con un presupuesto de 500.000 euros.

Y "el proyecto estrella", la creación de un portal de contenidos digitales, una macroweb que posibilite las descargas legales tanto de música como de películas en español (de producción nacional y estadounidense).

Una web, réplica amplíada de la británica FindAnyFilm.com, que podría estar lista para el primer trimestre de 2010, aunque sus promotores ya avisaron en el pasado mes de octubre que su lanzamiento, estaría supeditado a las medidas que adoptara el Gobierno contra la "piratería" .

Medidas con las que, como declaró la ministra Ángeles González-Sinde en el Congreso Música y Futuro mencionado anteriormente, espera convencer a los ciudadanos de que "los músicos merecen el mismo respeto que cualquier otro colectivo profesional".

Noticias

anterior siguiente