Enlaces accesibilidad

Cuatro décadas de energía nuclear en España

  • Existen seis centrales nucleares activas en España, la más antigua de 1970
  • El incendio de la central de Vandellós I, en 1989, es el peor accidente sufrido

Por

España inauguró su primera central nuclear en plena época del desarrollismo franquista. La central de José Cabrera comenzó a funcionar en 1968, apenas una década más tarde de que se construyera la primera nuclear del planeta. De momento, ha sido la más longeva: sobrevivó hasta hace un par de años.

En la actualidad, existen seis centrales con ocho reactores operativos. Según datos del Consejo de Seguridad Nuclear, producen un 20% de la energía eléctrica que se consume en el país. La más antigua, la de Santa María de Garoña (Burgos) lleva funcionando desde 1970. Otras, como la de Vandellós I (Tarragona) y la de Zorita (Guadalajara) han echado ya el cierre. Según Greenpeace, la vida útil de las centrales nucleares es de 25 años.

En 2007, el Consejo de Seguridad Nuclear registró 93 incidencias en las centrales españolas. Todas menos una fueron clasificadas dentro del nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), que va del cero al siete. La fuga de partículas radioactivas de Ascó (Tarragona), sin embargo, se encuadró dentro del del nivel 2.


SANTA MARÍA DE GAROÑA (BURGOS)

Es la central operativa más veterana de España. Desde la autorización de su puesta en marcha, en 1970, ha funcionado de forma ininterrumpida durante cerca de 40 años. Tiene un tipo de reactor, de agua ligera en ebullición, que sólo está presente en otra central española, la de Cofrentes (Valencia). Produce  unos 4.000 millones de kilovatios/hora, lo que representa el 2,5% de toda la producción eléctrica de España. 

Tras el cierre de Vandellós I y Zorita, es la única central que queda de las llamadas de 'primera generación'. En 1999 el Gobierno, renovó su concesión por otros diez años, hasta 2009. El CNS tiene que pronunciarse sobre si renueva su funcionamiento por otros diez años.

ALMARAZ (CÁCERES)

Propiedad de Iberdrola, Endesa y Unión Fenosa, es la segunda central en explotación más antigua (1973). Sus dos reactores nucleares, Almaraz I y II, producen 16.000 millones de kilowatios/hora al año, según su página web. En 2000 renovó su licencia de expplotación por otros diez años.

ASCÓ (TARRAGONA)

La central de Ascó tiene también dos reactores nucleares. La primera unidad abrió sus puertas en 1983 y la segunda en 1985. En noviembre de 2007 sufrió un escape de partículas radioactivas, dentro y fuera de sus instalaciones, pero no lo comunicó hasta el pasado mes de abril. El Consejo de Seguridad Nuclear propuso una multa récord de 22,5 millones de euros por la fuga. El Ministerio de Industria finalmente le ha impuesto una sanción por 15,39 millones.

COFRENTES (VALENCIA)

La central de Cofrentes, propiedad exclusiva de Iberdrola, produce energía desde 1984. Opera con un permiso de explotación por diez años, que vencerá en 2011. En 2006 batió su récord de producción, con un registro de más de nueve millones de kilovatios por hora.

VANDELLÓS (TARRAGONA)

Hasta 1990, contaba con dos unidades: Vandellós I y II. Pero, tras un incendio, el Gobierno revocó la licencia de la primera I. El fuego, declarado en la zona de turbinas, provocó la rotura de tuberías de aceite de lubricación de la turbina y un escape de hirdrógeno del alternador. Se trata del mayor accidente nuclear que ha sufrido jamás España.

La Empresa Nacional de Residuos puso en marcha entonces un plan de tres fases para desmantelar la planta. Actualmente, el reactor se encuentra en estado de latencia, a la espera de que desaparezca la radioactividad directa. Pese a todo, se mantiene un plan de vigilancia.

Vandellós II sigue funcionando aunque no sin polémica. Al igual que Ascó, recientemente tiempos ha sido noticia por varias incidencias. La última, un incencio en el generador eléctrico, que ha obligado a cerrar la central durante varias semanas y ha resucitado el fantasma de Vandellós I. Ya en 2006, el ministerio de Industria multó a la central con 1,6 euros por tres faltas 'graves'

Iberdrola y Endesa, propietarias de la central, tienen licencia de explotación hasta el año 2010.

TRILLO (GUADALAJARA)

Con 20 años de vida, es la central nuclear más joven de España. Es también la única que utiliza tecnología alemana y la primera con un almacén de combustible gastado en seco. Este almacén temporal se construyó en 2002 cuando la piscina donde se guardaban los residuos llegó al máximo de su capacidad, algo que nunca había ocurrido antes en España. 

Según su página web, la central suministra 8.000 millones de kilowatios por hora a toda España. Tiene permiso para operar hasta 2014.

Noticias

anterior siguiente