Enlaces accesibilidad

El Observatorio de Precios permitirá ahorrar hasta 160 euros al mes para hacer frente a la crisis

  • Sebastián destaca la "transparencia" de esta herramienta "en tiempos de crisis"
  • Los supermecados de Carrefour, los más baratos, y los de El Corte Inglés, los más caros
  • Las diferencias de precios del pescado fresco alcanzan el 74%
  • Las ciudades más caras son Bilbao y Valencia y las más baratas, Salamanca y Zamora
  • Las cadenas de distribución critican que no se tenga en cuenta la calidad

Por
Observatorio de precios para hacer frente a la crisis
Comparar los precios de los supermercados a través de los datos del primer Observatorio de Precios del Comercio Minorista supondrá un ahorro entre 76 y 160 euros al mes "solo en alimentación y bebidas" para hacer frente a la crisis, según ha asegurado el ministro de  Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, durante la presentación de los datos de octubre. 

De este observatorio, que tendrá carácter trimestral e incluirá los índices de precios de los productos por clases, provincias, tipo de establecimientos y principales marcas, se deduce que los establecimientos de Carrefour son los más baratos y los de El Corte Inglés, los más caros.

En concreto, en la cesta de alimentación la diferencia entre los niveles de precios entre marcas llegaron hasta el 19% el pasado mes, situando a los Grupos Gadisa, Alimerka y Carrefour entre los más baratos, y a Uvesco, El Corte Inglés y Consum, entre los más caros.

En cuanto a los precios de los productos de droguería, la estadística refleja que Mercadona, Aldi, Carrefour y el establecimiento de bajo precio Dia fueron más económicos para el consumidor que El Corte Inglés, Miquel Alimentació o los supermercados de El Árbol o el Grupo Eroski.

Los productos frescos marcan la diferencia

Para la realización de este Observatorio el Ministerio de Industria ha recogido los precios de 4.161 establecimientos, de los que 2.181 corresponden a establecimientos de distribución organizada, 1.176 a comercios tradicionales y 804 a comercios en mercados municipales.

La estadística se basa en la comparación de una cesta de la compra formada por 187 productos más consumidos, bien de alimentación o de droguería, según establecimientos y ciudades.

Así, las grandes diferencias entre las marcas, el mes pasado, se encontraron en la compra de productos frescos, donde sólo el pescado llegó a tener una diferencia del 74%.

Por ciudades, las diferencias de precios de los alimentos, alcanzaron el 24% y mientras Salamanca, Zamora y Orense, registraron los precios más reducidos, Bilbao, Cádiz y Valencia tuvieron los precios más caros.

Asimismo, la diferencia de precios en productos de droguería varió cerca del 26% en todo el territorio nacional y el ahorro de los ciudadanos en estas compras osciló entre un 28,9% y el 56%. Todos los datos se pueden consultar a través de la web del Ministerio de Industria.

"No debe haber miedo"

Sobre el descontento del sector por ofrecer los datos con los nombres de los establecimientos, Sebastián ha asegurado que "no debe haber miedo" a una caída del consumo, ya que, "lo estimula a través de una mayor competencia en el sector".

"No es un Observatorio de Precios hostil a la distribución comercial sino amigable para todos, también para los ciudadanos", ha apostillado.

Por su parte, las cadenas de hipermercados y de supermercados ha coincidido en criticar los datos por no reflejar variables como la calidad del servicio y producto.

Críticas de la distribución

Fuentes de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de la Distribución (Anged)  han apuntado que "en principio no parece que los datos sean muy rigurosos, ya que no tienen en cuenta la calidad del producto y del servicio o la variedad de la oferta, que son aspectos muy valorados por el consumidor".

"Si se mide sólo el precio, favoreces al que ofrece menos calidad y menos frescura", ya que estos productos son generalmente más baratos, han apuntado desde Anged.

En cuanto a la recogida de precios en los puntos de venta -que en esta primera ocasión se ha realizado entre el 9 y el 24 de octubre pasados-  han indicado que "el precio de los perecederos a menudo varía cada día, por lo que para hacer una toma representativa se tendrían que recopilar todos los datos en una sola jornada.

Como ejemplo, han recordado que la cotización del pescado fresco puede registrar grandes variaciones de un día a otro según las capturas y la lonja.

Noticias

anterior siguiente