Enlaces accesibilidad

El Ayuntamiento de Santander retira la última estatua ecuestre de Franco en la vía pública

  • La efigie del dictador preside la plaza del Ayuntamiento desde 1964
  • Asimismo también se retirará un escudo de la República
  • La decisión cumple los mandatos de la Ley de Memoria Histórica
  • La Asociación Memoria Histórica celebra que se quite la última estatua de Franco
  • Melilla también la retirará la estatua de Franco, aunque todavía no hay fecha
  • Un individuo ha tratado de colocar en la estatua una bandera de la Falange

Por
La estatua a caballo de Franco ya no preside la plaza del ayuntamiento de Santander.

Llevaba 44 años subido al pedestal y se ha resistido a bajar. Más de cuatro horas han tardado los operarios en conseguir despegar la estatua de su base. Ante la mirada de muchos curiosos y de numerosos medios de comunicación se ha conseguido retirar con una grúa pluma la última estatua a caballo de Franco colocada en una vía pública.

Durante los trabajos de retirada de este símbolo de la España franquista han estado presentes concejales socialistas y miembros de la Juventudes Socialistas de Cantabria  que han repartido pegatinas con el eslogan 'Santander, por fin, capital constitucional'.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha mostrado su satisfacción en un comunicado, donde se congratula por este hecho al tiempo que insta al Gobierno a impedir que el Ayuntamiento de Santander retire un escudo de la Segunda República, equiparando ambos períodos históricos.

Según esta asociación, la retirada de la estatua ecuestre es "una buena noticia para las miles de víctimas de la dictadura franquista que han tenido que convivir durante treinta años de democracia con numerosos monumentos que exaltan a quienes conquistaron el poder a través de un golpe de Estado".

"Lo que resulta lamentable -añade la nota- es la decisión del Ayuntamiento santanderino de retirar simultáneamente un escudo que recuerda a la Segunda República, equiparando ambos periodos históricos".

La normalidad ha sido la tónica dominante em los trabajos de retirada de la estatua. Tan sólo se ha registrado un incidente aislado cuando un individuo se ha subido al monumento para intentar colocarle una bandera de la Falange

En pie desde 1964

Esa efigie del dictador preside desde 1964 la plaza del Ayuntamiento, que hasta 2001 se denominaba "plaza del Generalísimo".

Obra de José Capuz, la estatua de Santander es gemela de la que existía en Valencia y de la que se retiró de los Nuevos Ministerios de Madrid hace cinco años.

En 2004, la Corporación (PP, PSOE y Partido Regionalista) decidió aprovechar las obras de remodelación que se debían hacer en el aparcamiento situado bajo la plaza del Ayuntamiento para retirar la figura de Franco.

Se cumple así con los mandatos que contiene la Ley de Memoria Histórica sobre la presencia de los símbolos de franquismo en espacios públicos. Junto a ella, también desaparecerá de la plaza un escudo de la República situado a pocos metros de su pedestal.

El proyecto de demolición comenzó a principios de diciembre de este año. Una vez finalizadas las tareas de desmontaje, el próximo destino de la escultura será un almacén municipal hasta que pueda construya el futuro Museo de Cantabria. 

Melilla también la retirará

Tras la retirada de la estatua ecuestre del dictador en Santander, Melilla se ha convertido en la única ciudad española que conserva un monumento de Franco en la vía pública.

La Ciudad Autónoma de Melilla también se retirará la estatua de Franco que permanece todavía a la entrada del puerto, aunque todavía no hay una fecha prevista para ello. La intención de retirar la figura fue anunciada hace unos meses por el Gobierno autonómico en cumplimiento de lo establecido por la Ley de Memoria Histórica.

Noticias

anterior siguiente