Enlaces accesibilidad

"La relajación en la prevención del SIDA ha llegado a unos niveles preocupantes"

  • El presidente de CESIDA asegura que "el SIDA tiene que ver con todos"
  • "Mientras lo asociemos a comportamientos o colectivos, no vamos a avanzar"
  • Santiago Pérez cree "fundamental educar para la salud"
  • Mantiene que las campañas de prevención no son suficientes
  • Lamenta que "sólo se habla del VIH el 1 de diciembre"

Por
Hace 30 años que conocemos el virus del sida, pero aún no se ha podido vencer

NO se transmite por:

Besos, abrazos, caricias, darse la mano o tocarse

Lágrimas, sudor, saliva, tos, estornudos

Compartir objetos de uso común (teléfonos, cubiertos...), la ropa o alimentos

Compartir duchas, labavo o WC, piscinas, instalaciones deportivas, centros laborales, colegios, establecimientos públicos o cualquier otro lugar

Animales, mosquitos u otros insectos

Donar o recibir sangre, en países donde esté adecuadamente controlado

SÓLO se transmite por:

No usar preservativo en relaciones sexuales con penetración (vaginal, anal u oral). El riesgo en estos casos aumenta si una persona presenta otras infecciones de transmisión sexual.

Compartir un objeto cortante o punzante que haya estado en contacto con sangre infectada: jeringas, agujas, instrumentos para tatuajes, piercings, acupuntura, etc.

De una madre VIH positiva a su hijo durante el embarazo, parto o lactancia

Este martes 1 de diciembre se celebra el Día Mundial del Sida, una iniciativa internacional, apunta la OMS, para aunar esfuerzos para generar una mayor conciencia del VIH/SIDA y mostrar solidaridad internacional ante la pandemia.

Los niveles globales de infectados en España se han estabilizado entre 2004 y 2008, aunque el número de nuevas infecciones continúa subiendo de un año para otro. Precisamente por este matiz, el presidente de la Coordinadora Estatal de VIH-SIDA (CESIDA), Santiago Pérez, cree que "hay que seguir insistiendo en las nuevas infecciones".

Según el último informe del Ministerio de Sanidad, presentado este lunes y referida a datos de 2008, hay 1.583 infectados nuevos (que no han desarrollado la enfermedad) y 1.170 nuevos casos de SIDA.

Pérez mantiene que el aumento en el número de nuevas infecciones se debe "a la relajación y a los mensajes eufóricos en cuanto a los nuevos tratamientos".

Podemos hablar entonces de menos enfermos (que desarrollan SIDA), pero de un aumento en el número de nuevas infecciones. "Es muy difícil hablar de prevención tanto tiempo sin que la gente se relaje", asegura el presidente de CESIDA.

Trabajar por la prevención, pero también educar

Los casos de SIDA en España han descendido un 80% desde la extensión de los tratamientos con antirretrovirales en 1996.

Sin embargo, continúa Pérez, el hecho de que en los últimos años se hayan lanzado "mensajes eufóricos" hablando de estos "milagrosos tratamientos", ha provocado que la relajación en la prevención llegue "a unos niveles preocupantes".

Las personas homosexuales, que quizás ha sido uno de los colectivos "con más conciencia", "se han relajado hasta unos extremos que eran insospechados hace unos años". De hecho la campaña que lanzó Sanidad para 2009 va dirigida precisamente a este colectivo.

La solución a este problema, dice el presidente de la Coordinadora, es "seguir insistiendo con la necesidad de prevenir", pero sobre todo "hay que trabajar más por la educación para la salud con la intención de cambiar comportamientos desde la infancia".

"Nuestra obligación es conseguir que los comportamientos preventivos sean los habituales", afirma Pérez.

El presidente de CESIDA insiste además en que hay que dejar "muy claro" que el "único método barrera eficaz es el preservativo".

Considera "fundamental visibilizar el VIH"

En un momento en el que parece que la información y la prevención no son suficientes para concienciar a la sociedad, Pérez sugiere que sería necesario "que las personas infectadas fueran más visibles, porque mejoraría la prevención y la no discriminación".

Sin embargo, añade, "visibilidad implica exposición y, lamentablemente, el estigma sigue existiendo"

"El estigma, los prejuicios y que necesitemos compararnos con otros para sentirnos mejores, además del hecho de que la enfermedad esté asociada a determinados colectivos y comportamientos, hace que sea muy difícil eliminar la discriminación"

La discriminación y el estigma de los infectados es precisamente el tema de la campaña que el Ministerio de Sanidad ha presentado este lunes con motivo del Día Mundial del SIDA.

Ningún colectivo es intocable

En el informe de Sanidad  llama la atención que uno de los colectivos más afectados por el VIH sea el de los heterosexuales, con un 38,8% de los casos.

"Mientras sigamos asociando el VIH con comportamientos o colectivos, no vamos a avanzar en esta lucha", advierte Santiago Pérez.

"Cuando no percibimos algo como real o como cercano es muy difícil que lo cambiemos. El SIDA es algo que tiene que ver con todos y no con lo que uno haga, sino con cómo haga lo que quiera hacer", continúa.

"Sólo se habla del VIH en torno al 1 de diciembre"

El presidente de CESIDA lamenta que haya "pocas campañas de sensibilización" y afirma que "sólo se habla del VIH en torno al día 1 de diciembre y esta es una lucha que hay que llevar cada día".

En la página web del Ministerio de Sanidad, la imagen que ilustra el apartado de prevención contra el SIDA pertenece a la campaña de 1989 "SI DA / NO DA", en la que, con dibujos, se explicaba qué conductas entrañaban riesgo de contagio y cuáles no.

Hace ya 20 años de la presentación de dicha campaña y cabe preguntarse por qué Sanidad ha elegido esa imagen y no una más reciente.

"Últimamente nos centramos en temas más concretos", dice Santiago Pérez, "y quizás deberíamos volver a ser así de gráficos, explicar qué conductas implican contagio y cuáles no, para así visualizar el hecho de la transmisión y al mismo tiempo luchar contra la discriminación"

Noticias

anterior siguiente